"DIEZ POR CIENTO"

Las voces de las estrellas

Basada en la experiencia real de sus creadores, la comedia francesa cuenta el día a día de una de las más importantes agencias de representantes de artistas de Francia. Una de las particularidades de la serie es que en cada capítulo cuenta con la participación de un actor que hace de sí mismo.

Diez por ciento
Cuatro agentes, sus tres asistentes, una recepcionista, un nuevo socio y un perro.

Mientras Cecile de France se prepara para un personaje para la nueva película de Quentin Tarantino, su agente recibe la noticia de que quieren a “alguien más joven”. Por un lado están los dilemas del representante: ¿cómo decírselo?, ¿ir con la verdad o encontrar una excusa? Por el otro aparecen las reacciones de la actriz belga: inseguridades, ¿renunciar a su principio de no hacerse cirugías?, ¿confesar que no logra aprender a andar a caballo?

La historia, que forma parte del primer capítulo de Diez por ciento, no es real, pero se basa en la realidad, en las cosas que vivieron Dominique Besnehard y Michel Feller, productores de la serie, cuando eran representantes de actores. El primero como parte de la agencia Artmedia, el segundo integrando la sociedad EuropaCorp en calidad de productor.
En 2007, se juntaron con Julien Messemackers y empezaron a trabajar sobre el proyecto que en un principio se iba a llamar 10, Avenue George V, la dirección de Artmedia. Nicolas Mercier escribió el piloto y todo parecía encaminado para que la emitiera Canal+, pero la señal buscaba una historia mucho más cínica y no el dramedy (drama+comedia) en el que se terminó convirtiendo.

La cosa pareció naufragar, hasta que apareció el productor independiente Harold Valentin, que había presentado algo muy similar en France 2 con la comedia Clara Sheller. France 2 decidió apostar a ellos, sumando a Fanny Herrero –a la larga la gran responsable de todo- y Quoc Dan Tran. Como Mercier se dedicó a la realización de su primer largometraje, fue Herrero quien se ocupó de escribir los guiones, dando en el clavo con lo que France 2 estaba buscando.

“Esta serie surge porque Besnehard tenía algo que decir sobre un negocio que conoce muy bien: durante muchos años ha sido uno de los agentes artísticos con más renombre. Su experiencia y su perspectiva han sido fundamentales a la hora de preparar los guiones, aportando a la serie un gran realismo. Con el apoyo del productor Harold Valentin y el de un gran equipo de guionistas, hemos creado una serie muy original que, apoyándose en el humor, afronta el día a día de un colectivo no muy conocido por la audiencia”, diría Herrero sobre el nacimiento de Diez por ciento, título que alude al porcentaje que cobran los agentes sobre las ganancias de sus representados.

Con el realizador Cédric Klapisch en el equipo como director artístico y productor, incluso dirigiendo varios episodios, todo quedaba pronto para el estreno de la comedia en France 2, que pidió que la historia tuviera un tono más glamoroso.

Más escollos.

Diez por ciento, con título en inglés Call my agent, está protagonizada por los integrantes de ASK (Agence Samuel Kerr), una de las agencias de artistas más importantes de Francia. Todo parece marchar sobre ruedas, más allá de los problemas típicos de trabajar con estrellas, cuando el fundador y director de ASK muere picado por una avispa en sus vacaciones en Rio de Janeiro.

Es en ese momento que Mathias (Thibault de Montalembert), Andrea (Camille Cottin), Gabriel (Grégory Montel) y Arlette (Lilian Rovére) se enteran de que en realidad ASK estaba atravesando problemas económicos y ahora, sin su alma máter, salir del pozo va a resultar complicado. Además, la viuda de Kerr no quiere quedarse con su porcentaje, planea venderlo. Eso sería dejar en manos de un desconocido la mayor parte del paquete accionario, por lo que los cuatro socios de la agencia se proponen comprarlo.

Hasta allí la idea que mueve a los cuatro protagonistas de la serie, que a su vez son acompañados por tres asistentes: Hervé (Nicolas Maury), Noémie (Laure Calamy) y Camille (Fanny Sydney), además de la recepcionista y aspirante a actriz Sofia (Stéfi Celma). Un grupo de personajes que también aportan sus historias personales, como que Camille es la hija extramatrimonial de Mathias.

Armar el casting para el elenco no era la parte más complicada del asunto, el problema vendría por el lado de lograr que actores reconocidos aceptaran representarse a sí mismo en una historia que desnudaría sus veleidades, sus miserias, sus caprichos… porque allí está la gracia del asunto. A pesar de la presencia de Besnehard y Klapisch, el proyecto estuvo a punto de naufragar una vez más. Cerca de una decena de actores se negaron a participar. Para Besnehard, todo se debe al miedo de los comediantes franceses a “jugar con su imagen pública”, al contrario de los artistas anglosajones, que no tienen problema con eso. “Se debe a la existencia de un ‘snobismo de seriedad’ en Francia”, decía el productor.
Pero algunos se arriesgaron y así, además de Cecile de France, aparecerían Nathalie Baye, Isabelle Adjani, Jean Dujardin, Isabelle Huppert, Monica Bellucci. Y se dice que varios terminaron pidiendo para participar, entre ellos el americano Kevin Kline. Juliette Binoche y Fabrice Luchini, que aparecen en la segunda temporada, son actores reconocidos por negarse a integrar producciones televisivas. Pero todo cambia.

Es así que Diez por ciento logró ser finalmente estrenada en 2015, ya emitió tres temporadas (todas en Netflix) y prepara la cuarta, que estaría llegando en 2020. La mayoría de sus capítulos se basan en las anécdotas vividas o recogidas por Dominique Besnehard durante sus veintidós años como representante de artistas.

Entretelones.

Esta serie sobre los detrás de escena, también tiene su detrás de escena. Está rodada en París, ciudad en la que transcurre la historia. La ficticia agencia ASK se encuentra en el centro de la Ciudad Luz, en el 149 de la calle Saint-Honoré, entre el Museo del Louvre y los jardines del Palais Royal.
Para decorar la agencia se inspiraron en dos agencias que existen en la vida real: Artmedia, que aportó su lado “chic y de la vieja Francia”, con sillones en cuero y alfombra gruesa, y Adéquat, que inspiró por su diseño moderno de oficinas definidas por grandes vitrales.

Diez por ciento se ha vendido a más de 107 países en todo el mundo, entre ellos Estados Unidos, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia, además de todos los que la ven a través de Netflix. Incluso empiezan a aparecer países que quieren encarar sus propias versiones, como Canadá (Québec), que ya estrenó la suya con singular éxito.

Y después está el reconocimiento de la crítica, que la ha calificado como una de las series francesas más exitosas de los últimos tiempos, o de los especialistas, que le entregan premios, como el francés Globo de Cristal como Mejor Serie de TV (2018). Además, estuvo nominada al Emmy International en la categoría Comedia y a un total de siete premios de la Asociación de Críticos de Series (Serie, Actor por Nicolas Maury, Grégory Montel y Thibault de Montalembert, y Guión por Fanny Herrero). De estos últimos, ganó el de Mejor Actriz para Camille Cottin (Andrea en la serie).

Fauna variada.

Mathias sueña con ser el director de la agencia, pero guarda sus secretos personales, como una hija extramatrimonial; Andrea tiene un carácter bastante antipático, es muy exigente consigo misma y no tiene reparos en mezclar su intimidad con sus intereses profesionales (siendo lesbiana es capaz de conquistar a un hombre si eso ayuda a su trabajo); Gabriel se preocupa demasiado y eso lo nubla muchas veces, su gran humanidad lo hace muy querido por sus compañeros y clientes, y Arlette viene de la vieja escuela de agentes, toda una leyenda en el negocio a la que ahora se le presta poca atención, aunque siempre tiene algún sabio consejo. Inseparable de su perro Jean Gabin (nombre de famoso actor francés).

En la segunda temporada, se incorporó el actor franco-marroquí Assad Boub, que interpreta a Hicham Janowski, un adinerado hombre de negocios poco interesado en el cine pero que se convierte en el nuevo accionista de ASK.

Detrás de ellos están los asistentes: el cholulo Hervé, que sabe cómo actuar con las estrellas; la abnegada Noémie, que sueña con que su jefe Mathias se fije en ella, y Camille, que sabiéndose hija extramatrimonial de Mathias quiere abrirse camino por sus propios méritos. Completa el grupo la recepcionista Sofia, a la que le gustaría ser una de las clientas de ASK y no su telefonista.

Todos ellos son los personajes de ficción que lidian con personajes de verdad que se animan a reírse de sí mismos, tal el secreto de este dramedy que sigue conquistando audiencias.

Actores invitados

La belga Cecile de France fue la primera en animarse a hacer de sí misma. La seguirían Nathalie Baye, Juliette Binoche, Jean Dujardin, Isabelle Huppert, Monica Belluci y Fabrice Luchini, entre otros.

Temporadas

La serie lleva emitidas tres temporadas, de seis capítulos cada una. La cuarta se estrena en 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados