ENCUENTRO

El té de la cumbre

Las omunicadoras tuvieron su encuentro de fin de año en la casa de Sara Perrone. Con una amplia convocatoria, las figuras femeninas de diversos canales se dieron cita en un encuentro que ya es un clásico. Todas destacan la unión de La cumbre, como se le llama al grupo que ahora también es una comunidad en WhatsApp. “Nos apoyamos mutuamente”, dicen.

Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas
Cumbre de divas

Sandra Rodríguez llevó un velón amarillo para que la luz entre todas siga encendida. Cada día más metida en el universo de la decoración, Karina Vignola le regaló a sus colegas un accesorio navideño con deseos de prosperidad. Hubo bromas, comentarios, puestas al día y hasta la realización de un divertido Manequin Challenge.

La cumbre, tal como se hace llamar el grupo de comunicadoras de la TV y la radio uruguayas, tuvo así su cuarta reunión de fin de año en casa de Sara Perrone, fundadora y una de las principales mentoras del grupo.

Yisela Moreira, conductora de En buenas manos y una de las integrantes de La cumbre, destaca la unión del grupo.

"Todo comenzó con la idea de Sara de hacer una reunión anual en su casa. Luego hicimos el grupo de WhatsApp y hoy se ha generado una sinergia muy positiva", asegura.

Sandra Rodríguez cuenta que en La cumbre se habla de todo. "Desde temas de actualidad del país, como asuntos de los medios o lo que nos pasa en el día a día. Lo importante también es vernos. Con muchas solo nos vemos aquí", añade.

De todas las ediciones, ha sido la reunión de La cumbre con mayor convocatoria. Algunas fueron por primera vez, como Eunice Castro.

La comunión ha sido tan buena que hay varias ideas respecto al futuro de La cumbre. Hubo quienes propusieron transformarla en una asociación formal, con personería jurídica, para que, por ejemplo, actúe en eventos benéficos.

Adriana Da Silva, que esta vez no pudo ir a la reunión pero es integrante fundadora, llegó a plantear la posibilidad de hacer una espectáculo teatral inspirado en la comunidad de comunicadoras.

La idea más divertida refiere a la posibilidad de hacer un partido de fútbol con la participación de las comunicadoras versus un equipo femenino que compita profesionalmente.

Unión.

Para Karina Vignola, La cumbre es una plataforma en la que las comunicadoras se apoyan mutuamente.

"Nos impulsamos en los proyectos personales que tengamos, sea en los medios como en otras actividades", asegura. Así, cada vez que alguna se involucra en un nuevo programa, obra o emprendimiento, las demás la apoyan con la difusión.

El primer nombre del grupo era "Cumbre de divas", pero luego decidieron sacarle tal calificativo, que había nacido del título de una nota en TV Show, referido a estos encuentros en casa de Perrone. "Me pareció bien el cambio porque no somos tan divas", dice Yisela entre risas.

En WhatsApp, La cumbre también es muy activa. Perrone, Vignola, Rodríguez y Emilia Díaz son algunas de las integrantes más presentes en los diálogos. El 19 de octubre, cuando a nivel regional se buscan conciencia sobre la problemática de la violencia doméstica bajo la consigna #Niunamenos, las integrantes de La cumbre se vistieron de negro para adherir.

La iniciativa se generó y cristalizó a través del grupo de WhatsApp, donde también hay lugar para bromas. Según Vignola, todos los días hay movimiento en el grupo.

Claudia Fernández también asistió al encuentro en la casa de Sara Perrone. "Está bueno reunirnos las comunicadoras porque de otra forma no nos cruzamos. O trabajamos en distintos canales o a veces en horarios diferentes. Es una buena excusa para juntarnos, charlar y ponernos al día", dice.

Más allá de que puede haber enemistad en algún caso, como ocurre entre Claudia y Karina, que no tienen relación, todo transcurre con cordialidad en La cumbre.

La conductora de Bendita TV explica también por qué salió el grupo de WhatsApp, más allá de acudir a las reuniones. "Porque con la que soy amiga hablo todo el tiempo", dice.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error