María Creuza

"A los uruguayos los atrapa el swing de la bossa nova"

Mañana, viernes 20, a las 21.00 en el Teatro Metro, los uruguayos tienen la posibilidad de revivir su romance con la música brasileña y con una de sus principales figuras, María Creuza. Allí estarán las canciones inolvidables de Vinicius de Moraes entre otros tantos clásicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Mis temporadas en los 70 en Uruguay marcaron mi carrera para siempre"

Este viernes 20, a las 21:00 en el Teatro Metro, los uruguayos tienen la posibilidad de revivir su romance con la música brasileña y con una de sus principales figuras, María Creuza. Allí estarán las canciones inolvidables de Vinicius de Moraes entre otros tantos clásicos.

—¿Cuánto hace que viene a Uruguay?

—Toda mi vida. Ya perdí la cuenta. Empezamos en los años 70 y de ahí he venido cantidad de veces. Mis temporadas en Montevideo y Punta del Este marcaron mi carrera y me acostumbré a hablar en español. Mi relación siempre ha sido extraordinaria.


Si no puede ver el video haga click aquí

—¿Y por qué ese vínculo tan fuerte de los uruguayos con usted?

—Cuando Vinicius de Moraes me invitó a venir a cantar a Montevideo y Buenos Aires fui aceptada de una manera tan especial, tan cariñosa, que me quedó para toda la vida.

—¿Qué encontramos los uruguayo en la bossa nova?

—Les atrapa. Deber ser su swing, su cadencia, su melodía, su fraseo que los atrapa. La música brasileña siempre gustó mucho desde la primera vez que vinimos con la bossa

—Fue amor a primera vista...

—Sí. Y para mí fue una experiencia nueva. Tuve esa suerte de cantar con Vinicius, el gran poeta de Brasil y con Toquinho, un gran guitarrista, y todo eso fue mi equipaje de vida. Volver en 2015 es un orgullo porque veo que fue un amor duradero.

—¿Hacia dónde iba su vida antes de cruzarse con Vincius?

—Estaba en Bahía ya pensando en ser cantante porque había ganado un concurso y yo, que iba a ser actriz, empecé a cantar. Como buena bahiana creo en el destino y acá me definió mi vida y mi carrera. Y me fui a Rio de Janeiro a un festival, Vinicius me vio, pidió que me localizaran, me llamó y bueno, ahí todo fue sucediendo de una forma especial y rápida.

—Usted tiene 50 años de carrera, ¿por qué piensa que ha tenido tanta permanencia?

—Definirse a uno mismo es muy difícil. No se sabe por qué uno conquista a la gente. Uno siempre se pregunta de dónde parte ese cariño hacia uno. Yo prefiero quedarme sin saberlo, buscándolo porque así siempre estaré vigente. Yo atribuyo todo el mérito a la música.

—¿Cómo será el show que realizará mañana en el Metro?

—Un racconto de los temas que marcaron a una generación y un tributo a Vinicius, ese maestro extraordinario. Un subtítulo para el espectáculo sería el arte del encuentro y eso fue lo que nos dio Vinicius y la bossa. Qué cosas lindas se consiguen con esas canciones al cantarlas con la gente.Tengo un repertorio que llegó al corazón de la gente, que le trae buenos recuerdos y yo me siento portavoz de esas emociones y de las mías. Y las canciones son mágicas: si no consigo nada con esas canciones, como dicen ustedes, "cagamos" (se ríe).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados