Tecnología

La apuesta uruguaya por los autos sin chofer

Desarrollan prototipos de vehículos que toman sus decisiones.

Tecnología. el desarrollo de este tipo de vehículos pueden cambiar el empleo y tendrá impacto en diferentes rubros de la industria uruguaya.
Tecnología. el desarrollo de este tipo de vehículos pueden cambiar el empleo y tendrá impacto en diferentes rubros de la industria uruguaya.

Un auto sin conductor que transporte personas, otro coche que, en soledad, transporte mercadería de un punto a otro en una planta, un servicio de delivery sin repartidores humanos o un aparato que barra las calles de la ciudad. Son aspiraciones de un proyecto estadounidense para generar autos autónomos. Lo hacen "jugando" a través de pequeños vehículos en una iniciativa en la que Uruguay se ha sumado en los últimos dos meses.

El movimiento se llama "DIY Robocars Montevideo". Su lema principal es crear "vehículos autónomos de nivel profesional con bajo presupuesto". "DIY" es la sigla en inglés "Do It Yourself": "Hágalo usted mismo". Este grupo tiene unos 150 uruguayos quienes se entusiasman en el progreso local de esta tecnología.

La idea la tuvo Chris Anderson, un periodista y conferencista estadounidense fundador de Wired, una de las revistas de tecnología más prestigiosas del mundo. Quienes importaron la iniciativa fueron los integrantes de la incubadora de empresas ThalesLab, de Genexus, quienes cuentan con el apoyo del Plan Ceibal, de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"La idea es aprender a dominar la tecnología jugando con la iniciativa de los robocars (…) Si bien parece un juego, hay mucha ingeniería detrás", comentó Rodolfo Roballo, uno de los participantes de esta iniciativa.

La experiencia.

A estos autos a control remoto, de 200 dólares, se les saca la electrónica y se les implanta un chip y una cámara. Luego, cada uno debe enseñarle al vehículo a manejarse solo como si fuera el instructor de una academia: el usuario toma el control remoto y mueve las perillas del joystick como si estuviera jugando. De esa manera, cuando se lo pone en la pista, empieza a registrar datos. Sin sensores, esa cámara saca 20 fotos por segundo. Es capaz de realizar un paneo de todo lo que está a su alrededor. Ese es su método de aprendizaje.

Operaciones: Luciano Silveira y Rodolfo Roballo trabajan con sus vehículos autónomos en el LATU. Foto: Francisco Flores
Operaciones: Luciano Silveira y Rodolfo Roballo trabajan con sus vehículos autónomos en el LATU. Foto: Francisco Flores

Tras su etapa en pista, y algunas configuraciones en la computadora, el vehículo está pronto para manejarse solo. En un experimento hecho el lunes pasado en el evento anual de Genexus, los autos replicaban los movimientos enseñados en una primera instancia ante la sorpresa de algunos de los presentes.

"El vehículo empieza a comparar lo que él tiene con lo que él tenía guardado. Aunque no es solo repetición en la cual el vehículo dice: Pasé por tal lugar y debo replicar lo mismo. Si no que empieza a sacar sus propias decisiones y realizar sus propias inferencias", comentó Roballo.

Diego Silva, otro uruguayo que ha participado en estos eventos, lo ejemplificó con la vida real: "Es algo que también pasa con el cerebro humano. Por ejemplo, cuando veo una señal de pare, que nunca antes la había visto, tengo que aprender a frenar". Estos vehículos autónomos atraviesan el mismo camino.

Esa "red neuronal" que va asimilando es lo que le da poderío a esta tecnología. Según Roballo, el algoritmo se termina construyendo solo a partir de las experiencias que va teniendo el propio dispositivo.

Encuentros.

La iniciativa es abierta a todo el público. "La idea es que a cualquiera que le guste programar, se puede acercar", comentó uno de los mentores de este movimiento.

La comunidad que se ha armado sirve para intercambiar opiniones sobre cómo deberían ser los autos. En algunos casos utilizan impresoras 3D para generar sus propios diseños.

En los últimos dos meses se realizaron dos reuniones y en octubre está prevista la tercera. "Este es el primer movimiento que se genera de este tema en Latinoamérica", comentó Roballo.

"Todos los programadores subimos a un mismo lugar todos los hitos que vamos logrando", agregó Diego Silva.

Los eventos sirven para generar competencias de velocidad: los participantes buscan que sus robots aprendan determinadas rutas y puedan cumplirlas en el menor tiempo posible.

Otra línea.

Paralelamente a estos robots, Thaleslab viene desarrollando en el último año prototipos de vehículos autónmos cuyas funciones son más específicas. En estos casos sí se necesitan sensores.

"Por ejemplo, para el agro, un vehículo podría cargarse de frutas y que vaya a descargarlas automáticamente y vuelva al punto para seguir recolectando", comentó Roballo.

Dependiendo de la información de los sensores que se le apliquen y un programa informático instalado, el vehículo hará determinada función.

Auto sin conductor se accidenta en California

A principios de septiembre, un auto sin chofer de Apple se accidentó por primera vez en California. Según informó la cadena CNN, la compañía informó al Departamento de Motores Automotrices de la ciudad que uno de sus coches chocó en la autopista cerca de la sede de la compañía. Tras el episodio, no hubo que lamentar heridos.

CNN indicó que se sabe muy poco acerca del programa de los coches sin conductor de Apple. Lo han manejado con tanto hermetismo que la compañía fundada por Steve Jobs nunca dio información pública sobre este desarrollo.

Documentos judiciales confirmaron que la compañía tenía al menos a 5 mil empleados trabajando en el proyecto, informó el diario El Universal de México.

Los marca Tesla que ya circulan en Uruguay

El presidente de Zonamérica, Orlando Dovat, informó en su cuenta de Twitter en noviembre del año pasado que adquirió el Tesla, modelo SP90D, que puede manejarse solo, sin necesidad de tomar el volante.

Este coche es eléctrico y posee una autonomía con una carga de unos 500 kilómetros. Según figura en la web de Tesla Motors, se puede adquirir a precios (en libras) que van de 84.300 (US$ 123.000) a 96.200 (US$ 141.000).

En Uruguay circulan tres vehícuos. Uno de ellos es el de Dovat. Según supo El País, otro pertenece a un importante empresario local y un tercero estaba dentro de un container en la Aduana a fines de junio, según informó el semanario Búsqueda.

FUTURO

Empleos que serán sustituidos en 2022.

Este tipo de inventos ya han tenido impacto en el mundo. De hecho, en 2025 más de la mitad de los puestos de trabajo que hoy existen serán reemplazados por tareas que realizarán máquinas, según un estudio del Foro Económico Mundial.

El estudio, que entrevista a ejecutivos y directores de recursos humanos de 20 países que gestionan 15 millones de empleados en el mundo, asegura que la robotización podría desaparecer 75 millones de empleos en el mundo de aquí a 2022.

Si bien este foro concluye que podría tener impactos negativos para aquellos que pierden el trabajo, esta nueva era también generaría nuevos puestos. Según los cálculos realizados, de aquí a 2025 se crearían 133 millones de empleos nuevos.

Los expertos que elaboraron este reporte aseguraron que para que esos empleos puedan ser ejercidos, los trabajadores tendrán que hacer un enorme esfuerzo de formación y adaptación, consigna la agencia EFE. De hecho, la encuesta revela que el 54 % de los empleados deberán actualizar sus capacidades y conocimientos.

La mitad de las empresas respondieron en la encuesta que solo piensan capacitar a los empleados que tienen roles clave.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º