ENTREVISTA

Valeria Luisi: Vida de circo

La bailarina uruguaya está radicada en Brasil desde hace un año. Conoció a su pareja en una visita del circo Kroner a Uruguay y se fue con él a hacer la vida itinerante de los artistas de circo.

Valeria Luisi.
Valeria Luisi.

-¿Desde cuándo estás viviendo en Brasil? ¿Cómo se dio la oportunidad de emigrar?

-Estoy en Brasil desde el 2 de abril del 2019. En verdad siempre tuve la idea de irme del país. Tomé la decisión cuando conocí a quien hoy en día es mi novio.

-Trabajas en circo, ¿cómo surgió la posibilidad de dedicarte a ello?

-Gracias a mí pareja. Él es artista circense. Lo conocí en Uruguay cuando él estaba trabajando con el Circo Internacional Kroner. Era el presentador del espectáculo y se llama Jean Carlos Bassani. Fuimos con una pareja de amigos a ver el show. Ellos me llevaron para distraerme después de que sufrí la perdida de mi madre. Y ahí conocí al amor de mi vida

-¿Cuáles son tus funciones en el circo?

-Antes de la función estoy en la puerta recibiendo ingresos, acomodando a la gente según su sector. Y en el escenario soy bailarina y partner de mi pareja. Con Jean Carlos realizamos un número de cuchillos y látigo.

Valeria Luisi.
Valeria Luisi junto a su pareja Juan Carlos Bassani. Juntos protagonizan un número con cuchillos.

-¿En este momento están instalados en Natal con un circo mexicano? ¿Cómo es el día a día laboral?

-Si. Exacto. Estoy con un Circo mexicano Internacional llamado circo Hermanos Suárez. Al ser internacional, los artistas, funcionarios y dueños vivimos en casas y hoteles. No estamos en casas rodantes como sucede con la gran mayoría de los circos. Entonces la rutina comienza con la llegada al circo, unas dos horas antes de la función, a través de un ómnibus americano. Y una hora antes al partir empiezo con todo lo que es maquillaje, peinado y demás. Luego llegamos a realizar todos los preparativos para el espectáculo, que es de casi dos horas.

-¿Qué es lo que más te gusta de la vida de circo?


-Dormir hasta tarde (risas). Me gusta mucho la vida de circo. No es tan rutinario como cuando vivía en Uruguay. Como generalmente trabajamos en la noche, tengo todo el día y media tarde para salir. La magia que se siente dentro de la lona es impresionante. Hoy en día hago lo que más me gusta. Vivir del arte. Tener contacto con la gente y con los niños. Ver sus expresiones en los rostros. Esa felicidad alegran el alma. .

-Más allá de lo laboral, ¿cómo es tu día a día en Natal?


-Mis días son como el de un turista. Porque en cada lugar que el circo monta su lona, yo hago turismo. Me gusta conocer los mejores lugares turísticos. Adoro las playas y el calor. Amo el verano y mucho más cuando no termina nunca. El nordeste brasileño es hermoso por eso.

-¿Cuánto afectó la pandemia de coronavirus tus planes para este año?

-Mucho. Porque se sumaron muchas deudas, muchas cuentas a pagar. O pagaba cuentas o comía. Porque el circo fue lo primero que paró y lo último que comenzó a trabajar. Fueron casi 8 meses sin recibir dinero. Gracias a Dios tuvimos apoyo con donaciones de alimentos. Aquí en Brasil la gente ayuda mucho. Quedé muy impresionada con lo solidario que son. Pero nuestras metas como el tener nuestra camioneta, seguir construyendo nuestra casa rodante, quedaron por ahora en suspenso. Ojalá todo vuelva a la normalidad lo antes posible.

-¿Extrañás Uruguay? ¿Qué es lo que más extrañás?


-Mucho. Ya va hacer casi un año que no vuelvo, antes volvía cada 90 días. Extraño las tortas fritas, el candombe, nuestro carnaval. ¡Bailar salsa! Por supuesto también a mis amigos y mi familia. Ellos son todo para mí.

-¿Cuáles son tus planes?

-Muchos. Primero: la idea es seguir emprendiendo online. Elaboro chocolates artesanales. Hoy en día al estar lejos, me ayudan mis hermanas con la elaboración, pero yo coordino pedidos y entregas por redes sociales. Segundo: seguir en el circo y mejorar cada día nuestro acto de cuchillos con mi novio, incluindo el violín. Toco violín también... Tuve propuestas de ir a Estados Unidos, Europa. Pero por debido a que mi pareja es presentador aquí en Brasil no aceptamos aún. Él por el momento no quiere dejar su profesión. Ya que aquí tiene nombre y es reconocido como uno de los mejores locutores de circo. Y allá sólo querían nuestro número de cuchillos. Y tercero: me encantaría formar una familia...

-¿Volverías a radicarte en Uruguay?

-Por el momento no. Volvería de visita nada más. Amo Brasil. Uruguay es muy caro. Y yo no tengo futuro haciendo lo que me gusta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error