LANZAMIENTO

La escritora Paula Hawkins: "Es muy raro conseguir que un libro sea un best seller"

La autora de "La chica del tren" habla desde Edimburgo de su nueva novela policial, "A fuego lento", que ya se encuentra en  las librerías uruguayas.

Paula Hawkins
Paula Hawkins

Con La chica del tren, Paula Hawkins se convirtió en un éxito de ventas gracias a los más de 27 millones de libros vendidos, impulsados también por la adaptación al cine que protagonizó Emily Blunt. A cinco años de ese best seller, y de revitalizar un género llamado domestic noir, acaba de publicar su tercera novela.

En una charla desde Edimburgo en la que participó El País, la británica nacida en Zimbabue habló de A fuego lento (Planeta, 890 pesos; 599 en ebook).

Portada de libro "A fuego lento". Foto: Difusión
Portada de libro "A fuego lento". Foto: Difusión

Entiende que el éxito que han tenido las novelas policiales en los últimos años se debe a que son historias sobre personas con una vida sencilla, que podrían ser vecinos o gente que se cruza en la calle.

“Eso el público lo encuentra fascinante. Me gustan los podcasts de crímenes verdaderos y las series de Netflix de ese estilo. Todo ese tipo de cosas es lo que hoy interesa”, dijo.

Su nueva novela tiene esos elementos. Comienza con el descubrimiento del cuerpo de un joven asesinado en una casa flotante en Regent’s Canal, Londres. Eso desencadena sospechas sobre tres mujeres; Laura, una veinteañera que iba a reunirse con el fallecido; Carla, la tía cincuentona del joven y quien intenta procesar otra pérdida familiar; y Miriam, la octogenaria e indiscreta vecina que le oculta información a la policía.

Estas tres mujeres no se conocen, pero tienen conexión con la víctima. Son mujeres que, por diferentes razones, viven con resentimiento y esperan el momento adecuado para reparar el daño que les hicieron.

En la rueda de prensa, Hawkins dijo que algo que le resulta interesante es no saber qué será importante para la trama de sus novelas. Eso sucedió tanto en La chica del tren y Escrito en el agua, su segundo libro publicado en 2017.

“Tienes un personaje y una trama y la trabajas, pero no es hasta más tarde que empiezas a pensar, ¿cuáles son los temas que atraviesan esto? Son cosas que surgen de la novela y que luego me parecieron importantes”, dijo la escritora. Uno de esos temas que surgió con A fuego lento fue: ¿qué es justicia?, ¿alguien recibe lo que se merece? “No es que pensé en sentarme a escribir un libro sobre la justicia, o sobre si creo que hay justicia. Eso estaba en mi cabeza en ese momento, pero no fue un motor para escribir”, agregó.

Paula Hawkins. Foto: Difusión

Antes de convertirse en una de las escritoras más vendidas, Hawkins trabajó varios años como periodista para el diario The Times. De los tiempos en que escribía sobre temas financieros, rescata el abordaje claro de los temas y el ejercicio constante de editarse a sí misma. “Sabes cómo llegar al corazón de la historia rápidamente, pero también sabes escuchar lo que dice la gente. Creo que hay muchísimas habilidades que puedes aportar del periodismo a la ficción, como entender cuando intentan evitar decirte alguna cosa”, dijo.

Eso queda claro a través del personaje de Miriam, quien es muy cautelosa en sus declaraciones y está tratando de ocultar algunas cosas. “Algo que haces en las novelas policiales es que la gente puede mentirle a la policía por diferentes razones. La gente retiene información por distintos motivos, aunque sean tonterías”, comentó.

Por el contrario, Laura no tiene filtros. “Ella dice cosas que sabe no debería de haber dicho. Necesita ser más cautelosa, pero no tiene esa facilidad para hacerlo. Y el comportamiento de ellas surge de comprender quiénes son y qué están tratando de proteger”.

Las novelas de Hawkins suelen empezar con un personaje, incluso antes de tener una trama. En A fuego lento, lo primero que surgió fue el personaje de Laura. “Conocí el caso de una persona que, tras un accidente y una lesión cerebral, cambió de carácter, actuaba con una desinhibición total. Laura tiene un problema que le hace más difícil enfrentarse al mundo y se ve juzgada de manera injusta porque la gente no sabe por qué se comporta así”, dijo.

En contrapartida, Miriam surgió con la noticia de una mujer joven que había estado en contacto cercano con un asesino en serie y que logró salvarse. “Luego empiezo a imaginar lo que te pasará 10 años después si hubieras sufrido algo así, ¿qué tipo de persona serías? En su mayoría, ese tipo de traumas te cambiará y dejará algo de dolor dentro tuyo. Por eso Miriam tiene mucho autodesprecio, por lo que le sucedió”, dijo.

Los ejes de "A fuego lento"

Dos cuestiones centrales de A fuego lento son la venganza y el perdón. “Son dos formas de respuesta al trauma y son cosas que todas estas mujeres tienen en común, todas han sufrido”, dijo Hawkins.

Mientras Carla, quien tuvo una gran pérdida, se esfuerza por seguir el camino del perdón; Miriam está en el camino de la venganza. “Pero ella no tiene un objetivo, porque la persona que quiere atrapar no está disponible. Ella está tratando de encontrar algo o alguien para volver a sentirse en control de su vida”, agregó. “Ambas mujeres toman caminos diferentes y supongo que eso fue lo que me interesó: ¿el perdón es útil para la venganza? En la novela resulta que no es así”.

Después del éxito

“Soy muy consciente que nunca venderé tantos libros como con La chica del tren. Algunas personas consiguen muchos éxitos, pero es muy raro conseguir que un libro sea un best sellers. Escrito en el agua vendió mucho, pero mucho menos que La chica del tren, igualmente fue un éxito por los millones de copias vendidas. Personalmente quiero sentir que mi escritura ha mejorado. Quiero que la recepción de la crítica sea mejor, especialmente en el Reino Unido, porque Escrito el agua no fue bien recibida”, dijo.

Al estar concentrada en mejorar, para su propia validación, Hawkins dijo que no tener una métrica para el éxito. “Es difícil establecerlo, y yo, personalmente, solo quiero seguir abordando las historias con las que estoy interesada. Quiero crear personajes que interesen a los lectores y creo que en esta novela, la gente amará a Laura e Irene, y estarán interesados en saber qué les pasa. Eso es lo que quiero, que los lectores se enamoren de los personajes o quieran seguir conociéndolos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados