FESTEJO

Tarde o temprano de aniversario

"Siempre decimos que este programa está constelado", aseguran Camila Cibils, Cecilia Olivera, Paula Echeverría y Felipe Havranek.

Camila Cibils, Cecilia Olivera, Paula Echeverría y Felipe Havranek. Foto: Matías Sayavedra
Camila Cibils, Cecilia Olivera, Paula Echeverría y Felipe Havranek celebraron en Enjoy Punta del Este. Foto: Matías Sayavedra

Tarde o temprano (lunes a viernes 16:00, Teledoce) está a punto de celebrar un año en pantalla. El ciclo se afianza en las tardes televisivas y sus tres conductoras coinciden en que se encuentra bendecido desde el comienzo.

Camila Cibils, Cecilia Olivera y Paula Echevarría se conocieron y formaron equipo para el programa radial De taquito a la mañana (Radio Universal). Aun sin ser amigas, la química fluyó entre ellas y, poco tiempo después de comenzada la experiencia radial, cristalizó el proyecto de TV.

“Siempre decimos que este programa estuvo constelado desde el principio, desde como nació y la rapidez con la que se concretó. En menos de dos meses pasó de una idea que nació de una charla entre tres compañeras de trabajo a un programa al aire. Fue inesperado”, cuenta Paula Echevarría.

“Inesperado, pero buscado”, complementa Cecilia Olivera.

El debut de Tarde o temprano en la pantalla de Teledoce fue el 16 de julio pasado y se vendrán grandes festejos.

A la idea de las conductoras se sumó el interés del canal en tener un producto vespertino y la producción de Metropolis Films. La productora de cine y publicidad volvió así a la TV.

“Arrancó siendo un magazine de la tarde. Y a eso había que ponerle contenido. El equipo inicial éramos nosotras tres y luego se sumó Pipe como movilero”, cuenta Camila Cibils.

Pipe es Felipe Habranek. Primero comenzó en el programa como productor pero luego, mientras se estaba en la búsqueda de un comunicador de exteriores, dio con la talla.

“Para mí fue impresionante el cambio de hacer TV en vivo. Mucho más en el móvil, que es como un universo paralelo y solo tenés contacto con lo que pasa en el piso a través de un auricular. También me bajó a la realidad de saber todo el tiempo qué esta pasando, conocer rincones de la ciudad y estar en contacto con la gente”, asegura Habranek.

Química. Para Paula Echevarría, la clave del programa de TV, como el de radio, es la química que fluye entre las tres comunicadoras.

“Ya llegamos al punto en que nos olvidados de que hay una cámara y comenzamos a conversar con naturalidad hasta que la productora nos llama al “orden”, cuenta la comunicadora.

Cecilia Olivera cuenta que ninguna de las tres eran amigas entre sí antes de conocerse en los micrófonos de Universal.

“A dos años del programa de radio y un año de programa de tele, podemos decir que se desarrolló una amistad. No sé si en todos los ambientes de trabajo pasa lo mismo”, complementa Olivera.

Cada una tiene su perfil, pero son complementarios.

Camila Cibils, quien tuvo su pasaje por Subrayado (Canal 10) y por El Observador, se formó en Estados Unidos en periodismo cultural. Esa es su veta profesional.

En cuanto a la personalidad, se define como “la más volada y espontánea”. “Ellas me bajan a tierra”, complementa.

Paula Echevarría es la “zen” del grupo. Difícilmente se sale de eje. Sus intereses van desde el espectáculo a la moda. Ahora, además, acaba de inaugurar un nuevo segmento en Tarde o temprano: la columna rosa.

Aprovechando su facilidad para retener información vinculada al historial amoroso de los famosos, cada semana Echevarría pone al día a la audiencia en materia de pases de amor y desamor.

“Sabe con quien estuvo tal persona, dónde se conocieron y hasta los nombres de los hijos”, asegura Olivera.

“Es más”, complementa Cibils. “Ahora está desarrollando una capacidad muy interesante y es anticipar qué pareja dura y cuál no”.

Cecilia Olivera tiene formación periodística. Estudió en la Universidad Católica y trabajó en Telemundo y en Latinoamérica TV. Como tal, es la encargada de enriquecer los puntos de vista en cada tema tratado. Además, se confiesa como “la más charlatana del grupo”.

Otra de las características del equipo ha sido permanecer espalda con espalda.

“Cuando estamos en una nota, por ejemplo, sabemos en qué momento entra una o la otra. Si alguna se distrae, otra la cubre. Nos cuidamos mucho entre nosotros, somos solidarias”, revela Echevarría.

En un terreno como la comunicación donde suelen reproducirse ambientes muy estresantes y a menudo poco solidarios, ellas aseguran ser el ejemplo contrario.

“Cada una tiene su ego porque es necesario para esta profesión, pero lo tenemos bastante dominado. Sabemos que lo importante es el equipo”. dice Echevarría.

Resultados. “Hace un año estábamos con la expectativa de cómo nos iban a recibir. Hoy podemos decir que tenemos una devolución divina de la gente”, asegura Cecilia Olivera.

Camila Cibils coincide. “Nos dicen las jóvenes de la tarde, pero bueno, eso solo pasa en Uruguay”, dice entre risas.

Los cuatro comunicadores coinciden en la importancia de que la producción esté al frente de Metropolisis Films.

“Es un formato que a cualquiera de nos permite volcar nuestras inquietudes. La productora siempre nos apoya y muchas de nuestras ideas terminan cristalizando al aire”, dice Cibils.

Felipe Habranek destaca la factura técnica de los informes del programa con una productora acostumbrada al cine o la publicidad.

“El respaldo de Metropolis Films es una garantía de calidad. Los tapes tienen un gran nivel”, dice y destaca los clips grabados en ocasión de Hallowen y otras instancias.

Camila Cibils cree que la clave del programa es el equilibrio que todos los días buscan entre “color y actualidad”.

Las tres conductoras están en una especie de convivencia. De mañana están al frente de De taquito y por las tardes en Tarde o temprano. Al mediodía muchas veces almuerzan juntas y no faltan actividades compartidas los fines de semana.

“Llegamos a ese punto en que con una mirada ya sabemos qué está pensando la otra”, dice Olivera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)