INN CONTENT PARA AXE

AxeCrew: los jóvenes con miles de seguidores que buscan hacer del gaming una profesión

La marca de cuidado masculino impulsa y potencia a los adolescentes uruguayos que están interesados en  convertir el gaming en su carrera 

AxeCrew

Romina tenía solo un año cuando empezó a sentir pasión por las computadoras. Su mano apenas podía agarrar el mouse que usaba para jugar los videojuegos que su padre le ponía para entretenerla, mientras él arreglaba aquellos aparatos que los clientes le confiaban. Así, de toda de toda la vida, es su vínculo con el gaming.

Con solo 17 años Romina (A.K.A. Rominaba12) es una de las seis integrantes de la AxeCrew, que puede definirse como un grupo de jóvenes elegidos por la marca de cuidado masculino Axe para potenciar sus habilidades, su pasión por los videojuegos y para ayudarlos a profesionalizarse en el mundo del gaming. "Somos un grupo de seis pibes que buscan crecer y tuvieron la suerte de que una marca apostara por ellos y lo está logrando", explica la joven.

El mensaje que recibió para integrar el grupo la sorprendió, nunca imaginó que en Uruguay una empresa decidiera apoyar a los gamers del país. "Me contactaron por Instagram y al principio pensé que era una broma, pero entré al perfil y vi que también estaban amigos míos. Es una oportunidad tremenda", asegura Romina.

"Salgo de las clases y es como una terapia porque me divierto mucho"

Guido Fernández. Foto: Instagram.
Slend00204.500 seguidores

Algo similar le pasó a Guido (A.K.A.Slend00), de 16 años, uno de los primeros integrantes de la AxeCrew. "Estaba caminando por la calle, miré el celular y tenía un mensaje de la cuenta principal de Axe. No no lo podía creer. Llegué a mi casa y le conté a mi madre, se puso re contenta y nos emocionamos los dos. Mi padre también, estaba re feliz", recuerda.

Para Joaquín (A.K.A. Kairy) esto va más allá de un grupo, "es una familia", dice. "La gran mayoría nos conocemos de antes, de hacer streaming, entonces yo lo considero más una familia que otra cosa", explica. En la misma línea habla Romina y agrega: "Tuve la suerte de que está conformada por gente que yo ya conocía, nunca me sentí incomoda y ahora siento la responsabilidad de tener que representar algo".

                  Los primeros pasos de un profesional

Aunque las historias son diferentes, hay un punto en el que todos coinciden: llegar a ser gamer −poder dedicarle el tiempo suficiente, atraer a miles de seguidores de todo el mundo y tener una retribución por hacerlo− no es una tarea fácil. "Al principio cuesta muchísimo y en América Latina mucho más", cuenta Joaquín y explica que lo más difícil es poder potenciarse y conseguir usuarios que quieran seguir sus streamings.

AxeCrew

"Yo stremeo entre el lapso de las 17:00 y las 19:00 horas y tiendo a estar hasta las 23:00 o 24:00. Pero es mucho más que ese horario, me gusta mucho diseñar, que este bien la estética de mi canal y eso lleva su tiempo", cuenta Romina. Ella, que empezó hace cuatro años, recibió su primer pago en abril: "Me acuerdo de estar en el comedor de mi casa cuando me llegó el primer pago de PayPal y no podía creerlo. Actualmente casi todo los meses cobro y hay torneos con los que también generás ingresos", explica.

Pero no es solo la retribución económica la que hace que este grupo de jóvenes quiera crecer en el mundo del gaming, sino la posibilidad de poder ser ellos mismos, mantener su esencia y mostrarse a sus seguidores tal cual son, sin tener que aparentar.

Guido cuenta que cuando hace streamings no prepara un guion, le basta con conectarse en su cuenta de Twitch, prender la cámara y empezar. Los saludos de sus seguidores no tardan en llegar, las preguntas, los comentarios, los pedidos para que los mencione. En pocos minutos la comunidad crece y él empieza a hacer lo que más le gusta: jugar. "Sale todo natural", dice.

Cuando llega del liceo se prepara un café con leche y se sienta al frente de su computadora. De su cuarto se transporta a un mundo diferente donde una comunidad lo espera ansiosa. "Salgo de las clases y es como una terapia porque me divierto mucho, si algo anda mal la gente te levanta el ánimo o capaz pasa al revés, estás muy feliz y alguien que te mira está medio triste, entonces lo alegrás, hablás con él en el stream y hay gente que se pone muy contenta. Es un ambiente re lindo", asegura.

"Uno tiene la posibilidad de alegrarle el día a otro simplemente iniciando una conversación en un stream o dejándole la view para que no se sienta tan solo"

Romina Alba. Foto: Instagram.
Rominaba128.400 seguidores

Sin embargo los videojuegos no sirven únicamente para sociabilizar, también ayudan a desarrollar habilidades y potenciar destrezas en distintas áreas del conocimiento. 

"En Europa se le dan cursos a los profesores de cómo pueden enseñar física con juegos que no tienen que ver, a priori, con física. De esa forma, no es algo tan aburrido como estar en un salón de clase y se pueden aprender incluso mejor los conceptos", explica Joaquín

La concentración y el desarrollo de la creatividad son otros puntos a destacar, también "aprender idiomas, porque hay gente de otros países con la que te podés hablar en inglés, en portugués", agrega Romina

                                   "Falta ese clic"

La industria del gaming crece cada vez más de forma internacional y el número de interesados aumenta año a año. En la actualidad, hay más de 3.000 millones los gamers en el mundo y se espera que generen US$ 159.300 millones durante este año, según el 2020 Global Games Market Report de Newzoo.

Axe es una marca que acompaña este crecimiento y tiene el objetivo de potenciar a todos los jóvenes que quieran iniciar, ayudándolos a desarrollarse y dándoles oportunidades.

"Ser parte de AxeCrew para mí es muy importante, porque es de las pocas marcas que dan apoyo a los creadores. Te das cuenta de ya no estás vos solo por tu cuenta sino que tenés alguien atrás que te está bancando", explica Joaquín.

Entender al gaming como un trabajo y a los videojuegos como plataformas en las que se puede encontrar herramientas para mucho más es un debe a solucionar en Uruguay. "Lo que falta es ese clic", considera.

"Con AxeCrew ya no estás vos solo por tu cuenta, sino que tenés alguien atrás que te está bancando"

Joaquín Oliba. Foto: Instagram
Kairy7.900 seguidores

Para Guido los videojuegos generan una pasión como lo hace el fútbol para muchos, solo que en vez de mirar un partido real se mira online y con personajes. 

"El tema de Uruguay es que nos falta un montón, porque la gente no quiere apostar acá", opina Romina. "Axe sí, y siento que da hincapié a que más gente se anime a stremear", agrega.

Axe no solo ayuda en brindar equipos nuevos como cámaras, teclados profesionales y sillas ergonómicas para mejorar la calidad del streaming y así impulsar los canales. También apoya en el crecimiento de los jóvenes en colaboración con otros gamers más reconocidos, como es el caso del uruguayo ZZK, actualmente radicado en Argentina.

"A mi lo que me encantaría es poder vivir de esto y que todos los stremears y creadores de contenido en Uruguay puedan crecer, que se haga mucho más grande el contenido, que sea más reconocido. Que la gente vea lo que hacemos y se sienta orgullosa de que somos uruguayos", finaliza Guido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados