RUSIA 2018

Sole Ramírez: la voz de Mala Tuya hincha en Rusia

La cantante viajó para apoyar a la selección en Rusia y relata las peripecias de su viaje. "Las mujeres latinas somos distintas a las rusas, por lo que fui elogiada por mis curvas dos veces", revela entre risas. También cuenta la propuesta fuera de lugar que recibió de un ruso en pleno viaje.

Soledad Ramírez de Mala Tuya en el Ekaterimburgo Arena. Foto: Nicolás Pereyra.
Soledad Ramírez de Mala Tuya en el Ekaterimburgo Arena. Foto: Nicolás Pereyra.

La dulce voz de Soledad Ramírez de Mala Tuya se convirtió en cábala de Uruguay durante la fase de grupos del Mundial. Es que la líder de la popular banda juvenil viajó hasta Rusia y alentó a la selección desde la tribuna en cada uno de partidos que terminaron con la victoria celeste. Pero no todo fue fútbol en el paseo de la cantante. También hubo tiempo para recorrer las pintorescas ciudades junto al grupo de amigos y familiares que llegó junto a ella. Durante las caminatas repartió selfies entre los uruguayos que la reconocen y los rusos que se emocionan con los turistas o que asocian a Uruguay con Natalia Oreiro. El diario de viaje de Sole en Rusia.

—¿Cómo estás viviendo el Mundial en Rusia?

—Es impresionante. Es muy lejos de Uruguay entonces una lo vive con mayor intensidad, se pone más patriota que nunca. Estar en el estadio y ver a los jugadores y los goles en persona es superemocionante. Cuando cantamos el himno en los estadios se me eriza la piel y se me llenan los ojos de lágrimas. Además, los uruguayos que estamos acá somos relativamente pocos entonces se genera ese sentimiento de pertenencia que está buenísimo. Es la primera vez que viajo al mundial, así que es una experiencia nueva.

—¿Cuándo resolviste ir al Mundial?, ¿con quién viajás?

—La idea de viajar estaba desde el año pasado y lo terminamos de decidir en enero. Somos un grupo de 15 personas viajando juntas, entre familia y amigos. Eso también lo hace una experiencia especial.

—¿Qué tan hincha sos de la selección?

—El fútbol no me interesa demasiado pero soy hincha rabiosa de la selección. Miro todos los partidos y me gusta mucho lo que se genera con el mundial. Es una energía que nos convierte a todos en uno, dejando de lado las diferencias que siempre hay por equipos de fútbol, partidos políticos, o distintos intereses. Durante el mundial todos nos sentimos compañeros y eso es muy lindo, debería pasar siempre. Cuando nos fuimos del partido contra Rusia vimos a uno tocando el bombo con una camiseta de Nacional y al lado uno con la de Peñarol. Esa imagen resume ese sentimiento que hay en los mundiales.

—¿Cómo describirías el clima que se vive entre los hinchas uruguayos en Rusia?

—Es un clima de fiesta y buena onda total, de estar cantando en los ómnibus, en el metro, en los tranvías, en la calle. Todo el tiempo se canta "soy celeste", "volveremos, volveremos" o "hay algo que sigue vivo". Cada vez que una se cruza con un uruguayo por la calle enseguida se pone a gritar "Uruguay nomá".

—¿Cómo festejaste los resultados?, ¿fueron a las fan fest?

—Gritamos, nos abrazamos y cantamos a morir, con mucha euforia. El partido con Rusia fue el más emocionante. Terminamos llorando. Fuimos a varios fan fest, son predios enormes alejados del centro. Pasan los partidos en pantalla gigante y después hay shows en vivo y cosas para tomar y comer. Hay descontrol pero tampoco demasiado porque hay mucha seguridad y son bastante estrictos con los horarios. También hemos ido a bares específicos donde se corre la bola que se juntan uruguayos y nos quedamos hasta tarde.

—¿Te han reconocido en Rusia?

—Sí, bastante. Me pasa cada vez que los uruguayos nos aglomeramos en un mismo lugar. Después del último partido íbamos desde el estadio hasta el centro de la ciudad con varios uruguayos y habían unos rusos cantando unas canciones que no entendíamos nada, entonces nosotros nos pusimos a cantar canciones de Mala Tuya. También nos encontramos con unos rusos que eran super-fans de Uruguay y nos preguntaban por Natalia Oreiro. Nosotros les mostramos las canciones de nuestro último disco y les regalamos uno firmado. Quedaron copados con nuestro ritmo.

—¿Cómo es tu rutina los días que no juega Uruguay?, ¿has recorrido las ciudades?

—Como estoy con un grupo grande vamos coordinando entre todos qué hacer cada día. Aprovechamos el tiempo fuera de los partidos para conocer las ciudades. Recorrimos las sedes en las que jugó Uruguay, y también Moscú y San Petersburgo. Moscú es una ciudad impecable y está superlimpia, cuidada e iluminada. Es como perfecta, parece de mentira.

—¿Cómo es el trato de los rusos?

—Lo que más me sorprendió es que los rusos son superamables, simpáticos y serviciales, a diferencia de lo que me comentaban. Por otro lado me sorprendió negativamente que casi ninguno habla inglés, así que es muy difícil comunicarse. Es todo a través de señas y traductor de Google. Algo muy raro es que todo el tiempo nos piden para sacarnos fotos. No sé si es porque les resultamos raros o están emocionados por la novedad de tener tantos turistas.

—¿Alguno te tiró onda?

—No me han tirado onda, pero las mujeres latinas somos muy distintas a las rusas y en dos oportunidades fui elogiada por mis curvas (risas). Una vez fue por un señor que no hablaba nada de inglés pero se me acercó y me dijo "you have good form" y me hacía con las manos la silueta de una mujer. La otra situación fue muy bizarra: me pidieron para sacarse una foto conmigo y después de que nos sacamos la foto me preguntó si le podía sacar una foto a mi cola. Lo mandé a cag...

—¿Tuviste alguna dificultad en el transcurso del viaje?

—Como somos un grupo grande siempre tenemos problemas para entrar y salir del metro todos a la vez porque se nos cierran las puertas muy rápido. Más de una vez quedó alguno afuera o adentro del metro y quedamos separados...

CREO EL TI

Voz celeste

Sole Ramírez se convirtió en la cantante más fanática de la selección uruguaya en Rusia. "Estar en el estadio y ver a los futbolistas jugando en persona es superemocionante. Cada vez que cantamos el himno se me eriza la piel y se me llenan los ojos de lágrimas", relata la líder de Mala Tuya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados