Echevarría, Olivera y Cibils

De taquito en el dial

Paula Echevarría, Cecilia Olivera y Camila Cibils están al frente de De taquito a la mañana (Radio Universal, de 10:00 a 12:00), programa pionero en la programación matinal de AM.

Paula Echevarría, Cecilia Olivera y Camila Cibils. Foto: Javier Cé
Paula Echevarría, Cecilia Olivera y Camila Cibils. Foto: Javier Cé

Conducido por tres mujeres, De Taquito se impone como una opción fuerte a un dial conformado mayormente por voces masculinas. Proponen temas alternativos y un enfoque descontracturado de los asuntos de agenda. “Darnos este espacio ha sido una apuesta muy fuerte de una emisora que al mismo tiempo tiene un perfil deportivo muy marcado”, asegura Echevarría. Las tres periodistas se declaran feministas pero alejadas de prácticas radicales.

De taquito a la mañana (Radio Universal) lleva varios meses al aire con ustedes tres en la conducción. ¿Cuánto se discute en la cocina?

—(Echevarría) Nada. Nos llevamos muy bien. Hemos tenido alguna diferencia de contenido o de enfoque. Pero no lo llamaría discusión, sino compartir distintos enfoques.

—(Olivera) Nos ha pasado algo inesperado para mí y supongo que para todas y es la gran capacidad de comunicación que tenemos.

—(Cibils) Nosotros no nos conocíamos de antes. Nos reunió (Diego) Sorondo y Gabriela Imperio. Hubo buena química desde el comienzo.

—¿Qué perfiles manejan?

—(Echevarría) Somos muy diferentes y creo que nos complementamos muy bien.

—(Cibils) Paula es muy pacífica. Tengo mucha conexión con ella. Muchas veces, hace una pregunta al aire que yo estaba pensando en hacer.

—(Echevarría) Nos llevó un tiempo entendernos. Darnos los tiempos y los pies. Ahora está todo muy aceitado.

—Como programa, ¿qué aspectos distinguen como un diferencial respecto a otras propuestas?

—(Echevarría) Fue concebido como un espacio a tres mujeres para que hagan radio de mañana en AM, algo que no había sucedido nunca en el dial. Encima en una emisora con un perfil deportivo muy fuerte. Ha sido una apuesta importante de la radio que al mismo tiempo buscó comunicadoras periodistas pero con un perfil descontracturado.

—(Cibils) El periodismo puro y duro se lo dejamos a Aldo (Silva) que está antes que nosotros.

—(Olivera) La apuesta va por temas alternativos o tratados desde otro enfoque. Es un programa que también nos expone a nosotras como personas, más allá de como periodistas. Ahí está el plus de De taquito. Como profesionales, está bueno el ejercicio de manejar ese límite: hasta dónde mostrar tu personalidad en función de los contenidos del programa.

—(Echevarría) Intentamos que la gente se divierta y la pase bien.

—(Cibils) O que incorpore algo interesante y diferente. Aprovechar el espacio para tocar asuntos que no se tocan en otros lados.

—¿Cómo se van articulando los contenidos?

—(Olivera) Tenemos un invitado central en función de los temas. Nos damos mucha libertad a la hora de componer cada entrega. Nos interesa mucho la participación de la gente por todos los medios posibles. Estamos muy pendientes de lo que pasa en las redes sociales. También contamos con columnistas en varios temas. Alejandro Giménez (historia) Amparo Pereira (gastronomía), Yanina Kesman (vida saludable), María Rosa Oña (humor), Malena Paz (moda), Vala Nirenberg (música), Checho Mancuzzo (deportes).

—(Cibils) El abanico de columnistas nos tiene muy entusiasmadas porque son formas de tratar la agenda cultural desde diferentes perspectivas.

—Este año Radio Carve decidió programar en la mañana el programa Así nos va, también conducido por periodistas mujeres, en este caso Patricia Madrid y Viviana Ruggiero. ¿Qué les generó esa noticia?

—(Echevarría) Está buenísimo que se le dé espacio a las mujeres en la radio y en la mañana, que era un lugar ocupado casi exclusivamente por comunicadores hombres. Y que haya competencia de dos programas femeninos me parece espectacular.

—(Olivera) Y nos habla del fenómeno que generamos con De taquito que se hayan cambiado a la mañana para competir con nosotras.

—(Cibils) Son dos propuestas diferentes. El enfoque periodístico es distinto por lo que en ese aspecto no somos competencia directa.

—(Echevarría) Somos diferentes pero hay que subrayar que lo nuestro también es periodismo. Que sea alternativo y lo tomemos con otro enfoque, no quiere decir que no manejemos información.

—¿Qué devoluciones han tenido hasta el momento?

—(Echavarría) Creo que son muy buenas. La gente se está habituando a escucharlos. El otro día fui a la peluquería y una señora me identificó enseguida por la voz. Esa cercanía con la gente me sorprende mucho porque más allá de que no es televisión, donde a priori uno puede creer que es más masiva, la radio igualmente es un medio con mucha llegada.

—(Cibils) Nos escriben hombres también. Ellos vienen con la programación deportiva y se quedan con nosotras. Otro tipo de repercusión ocurrió hace pocos días cuando en una mesa sobre periodismo y feminismo nos mencionaron como ejemplo de un espacio radial en el que se habla de las mujeres y sus asuntos. Eso nos llenó orgullo.

—¿Son feministas?

—(Olivera) Somos feministas en el sentido de buscar la igualdad de género. No la supremacía de la mujer, como a veces se interpreta mal el feminismo. Le damos mucho espacio a la temática de género en el programa y el enfoque femenino de los temas es inevitable desde el momento en que somos tres mujeres y no lo disimulamos.

—(Echevarría) Estamos en un proceso de reaprender como sociedad a romper con ciertos preconceptos machistas que están muy arraigados. Está bueno el espacio para que nosotras podamos expresar lo que ya entendimos y, a la vez, darle lugar otras personas que la tienen mucho más clara para que hablen sobre ese proceso.

—(Cibils) El proceso de concientización es mundial. Es cierto que hay cierto feminismo radical que no le hace bien a la causa. Dañar un edificio, por ejemplo, resta a la causa. Y hace que los hombres no te tomen en serio y te traten de "tira bombas". Nosotras desde el momento uno del programa nos decidimos a tener espacios para los temas de género.

—(Olivera) También hay que aclarar que el programa no solo aborda temas que le interesan a la mujer. Sí tenemos un corte de género. Pero buscamos que el programa no sea solo de interés para mujeres.

—(Echevarría) Tampoco creo que haya tanto tema de mujer o de hombre. La mayoría de los asuntos nos interesan a todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)