TOM HOLLAND HABLA DE "SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA"

Superhéroe en Europa

Peter Parker se va de vacaciones estudiantiles a Europa. Pero la diversión le dura poco. Unas Criaturas Elementales amenzan al mundo y todos Los Vengadores están ocupados. Nick Fury (Samuel L. Jackson) no tiene más remedio que convocar a este chico bastante inquieto. 

Spider-Man
Spider-Man deberá salvar al mundo lejos de casa.

Rodada durante el verano de 2018 en los estudios Leavesden de Londres y otros lugares de toda Europa, en Spider-Man: Lejos de casa vemos a Peter Parker en un viaje escolar por Venecia, Praga, Londres...

Pero esa paz y felicidad no pueden durar mucho. Sus vacaciones serán interrumpidas porque el superhéroe tiene que salvar al mundo.

Poco después de aterrizar en Europa, de repente se encuentra con una serie de ataques perpetrados por criaturas elementales gigantes. Ellas serán los enemigos a vencer en la segunda película que tiene a Tom Holland como protagonista, en la piel de un Hombre Araña casi adolescente.

De nuevo bajo la dirección de Jon Watts, esta segunda entrega sobre el superhéroe de Marvel mantiene el balance entre acción, épica y comedia. De eso y algunos otros secretos del film, habla el actor en la siguiente entrevista.

-¿Ha crecido Peter Parker?
-Creo que estamos viendo un Peter Parker muy similar al que vimos en Spider-Man: De regreso a casa. En la primera película, realmente disfruté ver a un adolescente con superpoderes, y quiero que eso se repita. Todavía tiene 16 años y solo quiere divertirse.

-¿Qué te ha sorprendido en la secuela?
-El hecho de que podamos filmar en Londres fue una grata sorpresa. La primera película se llamó Spider-Man: De regreso a casa y la filmé a miles de kilómetros de distancia, y la nueva película se llama Spider-Man: Lejos de casa, pero estoy a cuarenta minutos de mi casa en Londres. Aunque no regreso todos los días a mi casa porque está muy lejos del set. El guión presentó esta película a gran escala, pero también fue un placer leer algo que sabés que sorprenderá al público.

-¿Cómo te sentís por hacer casi todas tus propias acrobacias?
-No hago todo. Hay algunas cosas que simplemente no puedo hacer, y estoy muy feliz de que mi doble las haga; si él puede hacerlas, mejor. Si hay una acrobacia en la que mi doble se ve mejor, entonces debe hacer esa acrobacia por el bien de la película. Pero a veces hay cosas que podemos ensayar y trabajar muy duro. No sé si viste la acrobacia de la carrera de obstáculos que hice hoy; bueno, hubo una acrobacia que fue impresionante. Pudimos ensayarla durante semanas y semanas, y por lo tanto pude hacerla. Intentamos por todos los medios filmarla de una sola vez, y espero que lo hayamos logrado. Me encanta hacer mis propias acrobacias. Así se me sube la adrenalina. Si hace que la película sea mejor, estoy totalmente a favor.

-¿Hay algo en particular que te gustaría realmente que vieran tus fans?
-En esta película hay mucha más acción que en la primera. Pero en definitiva, esta película es más importante que la primera. En la primera, pudimos contener la acción, y no creo que haya sido un evento mundial. En esta película, Spider-Man es incapaz de mantener estos eventos en secreto, y además es mucho más global después de los eventos de Avengers: Endgame. Así que el foco de atención realmente está en Spider-Man, mientras que en la primera película sentí que guardé un perfil bajo, lo cual fue bastante agradable.

En cines.

El segundo film de Tom Holland de protagonista como El Hombre Araña se estrenó el pasado jueves.

-¿Cómo fue la dinámica con Nick Fury y el trabajo con Samuel L. Jackson, el actor que lo interpreta?
-Es genial trabajar con Samuel, es muy, muy divertido. Siempre he sido su fan, no solo desde que empezó el MCU (Universo Cinematográfico de Marvel), sino desde que era chico con Pulp Fiction. Es muy interesante verlo en la pantalla con Peter Parker, porque obviamente Peter es un tipo alegre y optimista, y Nick da miedo. Es un poco como Robert Downey Jr., pero sin el descaro.

-¿Cómo es la relación de Peter con MJ, su interés romántico en esta historia?
-Es genial. Tenemos la oportunidad de ver con más detalle el desarrollo de esta relación, a diferencia del film anterior entre Peter y Liz (Laura Harrier). Ha sido divertido, muy divertido. MJ es la misma que en Spider-Man: De regreso a casa, pero aquí la exploramos más. Creo que el público realmente se conectará con ella, y la manera en que Zendaya la interpreta aumentará el número de gente que se identificará con ella.

-¿Cómo ha sido trabajar con Jake Gyllenhaal (Quentin Beck/ Mysterio)? Parece que siempre se te acercan los veteranos.
-Tengo mucha suerte de trabajar con esta gente. Me reúno con mi agente cada año: nos sentamos y revisamos una lista de actores y de directores con los que me gustaría trabajar, y Jake ya estaba en esa lista. Así que trabajar en estas circunstancias es fantástico. Jake es increíble. Todos los actores con los que he trabajado tienen un switch. Cuando les dicen “acción” te das cuenta de que actúan. Pero Jake no tiene eso. Es constante, esté o no en su personaje. A veces te desconcierta porque pensás que te está hablando, pero luego entendés que está actuando. He aprendido mucho.

-¿Te sentís en la necesidad de ponerle más ganas cuando trabajás con alguien así?
-Actuar se parece un poco a jugar tenis. Si jugás en contra de alguien que es realmente bueno, tratás de ponerte a su nivel, hacés tu mejor esfuerzo por jugar mejor. Pasa algo similar con la actuación. Cuando trabajás con alguien que es tan bueno, tenés que pensar más en los pequeños detalles del personaje y que todo encaje. Ha sido un gran privilegio trabajar con él.

-¿Cómo reaccionaste ante el nuevo traje que utilizás en esta película?
-Es maravilloso porque es más accesible y me puedo quitar la máscara. Se ve muy rudo. Es increíble. Es realmente genial porque el enfoque con un personaje como Spider-Man es aquí completamente diferente. Normalmente se viste de rojo y azul, y ya. El hecho de darle un nuevo traje es definitivamente algo que emocionará al público.

-¿Cuál ha sido tu escena favorita hasta el momento?
-Filmamos una escena muy divertida entre Jacob (Batalon, quien interpreta a Ned, amigo de Peter Parker), Zendaya y yo. Fue una sola toma, más o menos a la mitad de la película, y es muy estresante. Es muy divertida, pero no puedo contarte más, sería un spoiler, pero Jacob es muy divertido. Recuerdo que Zendaya y yo estábamos fuera de cuadro para el acercamiento de Jacob, y podríamos no haber estado allí porque nos estábamos riendo mucho. Tuve que mirar hacia otra parte, Jacob me estaba haciendo reír mucho.

-¿Hay mucha improvisación en esa dinámica de grupo?
-Jon (Watts) es un gran director: te permite hacer una toma de veinte minutos de puras tonterías, pero los últimos treinta segundos podrían valer oro. Realmente crea un ambiente en el que los actores pueden cometer errores creativamente, lo cual es raro que los directores hagan. Lo que es bonito en un film de esta magnitud es que puede decirte: “Oh no, hagámoslo veinte veces más para ver si lo podemos hacer bien”.

-¿Cómo ha sido enfrentarte con un nuevo tipo de villano este año?
-Es interesante porque cuando Jon me mandó la idea, pensé: “Guau, pelear con unas Criaturas Elementales monstruosas, eso es mucho más que Vulture”. Pero cuando ves los efectos y lo que están planeando hacer con estos monstruos, es realmente una proeza increíble. Peter Parker piensa lo mismo que yo pensé cuando me enteré de que eran monstruos; realmente no entiende qué está ocurriendo, ni cómo la Araña podrá vencerlos en este mundo post Avengers: Endgame. No será sino hasta después, cuando se reúna en equipo con Nick Fury, Maria Hill y Mysterio, que encontrarán entre todos una solución a esta locura. Las Criaturas Elementales son definitivamente unos villanos emocionantes.

Sobre la película.

Mientras que la primera interpretación en solitario de Tom Holland como Spider-Man nos presentó al icono que hace acrobacias con sus telarañas en el entorno familiar de la ciudad de Nueva York, ahora la muy esperada secuela ocurrirá en el mundo entero.

Después de varias apariciones en el Universo Cinematográfico de Marvel (el MCU para los miles de fans), incluida la sensación de taquilla mundial Avengers: Endgame, ahora estamos familiarizados con Spider-Man balanceándose entre los rascacielos de Manhattan, el patio de recreo tradicional del personaje desde que debutó en los cómics en 1962. Verlo por encima de los históricos canales y puentes de Venecia en Italia será algo nuevo.

“Escogimos el título Lejos de casa porque es un recordatorio divertido de la primera película, pero también porque la gran idea era sacar a Spider-Man no solo fuera de su zona de confort, fuera de la ciudad de Nueva York, sino también fuera de Estados Unidos”, explica el productor ejecutivo Eric Carroll. Peter Parker va a un viaje escolar en Europa: es una oportunidad de ver el mundo y luego salvarlo de nuevo. La trama girará entre México, Venecia, los Alpes, Praga, Berlín y los Países Bajos, antes de culminar en Londres.

En un mundo cambiado para siempre después de Avengers: Endgame –y ahora en peligro–, Nick Fury (Samuel L. Jackson) le pide a Spider-Man que haga más que en el pasado.

Como los demás Avengers están ocupados, Fury recluta a Spider-Man, junto con la agente Maria Hill (Cobie Smulders), para que ayuden a investigar un brote de eventos catastróficos. Son obra de unos villanos —dice Carroll— que no se parecen a nada que hayamos visto anteriormente: las Criaturas Elementales. Basadas en la mitología clásica, estas misteriosas criaturas están formadas cada una por uno de los elementos tradicionales: fuego, agua, tierra y aire.

Pero no tendrá que enfrentarse a estas criaturas solo, lo ayudará Mysterio (de día se llama Quentin Beck), interpretado por Jake Gyllenhaal. Con una armadura verde brillante, un casco transparente y capa escarlata, este nuevo personaje enigmático se parece, según Carroll, “al hijo amado de Thor, a Doctor Strange y a Iron Man”.

También hay un nuevo look para Spider-Man. Bajo el cuidado de la división clandestina de superespías de Nick Fury (que ha evolucionado a partir de los restos de SHIELD), existe lo que Tom Holland llama su "traje de sigilo". Es negro azabache de la cabeza a los pies y presenta un enfoque radicalmente nuevo para el personaje. Esta será la primera vez en la historia de Spider-Man en la pantalla que se le verá sin sus colores rojo y azul característicos.

Tom Holland

Nacido en Londres, Inglaterra, hace 23 años, este actor y bailarín se hizo conocido por interpretar al hijo de Naomi Watts y Ewan McGregor en la película Lo imposible. También hizo Billy Elliot: El musical y En el corazón del mar, entre otros trabajos. Enseguida llegaría su primera vez como El Hombre Araña, en la película Capitán América: Civil War (2016).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)