STREAMING

"Rebelde": historia, éxito y críticas de una serie que ahora tiene nueva vida en Netflix

Veinte años después de que Cris Morena lanzara "Rebelde Way", la plataforma de streaming estrena una nueva remake mexicana de la tira juvenil

Camila Bordonaba, Benjamín Rojas, Luisana Lopilato y Felipe Colombo de "Rebelde Way". Foto: Difusión
Camila Bordonaba, Benjamín Rojas, Luisana Lopilato y Felipe Colombo de "Rebelde Way"

Hace 20 años, Cris Morena decidió correrse del tono naif que hasta entonces predominaba en sus ficciones, y optó por ofrecerle al público otra visión de la adolescencia. En torno al despertar sexual y los romances turbulentos, construyó Rebelde Way y logró uno de sus mayores éxitos.

Estrenada en 2002, la telenovela/serie juvenil fue emitida en 39 países y se convirtió en un verdadero fenómeno en territorios como España e Israel. Tuvo películas, giras musicales y discos, impulsó carreras actorales y rápidamente originó una seguidilla de remakes varios.

Una de ellas, Rebelde, a secas, se estrenó en México en 2004 y tuvo un impacto a similar escala, que ahora está pronto para resurgir. Hoy Netflix estrenó una nueva Rebelde, también mexicana, con otra generación de alumnos y con una trama fiel a la de los orígenes, lista para conquistar a los adolescentes de otro tiempo y otro mundo.

“Bienvenidos al Elite Way School, el prestigioso internado donde el tortuoso camino hacia el estrellato no es para pusilánimes”, anuncia la plataforma de streaming. La primera temporada contará con ocho episodios dirigidos por Santiago Limón (Historia de un crimen: la búsqueda) e Yibran Asaud (La casa de las flores), y recuperará algunos guiños de antaño.

La nueva serie presentará a otra camada de estudiantes que intentará ganar la batalla de bandas del EWS, un concurso musical que les brindaría la oportunidad de triunfar en el terreno musical. En paralelo, los amores y las amistades se enredarán con una sociedad secreta (una “logia”) que podría arruinarles el sueño.

El elenco casi que netamente mexicano incluye a un argentino, Franco Massini (Esperanza mía), y una cuota de sangre uruguaya, ya que uno de los protagonistas es Sergio Mayer Mori, el hijo de la reconocida actriz montevideana Bárbara Mori.

Sergio Mayer Mori, Selene, Jeronimo Carillo y Azul Guaita de la serie "Rebelde". Foto: Netflix
Sergio Mayer Mori, Selene, Jeronimo Carillo y Azul Guaita de la serie "Rebelde". Foto: Netflix

¿Pero cómo fue que una idea de Cris Morena terminó, dos décadas después, como la nueva gran apuesta latinoamericana de Netflix? ¿Y qué fue lo que pasó en el camino? Acá, su recorrido.

la fórmula original

La historia de "Rebelde Way", el original

Con Verano del 98 y sobre todo con Chiquititas, Cris Morena se había consagrado, para inicios del milenio, como una creadora experta en entender los gustos del público infantil y juvenil.

Rebelde Way fue otra muestra de su talento. En plena crisis socioeconómica, en 2002, ella abrazaba un nuevo éxito de la mano de la más elitista de sus producciones: la historia de un colegio secundario al que iban los hijos de las personas más poderosas de Argentina, y que no recibía bien a los becados.

Esa mirada superficial a la brecha social estuvo teñida de romance, canciones e hipersexualización. La ilusión de alcanzar sueños imposibles a puro empeño fue cambiada por chicas que bailaban en corpiño, charlas sobre la virginidad y relaciones románticas tóxicas.

Morena se basó, para construir este nuevo mundo, en los chicos ya crecidos de su plantel de ChiquititasLuisana Lopilato, Camila Bordonaba, Benjamín Rojas y Felipe Colombo como los protagonistas—, y articuló con figuras de experiencia como Boy Olmi, Arturo Bonin o Martín Seefeld. Detrás del proyecto hubo una alianza con una compañía israelí y el desarrollo de una suerte de academia en la que las estrellas juveniles aprendían canto, baile, teatro y hasta manejo de cámara.

“Pasamos de ser parte del elenco, de una cosa más coral, a tener que frontear una banda”, reflexionó Colombo en un reciente reencuentro junto con Morena y Rojas. “Fue un entrenamiento arduo”, aseguró.

El éxito de Rebelde Way fue inmediato y trascendió la pantalla de la mano de la banda, Erreway, integrada por los actores. Eso dio pie a tres discos (Señales, Tiempo, Memoria) más un inédito lanzado en 2021 (Vuelvo), una película y varias giras, todo concentrado en un período de cinco años. En Uruguay supieron actuar en el Palacio Peñarol y en el entonces Conrad.

Rebelde, además, consolidó las carreras de sus figuras, a excepción de Bordonaba que se alejó de los medios. Lopilato, Rojas y Colombo se convirtieron en algunos de los actores más populares de su generación: la primera acaba de rodar Pipa para Netflix; el segundo está en temporada teatral en Mar del Plata con la popular comedia Una semana nada más; y el tercero es parte del elenco de La 1-5/18, la telenovela de Pol-ka. Pero eso del trampolín no estuvo limitado a Argentina.

otro acento

"Rebelde" y sus versiones en México

En 2004, México estrenó su adaptación —hubo otras en Brasil, Chile, Portugal e India— que tuvo su correlato musical con la banda RBD. En el reencuentro con Rojas y Colombo, Morena reconoció que por el impacto que tuvo esta remake, le tocó competir consigo misma: 18 años atrás, los adolescentes de Iberoamérica se dividían entre dos versiones de Rebelde.

La mexicana también fue impulso de figuras. De allí salieron, por ejemplo, la cantante y actriz Dulce María, el actor Christian Chávez (Pato en La casa de las flores) y hasta Diego Boneta, una estrella hoy consagrada entre la serie de Luis Miguel y la vida en Hollywood. Y sobre esa base se paró Netflix para moldear su propia historia.

El elenco de la serie mexicana "Rebelde" de 2004. Foto: Difusión
El elenco de la serie mexicana "Rebelde" de 2004. Foto: Difusión

Tres años después del anuncio del proyecto, la nueva serie está disponible desde hoy, con el desafío de estar a la altura de las expectativas sin repetir los patrones de sus antecesoras.

Es que la revisión de Rebelde Way, cuando en 2020 llegó al catálogo de Netflix, fue fatal: ni en tiempos de series como 13 Reasons Why con un suicidio explícito, de Elite y sus múltiples asesinatos, y de la italiana Baby y el tema de la prostitución infantil, la tira de Cris Morena logró salvarse de la cultura de la cancelación.

El tono machista, discriminador y violento de sus escenas y guiones ha estado en la mira desde que los capítulos volvieron a estar al alcance de la mano, como un golpe de realidad para estos tiempos y un sacudón para aquellos que se formaron a la luz de este tipo de relatos.

El éxito histórico, el carácter icónico y la mirada crítica inevitablemente pondrán al nuevo Rebelde bajo la lupa.

Queda esperar porque la Elite Way School abra sus puertas y demuestre qué lecciones quiere impartirle al público de 2021.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados