GIGANTES TECNOLÓGICOS

Apple y Qualcomm llegan a un acuerdo y se termina la guerra de patentes

Tras dos años llegaron a un acuerdo; Apple usará sus chips.

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

La multinacional Apple y el fabricante de chips estadounidense Qualcomm anunciaron este martes un acuerdo por el que ponen fin a todas las disputas judiciales relacionadas con patentes que mantenían abiertas en varias partes del mundo.

Las dos compañías emitieron un escueto comunicado conjunto en el que no ofrecieron detalles concretos como cuantías o fechas, pero aseguraron que la decisión pone fin a “todos los litigios que hay en marcha”, incluyendo aquellos que Qualcomm mantiene con los proveedores de Apple.

Como parte del acuerdo, Apple aceptó pagar a Qualcomm (que en la mayoría de estos casos era la parte demandante) una cantidad de dinero no especificada, y Qualcomm concedió a Apple una licencia de seis años extensible a otros dos para usar su tecnología.

Además, la firma de San Diego (California, EE.UU.) proveerá de nuevo chips al fabricante del iPhone durante “varios años”.

El acuerdo de hoy pone fin a múltiples batallas judiciales que las dos empresas mantenían abiertas en juzgados de todo el mundo, especialmente en China y EE.UU., y que en la mayoría de los casos se remontaban a acusaciones por parte de Qualcomm de que Apple o sus proveedores estaban usando sin licencia tecnología que le pertenecía.

Apple. Se la había excluido porque el precio de sus papeles era demasiado alto para el índice. Foto: Reuters.
Foto. Reuters

El pasado 26 de marzo, por ejemplo, una jueza de la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. recomendó que se prohibiese la importación de ciertos modelos de teléfonos iPhone fabricados en China al determinar que la empresa californiana que dirige Tim Cook infringía una patente del fabricante de chips.

Unos meses antes, en diciembre, un tribunal chino aceptó la petición de Qualcomm contra Apple en el país asiático por infracción de patentes y ordenó a la compañía de la manzana mordida que no vendiese en ese mercado los modelos de iPhone afectados, entre ellos el iPhone 7 y el iPhone 8.

En esa ocasión, la compañía de Cupertino (California, EE.UU.) acusó a Qualcomm de estar “esforzándose para prohibir” sus productos como un “movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están bajo investigación por reguladores de todo el mundo”. Durante varios años, Qualcomm fue el proveedor de chips para iPhone, una relación comercial que se deterioró con el tiempo y que Apple finalmente rompió por completo el año pasado, cuando dejó de usar microprocesadores de esa compañía para su nuevo modelo XS.

Las razones.

Apple acusaba a Qualcomm de aprovecharse de su posición dominante para cobrar precios exorbitantes por sus chips patentados, que permiten a los teléfonos inteligentes conectarse a redes móviles.

“Para poder comprar los chips de Qualcomm u obtener acceso a las patentes ofrecidas en garantía de un estándar celular, Qualcomm exige que los terceros le paguen una regalía mucho mayor”, argumentaba Apple.

“Lo que esto significa en el caso del iPhone es que cuando los ingenieros de Apple crean una nueva y revolucionaria función de seguridad, como el ‘Touch ID’, que permite tecnologías de vanguardia como Apple Pay, Qualcomm insiste en que se le paguen regalías por éstas y otras innovaciones en las que no contribuyeron y los pagos aumentan”.

Qualcomm, que tenía mucho en juego en el juicio porque la mayoría de sus ingresos provienen del cobro de regalías, negaba el argumento de Apple y aseguraba que su único motivo para ir a la justicia era para negociar precios a la baja.

Ambas empresas estaban enfrentadas desde una primera demanda que presentó Apple en enero de 2017.

Tras conocerse el acuerdo, las acciones de Qualcomm se disparaban un 5,22 % en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados de valores en Nueva York, mientras que las acciones de Apple bajaban ligeramente un 0,1 %.

Intel

El gigante de la electrónica estadounidense, Intel, aseguró el martes que se retira del negocio del módem para teléfonos inteligentes 5G, horas después de que Apple y el fabricante de microchips Qualcomm anunciaran que habían logrado un acuerdo en el tema de patentes. Los módems que conectan los teléfonos inteligentes a las redes de telecomunicaciones estaban en el centro de la batalla entre Apple y Qualcomm. Intel dijo que “completará una evaluación de las oportunidades para los módems 4G y 5G en computadoras, dispositivos de internet y otros dispositivos centrados en datos”, mientras busca oportunidades de inversión en su negocio de infraestructura de redes 5G. “El 5G sigue siendo una prioridad en Intel, y nuestro equipo ha desarrollado una valiosa cartera de productos inalámbricos y propiedad intelectual”, dijo el presidente ejecutivo Bob Swan.

“Estamos evaluando opciones para obtener el valor de lo que hemos creado, incluyendo las oportunidades en una amplia variedad de plataformas y dispositivos centrados en datos en un mundo 5G”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)