ESTRENO

Se estrena "Maligno", la nueva película de James Wan, un director que sabe asustar

Llega al cine la nueva película de este exponente del género de terror que ahora se anima a dirigir una historia de suspenso con algo de sobrenatural

James Wan en la filmación de "Maligno". Foto: Difusión
James Wan en la filmación de "Maligno". Foto: Difusión

Desde su primer título conocido, El juego del miedo que se estrenó en el festival de Sundance de 2004, el director, productor y guionista James Wan se convirtió en uno de los referentes del género de terror. Lo logró cuando apenas tenía 27 años años y gracias a una historia que necesitaba pocos recursos pero que contenía buenas ideas visuales y argumentales sobre cómo contar una historia de miedo.

Desde entonces, Wan que es malayo pero nacionalizado australiano, se convirtió en uno de los nombres más buscados por los fanáticos de los sustos y la sangre. Y no paró de trabajar, generando sagas conocidas y taquilleras como La noche del demonio y El conjuro que se han convertido en un universo cinematográfico con películas derivadas, centradas en los villanos como Annabelle y La monja. Todas están en HBO Max, por si se anima a verlas.

Imagen de la película "El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo"
Imagen de la película "El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo"

También se encargó de dirigir títulos como Rápidos y furiosos 7 y Aquaman (ya está trabajando en la continuación a estrenarse en 2022), mostrando que se puede mover bien entre los sustos de bajos recursos y los presupuestos voluminosos.

“Cuento las historias que quiero ver como audiencia, con personajes con los que la gente pueda identificarse”, dijo Wan en una conferencia por el estreno de El conjuro 2.

Y allí radica parte de su éxito. Sus películas suelen tener héroes atormentados que habitan en tranquilas comunidades suburbanas que rápidamente se convierten en prisiones de pesadilla. A eso hay que sumarle algunos muñecos aterradores, fantasmas que apenas se ven, objetos que se mueven solos y un decidido uso del color azul y rojo.

El Conjuro 2. Foto: Captura.

Además, Wan se destaca por el uso de la cámara, tomas panorámicas lentas que revelan algo misterioso entre las sombras y movimientos rápidos que generan sustos.

Todos esos elementos están presentes en Maligno, película que se estrena hoy en Uruguay y que significa el regreso de Wan al terror luego de cinco años ausente.

Esta nueva historia, protagonizada por Annabelle Wallis, sigue a la joven Madison, una mujer que después de un par de tragedias ocurridas una misma noche, comienza a padecer pesadillas que la dejan paralizada. Y ante esa situación, ella solo puede ser testigo de una serie de macabros asesinatos, como si fuese una versión moderna y más terrorífica de Los ojos de Laura Mars, un éxito de fines de la década de 1970.

Por eso, Madison no consigue dormir, y la situación se complica cuando descubre que esos sueños también ocurren en la realidad. Así se irá desarrollando la trama que ira revelando sus secretos cuando sean necesarios para la historia, aunque para este seguidor al género, algunas revelaciones eran esperables.

“Se parece al tipo de historia que hubiera hecho antes, cuando estudiaba cine y me imaginaba lo que quería llevar a la gran pantalla”, le dijo Wan al portal SensaCine.

El director James Wan no se perdió la premiere de su película
El director James Wan no se perdió la premiere de su película

En otra entrevista, ahora para el portal especializado en terror, Slashfilm, Wan dijo: “Soy muy consciente de la reputación que me he construido en el género de terror en los últimos años, y siempre estoy tratando de encontrar nuevas formas de reinventarme para no volverme obsoleto. No quiero que la percepción de la gente sobre mí se vuelva obsoleta”.

Claro, Wan hace sus deberes y sus películas tienen las dosis justas de terror, suspenso y buenas ideas, como el buen uso de la luz y el sonido (los aplausos) en El conjuro. Aunque en Maligno, el director quiso salirse de ese camino de casas embrujadas y posesiones demoníacas.

La razón para hacer Maligno fue demostrar que puede hacer una película de suspenso y no de miedo. “Trabajé muy duro para hacer una película que realmente no tenga mis tradicionales sustos, porque no es ese tipo de película”, dijo a Slashfilm. Igualmente, algunos sustos genera este título.

Por eso el villano de Maligno no es ni una monja demoníaca, ni una casa lúgubre, ni una muñeca poseída, sino Gabriel, nombre que ya se mencionaba en los adelantos que se fueron conociendo.

“Mi objetivo era crear un villano del que no estás muy seguro de qué es. ¿Es un demonio? ¿Es solo un asesino en serie humano o el producto de la imaginación de alguien? ¿Es un amigo imaginario que ha cobrado vida? Podría ser cualquiera de esas cosas. Y creo que parte de la diversión de la película es tratar de averiguar qué diablos es Gabriel”, adelantó el realizador.

Wan tiene en desarrollo como director, la quinta entrega de La noche del demonio que se estrenará este año; la secuela de Aquaman que se llamará The Last Kingdom y volverán a protagonizar Jason Momoa y Amber Heard; y está filmando la miniserie Archive 81 que se estrenará en Netflix y se centra en un hombre que se encuentra restaurando una serie de videos que grabó una documentalista sobre un peligroso culto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados