ENTREVISTA

Chenal presenta "Humanos y monstruos" y habla del camino a su sonido propio

La cantante presenta su segundo disco solista, este miércoles en la Sala Zitarrosa. Antes le contó a El País los detalles de su camino musical

Chenal. Foto: Difusión
Chenal. Foto: Difusión

Con nueve años ya escribía canciones, poesías, y ganaba un concurso de la editorial Santillana —recibía el premio de manos de Roy Berocay— que la estimulaba a seguir adelante. Constanza Innamorato Guerrero soñaba con una carrera solista a lo Shakira, cuando Shakira era una cantautora de guitarra y voz que conquistaba las radios con sus canciones.

Pero después vino la adolescencia, el auge del rock uruguayo, el amor por la guitarra eléctrica que dejó atrás al teclado, y las bandas con las que se insertó en el circuito under montevideano. Recién “de grande”, dice, le vino la nostalgia por aquello que la había movido al principio.

Así, en ese reencuentro consigo misma en términos musicales, nació Chenal, este proyecto artístico con el que hoy llega a Sala Zitarrosa para presentar su segundo disco, Humanos y monstruos. Es a las 21.00, abre el show Eros White y quedan entradas a la venta en Tickantel.

“Sentí que me había desviado musicalmente. Estuve como cuatro años sin hacer música, me alejé, me dediqué más a estudiar, al trabajo, y me olvidé de esa parte mía. Y en 2016 fue como un reencuentro, por varios motivos. A veces hay temas de la vida que te hacen plantearte qué estás haciendo”, dice Chenal, nacida en Las Piedras y con una vida hecha entre esa ciudad y Montevideo, en charla telefónica con El País.

Humanos y monstruos es el sucesor de Chenal (2018), un disco que se hizo rápido, sin productor, sin coros y “muy vacío”, dice la cancionista. Pero era algo que tenía que hacer, asegura, para un crecimiento artístico que empezó a forjarse de inmediato y que decantó en este presente de novedad y satisfacción personal.

En el camino a este segundo trabajo que presenta hoy, confluyeron varios elementos. Estuvo la presencia de Sebastián Peralta como un productor con experiencia en el pop pero también en el hip hop y la música urbana. Estuvo la música de Pink Floyd, David Bowie y Björk que le dio “las bases de inspiración en ese momento”. Y estuvo la experiencia emocional de ver una puesta de la ópera Madama Butterfly que la hizo pensar que tenía que embarcarse en algo así, “en actos”.

Todo eso la llevó a diseñar a Miss Melancolía, el personaje que protagoniza este disco conceptual sobre idas y vueltas, dramas y sentimientos. Es un disco cargado de teclados y coros, “todo hecho con máquinas”, que reúne esa variedad de influencias de una artista que prefiere no encasillarse aunque, si tiene que decirlo, se identifica con los artistas del pop local.

Hoy en la Zitarrosa, Chenal estará acompañada del tecladista Charly Castán y las coristas Angie Castelli y Alicia Álvarez, porque en las voces y en el transmitir desde el canto, desde lo cantado, está su prioridad. “Cuando te encontrás contigo mismo en lo que estás haciendo, logras transmitir una esencia, tu esencia”, dice a El País. “Y yo siento que encontré mi sonido”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados