NUEVA VIDA

Instalado en Uruguay, Roberto Giordano da clases de peluquería y no piensa en regresar a su país

El "padre" de los peluqueros dio una entrevista para contar su día a día de bajo perfil en Montevideo.

Roberto Giordano
Roberto Giordano. Foto: Archivo.

Roberto Giordano está alejado de las luces y del glamour de otros tiempos. Declarada su insolvencia en 2008, sus últimos años han estado atravesados por la polémica judicial y una vida de bajo perfil en Uruguay, donde está radicado de forma permanente desde hace dos años.

A los 73 años y alejado de su profesión de peluquero, Giordano otorgó una entrevista al diario La Nación donde habló de su presente en Montevideo. "Acá está mi hijo Luciano, con mis nietas Pía y Lara. Mi mujer va y viene porque ella pinta, eso le encanta y tiene compañeras de pintura. Yo soy residente uruguayo hace 20 años", dijo Giordano. 

El estilista contó que brinda clases de peluquería por Zoom y que colabora con "comedores comunitarios". Añadió que no extraña su país y no piensa en regresar. 

"Mi vida va a ser acá. Si vuelvo, voy de visita a ver a Boca que es mi pasión cuando haya [partidos con] público porque tengo un palco en La Bombonera, abajo del palco de Maradona, con unos amigos de toda la vida. Entonces, para mi Boca querido sí, pero nada más", dijo. 

La causa judicial que lo investiga por presunta "insolvencia fiscal fraudulenta" está a la espera para un juicio oral o un acuerdo alternativo. 

“Tengo 73 años y trabajo desde los 13 como peluquero, era ayudante. Barría las peluquerías y bueno… la Argentina te castiga. Yo tenía 500 empleados de los cuales 100 fueron a juicios laborales. La Argentina es inviable para un inversor y hasta que no se cambien las leyes por una ley laboral que favorezca también al empleador”, aseguró Giordano.

El peluquero se declaró tranquilo en una resolución favorable a sus intereses en la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados