Espacio

Andrómeda destruyó una galaxia masiva que era hermana de la Vía Láctea

La Vía Láctea tuvo una hermana, una galaxia masiva que, según han deducido los científicos, fue "triturada y canibalizada" hace dos millones de años por Andrómeda, nuestra vecina galáctica más cercano, señala un estudio que publica hoy Nature Astronomy.

Galaxia Andrómeda. Foto: Wikipedia
Galaxia Andrómeda. Foto: Wikipedia

Aunque esa gran galaxia fue casi totalmente destruida, ha dejado rastro de su existencia en una halo casi invisible de estrellas que es incluso mayor que la propia galaxia de Andrómeda, además de una corriente de estrellas y una enigmática galaxia, la M32.

El estudio de M32 ayudará a los astrónomos a entender cómo la galaxias de disco como la nuestra evolucionan y sobreviven a las grandes fusiones.

La galaxia desaparecida, llamada M32p, era la tercera más grande del Grupo Local, justo detrás de la Vía Láctea y de Andrómeda, según recuerda en un comunicado la estadounidense Universidad de Michigan, una de las que participó en el estudio.

El equipo de expertos usó modelos hechos por ordenador para poner juntas todas las evidencias sobre la existencia de la galaxia perdida, las cuales revelaron que se trataba de la hermana de la Vía Láctea.

Los científicos siempre han sabido que ese gran halo casi invisible de estrellas que rodea a las galaxias "contiene los restos de galaxias más pequeñas canibalizadas" y como tal sería el caso de Andrómeda.

Pero las simulaciones llevaron a los astrónomos a entender que por muchas pequeñas galaxias que hubiera destruido Andrómeda, la mayoría de las estrellas de su halo exterior habían formado parte de una única galaxia con la que había acabado.

El autor principal del estudio, Richard D'Souza, indicó que se trató de "un momento eureka. Nos dimos cuenta de que podíamos usar la información del halo exterior de Andrómeda para inferir las propiedades de la mayor grande de las galaxias que había sido triturada" por ella.

Para los expertos "fue impresionante" darse cuenta de que la Vía Láctea tenía una hermana mayor y nunca lo habían sabido, señaló otro de los autores del estudio Eri Bell.

Este descubrimiento también puede servir para desentrañar un misterio antiguo: La formación de la "enigmática galaxia satelital" M32, que es muy densa y compacta, y de la que los expertos sugieren que en realidad sería el núcleo de la hermana perdida de la Vía Láctea.

Bell explicó que "M32 es un bicho raro", "no hay otra galaxia como ella" pues si bien parece un ejemplo compacto de una galaxia vieja y elíptica, en realidad tiene muchas estrellas jóvenes y es una de las más compactas del Universo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º