ENTREVISTA

Tomi Narbondo y su encuentro con Rafael Michelini: "Él estaba dispuesto a aprender"

El ex baterista de Rombai participó de un asado de influencers junto a Rafael Michelini y aseguró que el legislador se mostró muy interesado en las nuevas tecnologías.

Tomi Narbondo. Foto: Marcelo Bonjour
Tomi Narbondo. Foto: Marcelo Bonjour

-¿Cómo surge Sin Filtro, el programa online en el que compartís un encuentro con un político junto a otros influencers?

-Una empresa que trabaja con influencers llamada Liu nos contactó a Emi (Lemus), a Deby (Reis) y a mí, y nos presentó la idea de conectar a los políticos con los jóvenes a través de distintas actividades, como un asado. Me llamó la atención porque es algo que no se había hecho. En las últimas elecciones todavía no estaba desarrollado el negocio en las redes sociales, no había gente que trabajara e hiciera negocios con las redes en Uruguay. Vimos que todo eso se puede traer a la política...

-¿Cuál fue tu primera reacción cuando te plantearon la idea de protagonizar un espacio con políticos?

-Cuando me lo ofrecieron me resultó raro porque no quería meterme en política, pero lo bueno que tiene el programa es que es con políticos pero no con política. La idea es mostrar a los políticos como personas comunes y corrientes que hacen lo mismo que todos.

-¿Conocías a Emi (Lemus) y Deby (Reis), tus compañeros de programa?, ¿los seguías en las redes?

-No los seguía. Los conocí para este proyecto y me parecieron dos chicos muy simpáticos y súper frescos. Pegamos muy buena onda. Todo fluyó muy naturalmente.

-¿Cómo te cayó Rafael Michelini, quien participó en el primer programa?

-Me cayó bárbaro. Yo fui más temprano que el resto de los chicos y como no había comido nada, me invitó a desayunar. Me hizo un sánguche caliente y un jugo de naranja. Me pareció una persona súper abierta. Es bastante mayor que nosotros, pero estaba muy dispuesto a aprender cosas nuevas. Nos dijo que estaba interesado en su funcionamiento para usarlo en política. Le explicamos por ejemplo la diferencia entre un “vivo” y una “historia”.

-¿Notaron que no estaba muy aggiornado sobre redes sociales?

-No. Él tiene redes, pero nosotros le dijimos que estaría bueno que hiciera más videos mirando a cámara y que no sea tan estructurado. Él usa Whatsapp para responder mensajes de seguidores y nos planteó que no sabía cómo cerrar las conversaciones. Le dijimos que una buena forma era mandando un video agradeciendo y saludando.

-¿Has analizado cómo usan las redes los otros políticos?

-No he visto mucho. Apenas entré a algunos como el de (Ernesto) Talvi o el de (Juan) Sartori. La sensación que me dio es que en sus redes no ves personas sino un producto. Nuestro consejo es mostrar más su día a día como una persona común, como hacemos los influencers.

-¿Los influencers no son productos también?

-Sí, pero los buenos influencers logran que el público sienta que está ahí con ellos, viviendo el minuto a minuto de lo que hacen.

-¿Tenías algún interés por la política antes del programa?

-No, ni sé a quién voy a votar. De hecho, no vóté en las elecciones internas. Por eso este programa me sirve a mí también para conocer a los políticos.

-¿Cómo definiste tu voto en las elecciones pasadas?

-Voté en blanco.

-¿Pero te definís con algún perfil ideológico...?

-No... No quiero hablar mucho de lo que yo pienso de la política. A mí los políticos no me transmiten confianza.

-¿Notás que tu generación no tiene interés por la política?

-Sí, me doy cuenta. Creo que recién a mi edad los jóvenes recién empiezan a interesarse un poco por la política...

-¿Y eso es responsabilidad de los políticos o de los jóvenes?

-Me parece que eso pasa porque los jóvenes empiezan a independizarse más tarde, entonces uno no siente la necesidad de involucrarse tanto en política. Es recién cuando uno cumple 23 o 24 años y ya tiene otras necesidades, que le aparecen las preocupaciones de por qué las cosas están como están. Cuando yo tenía 18 años, lo que pasaba en el mundo no me afectaba a mí sino a mis padres... Yo vivía con ellos e iba al colegio a estudiar.

-¿Por qué pensás que te convertiste en un influencer?

-No sé si soy un influencer, pero trabajo con redes sociales por la cantidad de seguidores que tengo. Hay mucha gente que me sigue por la música y por mis fotos, porque me gusta el modelaje. Al tener una gran cantidad de seguidores uno se convierte en una ventana para mostrar un producto a muchas personas...

-¿Ganás dinero por tu presencia en Instagram?

-Sí, claro. Las marcas te contactan para promocionar un servicio o un producto y el influencer recibe un dinero por una publicación o subir una historia dando a conocer esa marca.

-¿Es posible vivir de las redes sociales a través de esa forma de negocio?

-Sí. Si uno sabe manejarlo y explotarlo, se puede.

-¿Hay mucha competencia entre influencers?

-Yo no compito. Si me contactan para algo que yo no puedo aceptar, siempre paso nombres de otros chicos que conozco.

-¿Seguís en pareja con Valentina Olguin, tu compañera de Dame 5?

-Sí, empezamos a salir antes del verano. Después de Semana Santa nos fuimos a un retiro de meditación y encaramos para ser novios formales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados