MAWI

Tiempos de cambio

El boom de la cumbia pop ya pasó y enfrentando los altos y bajos de esa movida, la banda uruguaya Mawi atraviesa un proceso de cambio que tiene dos puntos claves.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mawi. Foto: Difusión

Por un lado, apuesta a géneros que le permitan consolidarse definitivamente en Argentina; y por otro prepara el terreno para la entrada de la nueva cantante, Belén Grezzi, quien ocupará la vacante de Martina Chocho que está embarazada y dará un paso al costado por un largo tiempo. Las dos vocalistas y el fundador del grupo Rodrigo Bovino hablan de este proceso, de entender a Mawi como una familia y de los objetivos trazados a corto plazo teniendo todas estas variables en cuenta.

"Es todo nuevo para mí así que, que venga todo", dice con una sonrisa amplia y un tono tranquilo Belén Grezzi, la nueva incorporación de la banda de cumbia pop Mawi, pensando en la etapa que está por comenzar: una etapa en la que los horarios se trastocan, en la que la vida empieza a activarse más en la noche, en la que hay que acostumbrarse a pasar demasiado tiempo arriba de una camioneta, recorriendo distancias largas y estando alejada de su familia. Puede resultar abrumador, pero Grezzi siempre quiso cantar y cuando recibió un mensaje en el que la invitaban a probarse para un grupo musical, la duda le duró apenas 10 segundos.

Aquel mensaje lo escribió Rodrigo Bovino después de escuchar la recomendación de un amigo y de rastrearla en las redes sociales, donde comprobó que la chica no sólo era linda sino que cantaba bien y tenía un carisma que traspasaba la pantalla. Se lo mandó poco tiempo después de que Martina Chocho, hasta ahora la cantante de Mawi, anunciara su embarazo y lo tomara por sorpresa.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Pero todavía no me fui", avisa Chocho que ya pasó las 20 semanas de gestación y calcula que dará un paso al costado —aunque temporalmente— a principios de setiembre. Espera su primer hijo para fines de noviembre, fruto de su relación con otro miembro de la banda, el guitarrista Gastón González con quien produce el grupo Kika que va cobrando fuerza en la región. Planea reintegrarse en un futuro.

"Acá se formó una familia. Mawi es un grupo, no se trata de personas que únicamente se ven para tocar", asegura Bovino y dice que la noticia del embarazo de su compañera lo puso "muy feliz". "Me dejó impactado, sí, porque me agarró un poco desprevenido, pero yo a los dos los veía como una pareja que se propone algo y va por ello. Se ennoviaron, se fueron a vivir juntos, tuvieron una mascota, empezaron un proyecto, dieron todos los pasos", reflexiona sobre la relación entre Chocho y González.

Pensar en la continuidad de Mawi, un grupo que nació a partir de una idea de Bovino y que hace dos años y medio es parte de la movida local de cumbia pop, fue un paso inmediato. Y Chocho supo rápidamente que no iba a poder seguir durante todo su embarazo subiéndose a los escenarios, por dos factores claves: por preservar la imagen de la banda y por su propia voluntad. "Porque cuando te ven como imagen, hay mucha gente que acepta algo así y otra que no. Y personalmente no me gustaría subirme al escenario de un boliche con una panza gigante", dice consciente de que el público de la banda hoy se compone más que nada de niños y preadolescentes.

Entonces, cuando el vocalista encontró a Griezzi, le propuso probarse y ella aceptó, la transición se puso en marcha de inmediato. Hoy, las dos cantantes integran el universo de la banda y trabajan juntas para que cuando llegue el momento y la vocalista de siempre tenga que bajarse, la nueva ya se haya integrado al funcionamiento colectivo.

"Siempre canté en bares, en acústicos, pero nunca en un escenario o para un público de ese estilo", cuenta la nueva integrante, formada en actuación y cursando actualmente la licenciatura en psicología. "A mí me gusta cantar lo que venga y la cumbia pop también", dice y cuenta que "al principio sentí que entraba a una familia que ya estaba armada, y me sentía como una intrusa. Pero son todos un amor y me sentí re bien enseguida. Por ahora no hay nada muy complicado, no sé qué va a suceder cuando se vaya Marti y entre yo pero espero que salga todo bien".

Chocho y Bovino están convencidos de que así será, sobre todo porque en este género, admiten, más que los integrantes importan las canciones: la clave está en lanzar un tema que suene en los boliches y en la radio, y que siga abriendo puertas para llegar más allá.

"Mawi bajó, no voy a andar mintiendo", dice Bovino pensando en el momento de la banda. "Yo quise sacar un tema en otro estilo, para hacer algo diferente, pero el tema no pegó", se sincera. La alternativa a ese golpe fue redoblar esfuerzos, aumentar la inversión y la carga de trabajo y apostar a una canción fiel a la tendencia del momento. Así nació "Mirala bailar", que mezcla cumbia con reggaetón y que se acompaña de un videoclip con mayor producción.

Una estrategia que, considerando que se integraron a una productora argentina y están empezando a sonar en la vecina orilla, tiene como objetivo claro la consolidación fuera de fronteras, conscientes de la dificultad que presenta un género inmediato, pero confiados en el cambio de aire.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)