ENTREVISTA

Stefy Xipolitakis: “Dios quiso que viniera a Punta del Este"

La mayor de las mediáticas hermanas Xipolitakis llegó al verano uruguayo con una agenda cargada. Stefy asistió a varios eventos que intercaló con relax en el exclusivo balneario. “Me encanta todo de Punta, ya es parte de mí”, afirmó

Stefy Xipolitakis
Stefy Xipolitakis

—¿Qué te gusta de Punta del Este, lugar que elegís cada verano?

—Me encanta venir a Punta del Este, la gente es muy cálida y siempre me recibe con los brazos abiertos. Sin embargo, este año venir no estaba en mis planes. Vine porque Dios quiso que viniera. Yo estaba con mucho trabajo en Buenos Aires porque estoy preparando mi nuevo corte musical y no podía despegar los ojos de la consola musical, pero mi pareja vino un día antes de fin de año y me dijo “mañana viajamos a Punta porque tenemos que cumplir con compromisos comerciales allá”. Al día siguiente ya estábamos viajando para Uruguay. Para mí es un placer porque yo amo Punta del Este, pero mi equipo de Buenos Aires me pasa llamando. Se están acordando de toda mi familia (risas). 

—¿Cómo fue recibir el 2019 en Punta del Este?

—Yo le decía a mi pareja “cómo voy a pasar Año Nuevo lejos de mi familia”, porque iban a ser las primeras fiestas de toda mi vida que iba a pasar sin ellos. Tuve que llamar triste a mi familia para decirles “no es que no los ame, pero me tengo que ir”. Cuando llegué a Punta, llamé a Moria y me dijo “mami, estoy acá, venite a pasar Año Nuevo con nosotros”. Es una divina, es mi familia por elección.

—¿Cómo fue esa fiesta de fin de año con Moria Casán?

—Fue una fiesta divina. Mo tiene una energía muy parecida a la que manejamos nosotros. Es muy divertida, alegre, y con ella todo fluye. Me sentí feliz. Llamé a mami y papi para decirles que estaba contenta. Pasé lejos de ellos, pero por lo menos pasé con mi otra familia en Punta del Este.

—¿Estuviste en comunicación con ella cuando la retuvieron en el aeropuerto en su regreso a Buenos Aires? 

—Claro, estuvimos hablando. Nos despedimos el 1 de enero a la noche, y al otro día me levantó mi pareja para decirme que nos teníamos que ir ya para Montevideo. Me explicó que a Moria la estaban demorando en el aeropuerto. No pudimos llegar por el tránsito que había, nos costó mucho poder salir. Por suerte fue solo ese inconveniente y después se pudo ir tranquila. Hablé con ella apenas llegó a Buenos Aires y estaba increíble.

—Mencionabas que estás por lanzar un nuevo corte musical, ¿de qué se trata?

—Se llama Cash, ya terminamos de hacer el videoclip y solo quedan hacer unos arreglos musicales. Es un trap, reguetón, electro pop; lo que se escucha ahora pero con mi alegría y mi sensualidad. Está dedicado a todas las mujeres que están odiadas con mantener a los hombres.

—Estás vinculada a la música hace tiempo, ¿por qué hubo que esperar tanto para que saliera un proyecto como este?

—Es que yo estaba dedicada al público infantil. Tuvimos una reunión de producción muy compleja en la que me dijeron que teníamos que hacer cambios fuertes. Ahora los nenes nacen con el celular y la tablet abajo del brazo, consumen otras cosas, entonces yo tenía que abrir mi abanico y dedicarme al público de todas las edades. 

—¿Se viene un 2019 dedicada a la música, entonces?

—Voy a estar dedicada a la música, y a otros proyectos. Nos propusieron hacer un programa que todavía no estoy segura si está bueno porque es muy fuerte: hacer el reality show de los Xipolitakis. Implicaría mostrar todo lo que pasa adentro de mi familia, que es muy alegre y muy divertida, pero cuando pasan cosas fuertes son cosas muy fuertes. Mi familia es “wow, ¡qué familia!”. Me dijeron que sería algo como el de las Kardashian. 

—¿Cómo estás viendo el protagonismo que han alcanzado los movimientos feministas este último año?

—Me encanta. Es muy bueno que podamos tener igualdad entre el hombre y la mujer. El mundo está para que podamos evolucionar y aprender. Bienvenidos sean los cambios para que la sociedad sea mejor. El que no se quiera adaptar va a quedar por el camino, y ojalá haya castigos para las personas que dañan a otras con abusos y esos temas que son complicados. 

—¿Has vivido una situación de ese estilo?

—No, gracias a Dios no.

—¿Cómo es el vínculo con tu hermana Vicky, en su nueva vida tras casarse y convertirse en madre? 

—Hablo todos los días un montón de veces con ella. Estoy feliz por ese bebé tan hermoso que tiene. Todo el tiempo me está mandando fotos y videos: Salvador con la caquita, bañándose, con esto y lo otro. Yo le digo que me hace daño porque ahora estoy lejos y me dan ganas de irlo a besar. Estoy embobada, amo a ese baby.

—¿Cómo reaccionaste ante la denuncia por violencia de género que le hizo a su marido, Javier Naselli?

—Yo estoy del lado de afuera y los de afuera somos todos de palo. Vicky sabe que si nos necesita, nosotros le vamos dar contención porque somos pura alegría y fuerza. Ella está bien, sino yo no podría estar acá. 

—¿Cómo es la relación con tu cuñado?

—No nos vemos tan seguido, no hablamos mucho. Ese tema pasa por la relación de pareja. Ahí yo no me puedo meter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados