La modernidad transformó el concepto de vejez

Abuelos en "cuarta edad"

Mientras la ciencia debate en qué momento del calendario biológico la adultez languidece y sobreviene ese mote incómodo (y para muchos estigmatizante) de "adultos mayores", los especialistas propugnan la adopción del término "cuarta edad" para designar a los que superan los 80 años, etapa donde comenzaría la vejez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Al extenderse la vida, todas las etapas vitales también se alargan"

La proposición de "cuarta edad" tiene su lógica por efecto de la longevidad y la esperanza de vida, de los cambios sociales y, especialmente, por el corrimiento de los 65 años como la antigua fecha de inicio de la vejez o tercera edad. En Uruguay, los mayores de 60 años son más de 614.000 personas y representan el 18% de la población.

Pero el dilema para demógrafos, sociólogos y gerontólogos no se ciñe sólo a las coordenadas de la ancianidad. Abarca una discusión mayor, en la que los sexagenarios son el centro de las cavilaciones. Esa franja etaria desconcierta y tiene una difícil categorización. Especialmente por la porción creciente de adultos vitales, de clase media y alta, que en su séptima década se jactan de un excelente estado físico y mental. Son en su mayoría deportistas, hiperactivos y actualizados.

Independientes, viajeros, estetas y jóvenes de espíritu, emancipados de prejuicios, son hacedores de su propio destino con un encomiable libre albedrío.

A fuerza de experiencias capitalizadas, años de análisis y ansias de superación práctica y emocional, los guían el optimismo y una visión positiva sobre el paso del tiempo, en la que se incluyen los fracasos como forma de aprendizaje. Frente a esos dolores, reflexionan, aprenden, elaboran duelos más cortos y pasan a otra cosa. No hay tiempo que perder, pero sí mucho por vivir y redescubrir, parecieran decir con su actitud. En síntesis, son mentes jóvenes en cuerpos que ya no lo son, aunque gozan de un estado atlético que muchos de 30 y 40 envidiarían.

Con su saber emocional y su economía resuelta, también sacan ventajas sustanciales frente a otras generaciones más jóvenes. En su mayoría no se jubilan y continúan trabajando en aquello que alguna vez eligieron por vocación. Todos sin excepción renuncian a ser llamados sexagenarios. Identifican en esa etiqueta una connotación negativa y desactualizada y buscan una nueva nomenclatura capaz de definirlos.

Diversos estudios han dado cuenta de esta "novedad demográfica": uno reciente del Pew Research Center, de los Estados Unidos, arrojó que en ese país el 79% de los encuestados de entre 60 y 74 años ubicó la vejez después de los 85 años.

¿La razón? Ellos mismos afirmaron sentirse todavía jóvenes y así lo proyectaban. En el estudio, casi la mitad de los participantes de 60 años aseguró sentirse al menos 10 años más joven que su edad biológica, mientras que entre los 65 y los 74 años, un tercio dijo sentirse entre 10 y 19 años más joven que en su edad real. ¿Rapto de optimismo o un indicio de que habría que repensar las propias creencias respecto de la edad vital?

Etapas que se alargan.

"Al extenderse la vida, todas las etapas vitales también se alargan y cambian los comportamientos. Y los de 60, Viagra y gym mediante, hoy se asemejan más a la gente de 40 en sus comportamientos que a sus madres a esa edad. Ese grupo va claramente in crescendo", apunta la doctora en psicología Mirta Cohen, especialista en adultos mayores.

El sexólogo Adrián Sapetti, autor del libro Sexo: Un camino hacia el placer compartido, no cree que exista un "rejuvenecimiento sexual": "No se puede afirmar que a partir de los 60 lo exista, sino más bien una manera diferente de vivir la sexualidad"

"Cada etapa trae lo suyo y desestimar la autonomía o el aporte de la experiencia, como algo secundario o superfluo, termina siendo bastante suicida", opina el filósofo Miguel Álvarez Giesso.

CLAVES.


1 - Vejez.


Según los psicólogos, la vejez comienza cuando "decae el deseo, fallan las fuerzas y se pierde el sentido de la vida". No obstante, advierten, esto puede ocurrir a cualquier edad y no tiene importancia si una persona es mayor de 60 años.

2 - Cifras.


Una encuesta de Pew Research Center reveló que el 79% de los estadounidense de entre 60 y 74 años considera que la vejez comienza después de los 85 años. Casi la mitad de los participantes de 60 años aseguró sentirse 10 años menor.

3 - Sexo.


Los expertos coinciden en que las personas mayores de 60 años no tienen un rejuvenecimiento sexual. De todas formas, cada pareja, según sis tiempos, puede encontrar una forma distinta de "hacer el amor", según comentaronn los sexólogos.

SABER MÁS

“Es una manera distinta de vivir la sexualidad”


“Se supone que uno llega a esa edad conociendo cuáles son sus limitaciones, pero también sus potencialidades. Pueden pedir por lo que les gusta y orientar cómo deben ser estimulados. Es el encuentro con un nuevo erotismo”

“No se puede afirmar que a partir de los 60 haya un renacimiento sexual, sino más bien una manera diferente de vivir la sexualidad: el varón tardará más tiempo en lograr la erección y la mujer presente un deseo sexual hipoactivo”.

Adrián Sapetti. Sexólogo argentino, autor del libro "Un camino hacia el placer compartido" (Ediciones Lea).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)