Salud

Ataque cardíaco y paro cardíaco: ¿En qué se diferencian?

En algunos casos uno puede darse como consecuencia del otro, pero los dos términos no tienen el mismo significado.

cardiaco, corazon
Foto: Pixabay

Si bien las palabras ataque cardíaco (infarto) y paro cardíaco se suelen usar como sinónimos, ambas se diferencian en relación a sus causas. En algunos casos el segundo puede darse como consecuencia del primero, pero los dos términos no tienen el mismo significado.

El ataque cardíaco (infarto) se origina por un fallo del suministro de sangre y oxígeno al corazón, mientras que el paro cardíaco se da por problemas en el sistema eléctrico interno del mismo órgano.

Si el flujo de sangre al corazón disminuye o se detiene o si el ritmo de los latidos se altera, las consecuencias pueden ser mortales. Como se sabe, el corazón humano es como el motor de un carro, pues es la fuente de alimentación que mantiene el cuerpo en movimiento.

Ataque cardíaco (infarto) 
El ataque cardíaco (también llamado infarto, ataque al corazón o infarto de miocardio) es un fallo del suministro de sangre al corazón. Si no se recibe tratamiento rápidamente, el músculo cardíaco deja de bombear y comienza a morir.

¿En qué se diferencia de un paro cardíaco? En los ataques cardíacos el corazón sigue latiendo, pero el flujo sanguíneo hacia el órgano se encuentra bloqueado.

Un ataque al corazón puede ocurrir en cualquier momento: cuando usted está descansando o dormido, después de un aumento súbito en la actividad física, cuando está activo afuera con clima frío, después del estrés emocional o físico súbito e intenso, incluyendo una enfermedad.

La causa más común de los ataques cardíacos es la enfermedad de las arterias coronarias. Esta se da por la acumulación de placa (colesterol y otras células) en las paredes de las arterias. Eventualmente, un área de la placa puede romperse, formándose un coágulo de sangre a su alrededor y dando paso al infarto.

Para conocer más sobre los ataques cardíacos y sus síntomas, CLIC AQUÍ.

Paro cardíaco 
Un paro cardíaco es un fallo del sistema eléctrico interno del corazón, que controla el ritmo de los latidos. Ciertos problemas pueden causar ritmos cardíacos anormales llamados arritmias. Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado lento, demasiado rápido o dejar de latir. Cuando el corazón desarrolla una arritmia donde este deja de latir, se produce un paro cardíaco súbito.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. también señala que entre las causas de paro cardíaco están la enfermedad de las arterias coronarias, estrés físico y algunas condiciones genéticas. Pero, a veces, no es posible saber la causa.

De acuerdo al Instituto del Corazón de Texas, el primer signo de un paro cardíaco es desmayarse o perder el conocimiento, lo cual sucede cuando el corazón deja de latir. La respiración también podría detenerse en ese momento. Algunas personas pueden sentir un mareo inmediatamente antes de desmayarse.

Una persona con paro cardíaco debe recibir atención médica de inmediato, sino morirá en pocos minutos. Hay más posibilidades de sobrevivir si el paciente recibe desfibrilación, choque eléctrico para restaurar el ritmo cardíaco normal. Además, se le debe brindar resucitación cardiopulmonar (RCP) hasta que la desfibrilación esté disponible.

Principal causa de muerte 
Existen muchos tipos de enfermedades cardíacas pero la más común es el estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias, los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón. A esto se le llama cardiopatía isquémica, cardiopatía coronaria o enfermedad de las arterias coronarias, y se desarrolla lentamente con el transcurso del tiempo.

Solo en el año 2016, la cardiopatía isquémica mató a más de 9 millones y medio de personas, ratificando que es la principal causa de muerte en el mundo. En segundo lugar, con más de 5 millones de víctimas, se ubicó el accidente cerebrovascular (ACV).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)