PASÓ POR BUENOS AIRES

Xuxa: Reinado vigente

La conductora brasileña Xuxa, que se hizo famosa por su trabajo como animadora infantil en los 90, pasó por Buenos Aires para promocionar un sistema de depilación definitiva. “Cuanto más conozco a las personas, más amo a los animales”, expresó. La reina de los bajitos auténtica.

Xuxa.
Xuxa.

El 6 de junio de 1991 aterrizó en la televisión argentina. Con un portuñol enrevesado, bucaneras y un carisma único, Maria da Graça Meneghel le hablaba desde su programa a los "bajitos", pero se convirtió en ídola, también, de miles de adolescentes y adultos. En total, fueron tres años de El Show de Xuxa, los dos primeros en Telefé y una última temporada en Canal 13. Y esos cuatro años bastaron para que se convirtiera en la conductora extranjera más querida del país.

Hace décadas de todo aquello. Sin embargo, el furor que Xuxa sigue despertando en esos adultos que alguna vez fueron "bajitos", sigue intacto. El miércoles, la diva brasileña llegó nuevamente el país con la excusa de presentar una nueva empresa de depilación definitiva de la que es socia y a la vez la cara visible. En el Aeropuerto de Ezeiza la esperaban, como siempre, decenas de fanáticos, pero aquel momento de cofradía entre la ídola y su público terminó de manera trágica.

Entre ese grupo de personas se encontraba Hernán Mondragón, un joven que desde los años 90 era uno de los fanáticos más fervorosos de la conductora. Al verla, la emoción lo embargó, se descompensó y tuvo que ser hospitalizado. La misma Xuxa se encargó de anunciar con congoja, esa misma noche y a través de las redes sociales, que Mondragón había muerto.

"No es nada fácil. No me resulta nada fácil saber que esto ha pasado. Era un chico que estaba muy presente en todos mis programas y en mi vida. Lo más raro es que escribió un día antes que iba a verme e iba a morir de un infarto. No sé si fue un chiste, pero se tornó realidad. Y lo peor es no haber podido hacer nada", contó durante una conferencia de prensa.

"Lo conocía mucho. En todos los programas que yo hacía acá, él estaba. Nunca dejó de estar. Cada vez que llegaba a la Argentina, él estaba ahí, presente. Ahora, supe que estaba muy contento porque íbamos a vernos de nuevo. La madre se había muerto a los 57 y el papá a los 46, también por problemas cardíacos. Es posible que se haya tratado de un problema hereditario. Pero no es fácil lidiar con esto. Me cuesta pensar que no voy a estar más con él", indicó luego.

—Esta vez, viniste a promocionar una nueva empresa que nada tiene que ver con el entretenimiento. ¿Te gustaría volver a la televisión argentina?

—Tengo muchas ganas de traer un show que ya hice en Brasil y que vieron muchos argentinos. Se trata de un show en vivo con canciones de los años ochenta. Si eso pasa, me va a poner muy feliz.

—¿No pensaste en hacer aquí Dancing, el programa que conducís desde el año pasado en Brasil?

—Si se pudiera, me encantaría hacerlo acá. Es un formato original de la BBC [N. de la R: se trata del programa Dancing With The Stars] que se está realizando en 51 países. Normalmente, en los demás países conduce un hombre y las chicas coconducen, pero en Brasil apostaron por mí. Está por comenzar la cuarta temporada y creo que nos va a seguir yendo muy bien, porque tiene cosas de reality y de superación. Además, se emite íntegramente en vivo. La gente de la BBC cada vez que tiene que hablar sobre el formato, pone como ejemplo la versión brasileña. Hace 35 años que hago televisión, pero siento que todavía tengo mucho que aprender. Estoy aprendiendo, de hecho, y eso me pone muy bien.

—Desde que dejaste de conducir El Show de Xuxa, tus seguidores argentinos sólo pueden verte en la pantalla haciendo alguna publicidad. ¿Cuáles son los aspectos que evaluás a la hora de aceptar una campaña?

—Soy bastante cuidadosa a la hora de prestar mi cara. Tienen que ser productos en los que yo crea. Por ejemplo, todo el mundo sabe que a mí me encantan los animales; en eso sí me gustaría involucrarme, en productos sanos que estén dirigidos a ellos. Podría ser alimentación sana, vegana. Algo en lo que yo crea. Tampoco me gusta mucho la idea de tener socios. Me da un poco de miedo. Ellos son los únicos socios que tengo. No creo mucho en las personas... Perdón, pero cuanto más conozco a las personas, más amo a los animales (risas).

—¿Cuál es tu secreto para hacerle frente a tantas actividades y seguir siendo un ícono de belleza?

—No bebo alcohol, no fumo, y hace un tiempo que soy vegana, Cuido mucho mi alimentación e, internamente, cuido mucho todo lo que hago. A diferencia de los hombres, nosotras las mujeres tenemos un problema: no podemos quedarnos sin hacer nada. Nos miramos al espejo y pensamos necesito hacerme las uñas. No pensamos tengo que hacerlo, lo necesitamos. Necesitamos depilarnos. Necesitamos hacernos un corte de pelo.

Simpática con fans

La conductora firmó autógrafos y se sacó fotos con los fans que la esperaban en la entrada de su hotel en Buenos Aires. Llegó para publicitar un sistema de depilación definitiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º