Entrevista

El País con Jordana Brewster: "Evolucioné mucho en el proceso de 'Rápidos y furiosos'"

La actriz que vuelve como Mia Toretto, habla de su papel en la franquicia, hacia dónde va a la historia y cómo cambió como actriz de la primera a esta novena que se estrenó en Uruguay

Jordana Brewster
Jordana Brewster es Mia Toretto

"Rápidos y furiosos 9 es una película para ver colectivamente, sería mentirse uno mismo verla en un formato más pequeño”, dice Jordana Brewster, quien vuelve a enfundarse el traje de Mia Toretto en la nueva aventura de Rápidos y furiosos que apostó por estrenarse en cine y está vendiendo la experiencia. En Uruguay se estrenó ayer en los recién reabiertas salas y este fin de semana servirá como evidencia de la ansiedad local por volver a esa experiencia colectiva.

Rápidos y furiosos 9 es el regreso de Brewster a la franquicia que vio nacer su carrera. Es la hermana de Dom (o sea el personaje de Vin Diesel, protagonista e impulsor de la saga) y fue ya en la primera, el interés romántico de Brian (Paul Walker) a quien acompañó en todos los episodios. Tuvieron un hijo en la séptima y en la ocho habrá estado dedicada a ello porque Mia no estuvo. Ahora vuelve.

Rápido y furiosos 9 es, de hecho, el regreso de varios viejos conocidos de esta historia de un pandilla de tuercas que andan por ahí salvando al mundo. Y Mia, como siempre, se hace notar por su coraje y disposición a acompañar a su hermano, patriarca de la familia.

Desde que empezó con Rápidos y furiosos, la carrera de Brewster se ha mantenido activa, principalmente con apariciones en televisión. Su película más importante de cine fue una de las secuelas de El loco de la motosierra en 2006. Pero con Mia ha conseguido una permanencia que se renueva cada vez que se suma a la familia Toretto.

Sobre sus 20 años en la franquicia y cómo su personaje ha acompañado sus cambios como actriz y como mujer, Brewster charló un ratito y vía Zoom con El País.

—La primera vez que fue Mia Toretto tenías 20 años y desde entonces le ha pasado de todo, igual que a usted en su vida. ¿Cómo ha ido cambiando su acercamiento a ella?

—Cuando empecé mi encare era más arrogante: no necesito clases, ni entrenar mi voz. Era joven, inocente e ingenua. Desde entonces he tratado la actuación más como un oficio: tengo un entrenador al que adoro, ensayo, practico con mi voz, voy a clases. Estudio más las relaciones, por ejemplo. Eso es algo que Vin (Diesel) viene haciendo desde el comienzo. Ya en la primera me dijo “sabés que creo que Mia y Dom deberían quedarse con el restorán”. Y yo le dije: “¿de qué estás hablando?”. Yo no entendía nada y él me explicó que éramos personajes y que había que pensar esas cosas.

—Además ha cambiado mucho su vida, junto con la de Mia.

—¡Pasaron 20 años! Desde que empezó la franquicia, me casé, tuve hijos, me divorcié y todas esas cosas. Evolucioné mucho en todo este proceso de Rápidos y furiosos y estoy muy contenta de haberlo vivido.

—En esta novena, mandan un auto al espacio, ¿cuán lejos se puede llegar después de eso con la franquicia?

—Lo que me encanta de esta novena entrega es que Justin (el director Justin Lin) magistralmente juega con el tiempo. Así vamos de nuevo a la primera y se contestan muchas preguntas que habían quedado pendientes desde entonces. E incluso vamos a antes de cuándo conocimos a los personajes. Llenar esos huecos y entender la historia de Dom y de Mia y Jakob, creo que es una cosa muy divertida. No sé dónde vamos a ir después. Me gusta que la gente piense que si llegamos hasta el espacio ahora podemos ir bajo el agua o meternos en un volcán. Mientras haya gente dispuesta a acompañarnos en el viaje, todo va a ser posible.

—Una de las cosas que más destacan sus productores y sus estrellas, es que más allá de todos esos despliegues, la saga se apoya en la humanidad de sus personajes y sus historias. ¿Cómo ve eso?

—Ese es un punto muy valido y eso es algo que Justin y Vin protegen. Y eso se hace notar en el tono, en el sentido del humor o ese guiño a los espectadores con todo eso del espacio. Pero están haciendo lo que están haciendo para la familia. Y están haciendo lo que están haciendo para salvar algo que es muy importante. Eso es algo que nunca se va a perder porque está en el núcleo de las películas. Y es por lo que tienen eco en el público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados