TRADICIONES

Año nuevo: las cábalas y rituales para comenzar el 2020

Ropa interior amarilla o rosada, uvas, balde de agua y más costumbre que buscan asegurar prosperidad y amor en el próximo año

uvas
Doce uvas para fin de año

La ropa interior amarilla y rosada se vende como pan caliente en estos días. Al igual que en varios países de América Latina, se usa al recibir el Año Nuevo para invocar prosperidad, amor y abundancia, tal como comer lentejas o uvas a la medianoche, tradiciones muy arraigadas en la región.

La tradición indica que la ropa interior amarilla o rosada que se usa durante la noche de Año Nuevo debe ser regalada. Algunos plantean que también hay que ponérsela al revés para asegurar un año con mayor pasión.

En buena parte de los países de la región se comen lentejas la noche de Año Nuevo y 12 uvas, una por cada mes del año que viene acompañando las 12 campanadas y pidiendo un deseo con cada una.

También quienes aspiren a viajar dan justo a la medianoche un pequeño paseo portando una valija.

Otra de las tradiciones más extendidas es dar el primer abrazo de saludo del Año Nuevo a alguien del sexo opuesto, lo que aseguraría el amor durante los próximos 12 meses.

También es usual que la gente tire a la calle un balde de agua para limpiar el camino del año que comienza y que desde las ventanas vuelen miles de trocitos de calendarios del año viejo.

En Brasil, con una importante población devota de cultos como el candomblé y el umbandismo, muchos se visten de blanco para hacer sus ofrendas a Yemanyá, diosa del mar, y lanzan en playas como las de Rio de Janeiro rosas y gladiolos como ofrendas para asegurar paz y prosperidad.

Y en algunos países se queman muñecos que representan a figuras poco populares, una costumbre arraigada en antiguas prácticas indígenas andinas de justicia popular, que permite a los ciudadanos dar rienda suelta a su cólera contra esos personajes.

"Una monedita para el Judas", es una frase muy conocida y reiterada, principalmente por los niños, días antes del fin de año. En este caso no se trata de una figura reconocida sino de cualquier muñeco de trapo hecho a mano.

El objetivo es quemar el muñeco en la misma noche del 31, un día antes del nuevo año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados