A 50 AÑOS DEL ALUNIZAJE

Así comían y bebían los astronautas que llegaron a la Luna

La tripulación del Apolo 11 tenía opciones un poco más sabrosas de las que habían tenido sus colegas anteriores

apolo 11 comida
NASA

La primera persona en ir al espacio y la primera en comer allí fue el cosmonauta Yuri Gagarin. Las únicas opciones que tenía era puré de carne, hígado y verduras que succionaba desde un tubo. Los astronautas del Programa Gemini no tuvieron menús más apetitosos. Llevaban bolsas que contenían arroz con leche, huevos revueltos y pollo al curry, café y leche que debían rehidratarse.

A la hora de llegar a la Luna en 1969, la comida espacial había mejorado un poco.

“Más de 70 artículos conforman la lista de alimentos rehidratables seleccionados”, explicó la NASA en el kit de prensa de 250 páginas que entregó para la misión del Apolo 11. La carpeta enumera el menú día por día, comida por comida para cada tripulante y explica cómo se prepararon algunas de las comidas.

“Después de inyectar agua en una bolsa de alimentos, se amasa durante unos tres minutos. El cuello de la bolsa se corta y la comida se aprieta en la boca del tripulante”, se lee.

El helado liofilizado no estaba en la lista, pero sí las bebidas de frutas en polvo, junto con los cubitos de tocino, cóctel de camarones, estofado de carne vacuna, salchichas, ensalada de frutas, ensalada de atún, brownies, torta de chocolate y hasta paquetes de chicles.

Durante las misiones de Apolo, cuando los astronautas pudieron hacer algo de ejercicio limitado dentro de la cápsula y se ejercitaban sobre la Luna, los nutricionistas de la NASA aumentaron la ingesta de calorías a 2.800.

Para el Apolo 11, los alimentos consiguieron estar más sabrosos que en las misiones anteriores y ya no era necesario que fueran ingeridos a través de una pajita, sino que podían comer con cuchara.

A bordo del Apolo no se embarcaba agua potable. Toda la que consumían los astronautas era un subproducto de las pilas de combustible en las que se generaba electricidad haciendo reaccionar hidrógeno y oxígeno. El resultado era una líquido próximo al agua destilada.

A pesar de la dieta variada y el aumento de calorías, casi todos los astronautas perdieron peso durante las misiones. Neil Armstrong bajó 4 kilos durante su vuelo de Apolo 11; el comandante del Apolo 13 Jim Lovell perdió 6 kilos, en parte debido a la deshidratación debido al racionamiento del agua.

Los astronautas a menudo se quejaban de que la comida del espacio era insípida, pero no podían simplemente llevar sal y pimienta con ellos porque se irían flotando tan pronto como los rociaran sobre la comida. Pequeñas sustancias como esta podrían obstruir las salidas de aire y los equipos o incluso atascarse en los ojos, la boca o la nariz de los astronautas. Entonces, a partir de la década de 1980, la NASA comenzó a enviar sal y pimienta líquidas.

El alcohol ha sido consumido en el espacio, principalmente en pequeñas cantidades por los cosmonautas en sus primeras estaciones espaciales. Está prohibido, sin embargo, en la Estación Espacial Internacional. Incluso una pequeña cantidad podría romper el complejo sistema de recuperación de agua de la estación, que se alimenta con agua del sudor y la orina de los astronautas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)