LITERATURA

Dos amantes de la lectura crearon sitio en redes para rastrear libros a pedido

Buscamos tu libro funciona desde el 24 de enero y ya tiene más de 3 mil seguidores

Librerías
La segunda etapa incluirá la publicación de un blog con recomendaciones.

"En un momento vamos a tener que empezar a vaciar las bibliotecas que tenemos; o salen los libros o quedamos afuera nosotros”, le comentó un día Sergio Requel (49 años) a Mauro Tomasini (46). Amigos de toda la vida, estos lectores compulsivos, como se definen, se vieron en la necesidad de empezar a buscarle destino a los cerca de seis mil libros que cada uno tenía acumulados en sus respectivas casas.

Ninguno de los dos tenía ganas de malvender su biblioteca. “Si me iba a sacar los libros de arriba, quería que fuera de una manera en que estuvieran bien vendidos por un tema no solo de recuperar la plata”, contó Sergio sobre el “problema” que desembocó en el nacimiento de Buscamos tu libro.

La idea fue crear un servicio a la población en el que estos amigos se ofrecen a buscarle a quien los contacta el libro que necesita, sea nuevo o usado. “Más que tu libro, lo pensamos como ‘buscamos tu lectura’”, acotó Sergio, ya que a partir de un libro lo que se inicia es un espiral que lleva a la búsqueda o recomendación de otro libro.

“Empezamos por invitar amigos que teníamos en redes sociales y se fue haciendo una cadena que nos ha sorprendido. No esperábamos tanto, tuvo una repercusión brutal. Cuando quisimos ver, en una semana y media teníamos tres mil seguidores, una cosa muy loca”, dijo Sergio sobre el sitio que abrieron en Facebook el pasado 24 de enero y que pocas semanas después llegó a Instagram. Además está el grupo de consulta que armaron en WhatsApp (094 090711) y el correo electrónico [email protected]

Cómo funciona.

Una vez que reciben la solicitud, comienzan a rastrear el libro en librerías de usados, por ejemplo. “Nos fijamos las ediciones, ya que algo conocemos, entonces sabemos si un libro hace 40 años que no se edita… Hasta ahora no hemos tenido problemas para conseguirlos”, relató Sergio.

Una vez que lo encuentran, le informan al cliente si es nuevo o usado, para que este decida si quiere ir él en busca del ejemplar o prefiere que se lo alcance Buscamos tu libro. La entrega a domicilio le suma la posibilidad del diálogo, que da lugar a nuevas transacciones y facilita entablar una relación más cercana.

“Creo que lo que nos falta hoy son muchos espacios de diálogo, en lo que tiene que ver con la lectura y con la literatura en general. En la medida de que se puedan aprovechar ese tipo de espacios, me parece que está bueno”, destacó Sergio intentando encontrar una explicación a la gran repercusión que viene teniendo Buscamos tu libro.

Ahorrarle tiempo a la persona podría ser una razón, pero para Sergio es hasta extraña. “Para mí no hay nada más placentero que ir a una librería a mirar libros y revolver, y sin embargo nos llama gente que tiene una librería a dos cuadras”, señaló.

También puede pasar por la desaparición de la figura del librero. “Hoy lo que tenemos en las librerías son vendedores, que podrían ser tanto vendedores de zapatos como de libros. A veces la gente no tiene muchas referencias de qué leer y es ahí donde nosotros nos sentimos más cómodos, recomendando a la gente lecturas”, apuntó Sergio.

“Nosotros vamos haciendo como un camino a la lectura, apostamos a que la gente lea. Si podemos contribuir de alguna manera con esta especie de delivery, lo hacemos. Es muy raro, muy loco”, agregó

Dos amigos que buscan fomentar la lectura

Mauro Tomasini es un fotógrafo que trabajó durante muchos años en el Serpaj (Servicio Paz y Justicia) y Sergio Requel hace tiempo que está vinculado a una federación de cooperativas de vivienda. Juntos sacaron hace 15 años un par de revistas literarias, El sur también existe y La tierra dividida. “Con ellas hicimos algún encuentro de escritores y trajimos autores argentinos. Las dejamos de sacar porque la revista en papel es compleja de hacer. Las sacábamos al costo y por una cuestión de gusto propio”, contó Sergio.

Segunda fase.

El siguiente paso que quieren dar es crear un sector de reseñas de libros hechas no solo por ellos mismos, sino también abierto a quien se quiera sumar. Sería una especie de boletín a imagen de lo que alguna vez fue la desaparecida revista El estante.

“La idea es empezar a sacar de forma digital, trimestralmente, un blog de novedades. Para eso estamos hablando con las editoriales y distribuidoras para que nos proporcionen información. No hemos tenido dificultades porque les sirve como promoción”, explicó Sergio.

El blog comenzaría a salir el 1° de marzo bajo el nombre Los Notables del Club Progreso, que alude a la novela Para una tumba sin nombre, de Juan Carlos Onetti. “Las reseñas no necesariamente serán de libros nuevos o que se estén vendiendo en ese momento, sino que pueden ser sobre libros que rescatemos de las bibliotecas, textos comparativos, autores que nos provoquen la búsqueda. Las novedades irán por un lado y por el otro lado estarán las reseñas, que es lo que nos gusta hacer a nosotros”, adelantó.

Un libro de Benedetti entre los más complicados

Casos de pedidos de libros raros, Buscamos tu libro tiene un montón. “Hay mucha gente veterana, jubilados, que nos están llamando por libros que leyeron en la infancia. Después hay gente que nos llama o escribe pidiendo un libro del que solo saben que había un personaje equis que hacía tal cosa, pero no recuerda el nombre ni el autor”, contó Sergio Requel.
Entre los más complicados de conseguir está El país de la cola de paja, de Mario Benedetti. “Nos pedían una segunda edición y la encontramos”, apuntó.
Un par de personas hacía años que estaban tras Banco, la segunda parte de Papillon, de Henri Charriére. Dieron con él y les proporcionaron a sus clientes el nexo para ubicarlo. Después aparece mucha gente buscando libros que se venden solo en el exterior. “En ese caso, los asesoramos un poco, les decimos dónde los pueden encontrar y cuál es el costo aproximado”, detalló Sergio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados