CHARLOTTE CANIGGIA

"Todos los días salimos de compras en Punta del Este"

Charlotte Caniggia disfruta de sus primeras vacaciones en Punta del Este. Se aloja en la casa de una amiga y sale a tomar sol en la playa. A la noche prefiere solamente salir a cenar y descansar porque asegura que en 2018 dejó atrás los boliches y el alcohol.

Charlotte Caniggia
Charlotte Caniggia. Fotos: Nahuel Marichal. 

Prefiere una vida tranquila. Al momento de la nota en el hall del edificio, la mediática aparece convertida en una joven morocha simpática que luce ropa de playa. Saluda a los encargados del edificio, que destacan que la huésped es tranquila y simpática con todo el mundo. Luego, al momento de tomarse las imágenes, la morocha de bajo perfil desaparece unos minutos y reaparece convertida en la Charlotte Caniggia que todos conocemos. Se esconde detrás de lentes negros redondos y una llamativa y abrigada campera camuflada con capucha rosada en pleno verano. Hace poses y caras para la cámara. Sobre ese personaje habla Charlotte en Sábado Show. La intimidad de sus vacaciones, el fenómeno de su reality show y las versiones de romance con el sobrino de Ricardo Fort

—¿Cómo son tus días en Punta del Este?

—Nos levantamos temprano, vamos a la playa y después salimos de compras. Me gusta pasar mucho tiempo en la playa, tomo sol, almuerzo y me hago masajes. Nunca había venido a Punta del Este y me encantó. Me gustó mucho el mar, la gente, la comida y todo lo que hay para comprar. Me estoy quedando en la casa de una amiga, con mi hermano y un amigo de él, así que generalmente salimos en grupo.

—¿Qué compraste en Punta del Este?

—Compré de todo. Me gustan las marcas, las carteras, los tacos. Todas las mujeres somos locas por estas cosas. Además en Punta del Este hay muchas marcas que en Buenos Aires no tenemos, así que todos venimos a comprar acá. Voy todos los días de compras al Shopping. Me encanta.

—¿Y cómo son tus noches en este balneario?

—De noche salimos a cenar, a tomar un café o un drink y me duermo a las dos o tres de la mañana. No estoy saliendo a boliches, estoy en una etapa más tranquila. Ahora me cansa ir a bailar. Necesito tranquilidad y ya no me divierte ir al boliche a emborracharme. Estoy madurando.

—Se supo que tuviste un percance con unas pestañas postizas.

—Sí, se me perdieron en la playa. Me encanta ponerme pestañas una por una, pero esas duran un mes y cuando se caen hay que hacérselas de nuevo. Busqué por las farmacias pero no conseguí.

—¿En vacaciones también estás siempre pendiente de la estética?

—Siempre me gusta estar arreglada pero de día voy tranquila. No salgo de tacos. Me visto con zapatillas, pollerita y traje de baño.

—El 2017 fue un año intenso para vos y tu hermano al estrenar el reality show propio Caniggia Libre por MTV y Telefé. ¿Qué les dejó esa experiencia?

—Con el reality estoy cumpliendo un sueño. Me encantó hacer un reality show sobre mi vida. Está bueno grabar las cosas que me gustan hacer con mi hermano y mis amigos. Estamos por empezar a grabar una segunda temporada.

Una publicación compartida de Charlotte Caniggia (@chcaniggia) el

—¿Qué creés que le gusta a la gente de ustedes?

—A la gente le gusta que seamos nosotros mismos; no fingimos ser otra persona.

—Esa personalidad llamativa la fueron mostrando con los años. Cuando llegaron a Argentina tu hermano y vos se mostraban como dos chicos muy tímidos y de bajo perfil. ¿Qué pasó para que se diera esa transformación?

—Cuando llegamos éramos rechicos y no conocíamos a nadie en Argentina. Nunca habíamos venido a nuestro país. Todos querían hablar con nosotros pero éramos muy jóvenes y no queríamos contar mucho de nuestra vida. Era raro. Después se fue dando. Yo viajé para España después del Bailando del 2012 y allá hice dos realities. Volvió al Bailando en 2016. Todo fue cambiando con naturalidad.

—¿Cómo manejás la exposición y las críticas?, ¿les molesta que haya gente que diga que ustedes no hacen nada en todo el día, por ejemplo?

—No me importa. Hay gente que no lo quiere aceptar pero trabajar en los medios es un trabajo como cualquiera. Nosotros trabajamos en los medios, como las Kardashian. A mí me gusta, lo disfruto y lo elijo día a día. Por eso no estudio una carrera.

—¿Es un trabajo en el que por momentos te estresás o cansás?

—A mí me copa. Claro que a veces los medios hablan mal y eso no me gusta. Inventan cosas y una tiene que aclarar. Eso sí me cansa porque no está bueno, pero los medios son así.

—¿Tu mamá Mariana Nannis está al tanto de todos los detalles de tu carrera?

—Sí pero me deja tranquila. Al principio me daba algunos consejos pero ya voy a cumplir 25, estoy grande y puedo tomar mis propias decisiones. Hablo todos los días con mi familia pero cuando ella viene a Argentina hace su vida. Nos juntamos pero nada más.

—¿Está contenta con el hecho de que te hayas convertido en una figura mediática?

—Sí, le gusta mucho. Ella fue la que tuvo esta idea. Yo iba a estudiar diseño de moda pero ella me metió en el Bailando. Todo fue gracias a ella. En las primeras galas me acompañaba y le gustaba que yo estuviera ahí.

—¿Y a tu padre también le gusta?

—Sí, también. Al principio no le gustaba mucho que tuviéramos tanta exposición porque él tiene bajo perfil pero ahora se acostumbró. No le molesta y está contento por nosotros.

—Trascendió en los últimos días que habrías iniciado un romance con Thomas Fort, sobrino de Ricardo. ¿Qué hay de cierto?

—No hay ningún romance. Lo inventaron, como siempre. Lo vi una sola vez hace un año y ni siquiera hablé con él. El día que llegue el amor a mi vida todo el mundo lo sabrá porque lo voy a decir. Yo estoy en otra. No quiero romances, quiero estar soltera. No tengo ganas de estar en pareja. Estoy dedicada a mi trabajo y a pasar tiempo con mi familia. Mi amiga sale a full y me dice de ir pero yo no tengo ganas.

—¿Qué pasó con Dj Most, el último hombre con el que se te vinculó?

—Era un amigo pero no lo vi más. Es buen chico pero no había nada más que eso.

—¿Cómo te imaginás en 10 años?

—Me gustaría seguir en la televisión pero también quiero casarme y tener hijos. Quisiera ser buena mamá, ocuparme de mis hijos, criarlos y ser ama de casa, entonces en ese caso preferiría dejar de trabajar y ya no estar más en el medio.

En Uruguay

La excéntrica mediática suele visitar Montevideo para hacer actos de presencia en boliches de la mano de Jopp Producciones. “El público de Uruguay es re copado”, elogia. En su primera visita a Punta del Este, disfrutó de la playa, cenó en Ramses en el la zona del puerto, hizo compras en Calle 20, se hizo masajes con Vita Quiromasajes y conoció Crystal Beach Solanas y el exclusivo Pinar del Oriental de José Ignacio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)