CONOZCA LOS DETALLES

Laura Bozzo fue acusada de fraude e Interpol emitió una orden de captura internacional

La conductora de "Laura" está acusada de fraude por la venta de un inmueble embargado y la Interpol emitió una orden de captura en 195 países

Laura Bozzo. Foto: Difusión.
Laura Bozzo. Foto: Difusión.

La presentadora de televisión peruana Laura Bozzo, que durante años condujo el programa Laura -que se transmitió en la televisión abierta de Uruguay- se encuentra en el ojo del huracán en México. Fue acusada de delito fiscal y la Interpol le emitió una orden de captura internacional. A su vez, fuentes allegadas a Bozzo aseguran que está atravesando un momento "delicado" de salud.

Fuentes diplomáticas mexicanas confirmaron este miércoles a la agencia EFE que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió la semana pasada una ficha roja para capturar a Bozzo, de 69 años y con nacionalidad peruana, mexicana e italiana.

El periplo arrancó el pasado 11 de agosto, cuando un juez mexicano impuso prisión preventiva a la polémica presentadora de televisión por un presunto delito fiscal que sobrepasa los 12 millones de pesos (602.004 dólares) al vender un inmueble embargado por el fisco.

La Fiscalía General de la República mexicana (FGR) cree que Bozzo vendió el inmueble para pagar una deuda, con lo que incurrió en el delito de “depositario infiel” por el que podría ser castigada de tres a nueve años en prisión.

Al no presentarse voluntariamente en el penal del municipio de Almoloya de Juárez, en el céntrico Estado de México, un juez federal ordenó el pasado 18 de agosto la captura de la presentadora, quien está en paradero desconocido.

La defensa de Bozzo intentó frenar la orden de arresto alegando problemas de salud de la presentadora, pero la petición fue rechazada por el juez. Según medios locales, su abogado, Diego Ruiz, explicó que la presentadora “está bastante gravita”, pues sufre un enfisema pulmonar muy avanzado debido a su adicción al tabaco, además de una depresión diagnosticada.

Desde la semana pasada, los 195 países que integran la Interpol cuentan con una orden de búsqueda y captura contra Bozzo.

Este no es el primer conflicto que Bozzo tiene con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México, puesto que en 2018 fue acusada de evasión fiscal por 17 millones de pesos (853.007 dólares), al no haber pagado varios impuestos.

En aquel entonces, Bozzo aseguró ser “muy bruta para los impuestos” y que se trataba de un problema derivado del mal manejo de algunos de sus contadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados