ENTREVISTA

Sofía Schellemberg, la feminista y porrista uruguaya en México

La cantante e hija del músico Jorge Schellemberg está instalada en México desde hace dos años, donde ha desarrollado su carrera en la música y también en el modelaje. Dueña de una belleza y un carisma bien oriental, Sofía también se sumó al equipo de porristas del Club Cruz Azul en México.

Sofía Schellemberg
Sofía Schellemberg

—¿Cómo y cuándo se dio tu llegada a México?

—Vine en junio de 2016. Me trajo una empresa que tiene antros (ya no recuerdo cómo se dice en uruguayo) por todo el país y vine como cantante para esos diferentes locales.

—¿Cuál fue el detonante para emigrar de Uruguay?

—En ese tiempo estaba definiendo lo que quería hacer con mi carrera artística, y lamentablemente en Uruguay no tenía tantas oportunidades de hacer lo que quería. Esta posibilidad se presentó sola realmente, un amigo hizo el contacto y a los pocos días me compraron el vuelo. Al principio lo tomé como un desafío o al menos para ver qué tal me iba, y la verdad soy muy feliz acá, así que me he quedado y me seguiré quedando.

—¿En qué momento se dio tu primer acercamiento a lo artístico? ¿Qué fue primero: modelo o cantante?

—Sin duda cantante. Tuve la suerte de nacer en una familia de músicos y de integrarme a esa vida desde muy niña. A eso de los 4 años tuve mi primer escenario en el coro de niños con Osvaldo Fattoruso y Mariana Ingold. De ahí en adelante la música siempre fue parte fundamental de mi vida. Lo del modelaje es algo que se fue dando aquí en México y lo veo como un trabajo, pero no me apasiona como la música o la actuación. 

—¿Cómo se dio tu incursión como porrista del Club Cruz Azul?

—Me inscribí en una agencia de publicidad y resultó que la directora se ocupaba de "las de azul" (así nos llaman) y me ofreció un lugar en el equipo. Es muy emocionante, somos 6 chicas fijas y hay suplentes. Antes de cada partido como locales damos una vuelta por la cancha y nos tomamos fotos con la afición, y en el medio tiempo hacemos una coreografía. La hinchada del azul siempre nos trata muy bien.

—¿Qué es lo que más te atrae de ser porrista?

—Hay varias cosas positivas. Para empezar, es un trabajo y con todo trabajo hay que ser agradecido. Además, los aficionados son muy cariñosos con nosotras; nos siguen en nuestras redes y están muy al pendiente.

—¿Qué clases de piropos suelen recibir en la cancha?

—Más que nada nos piden fotos, gritan nuestros nombres o números de playera (camiseta). Son una afición muy respetuosa. Nunca he sentido una ordinariez contra nosotras en la cancha. 

Sofía S
Sofía Schellemberg. 

—¿Qué tan fanática sos del fútbol? ¿Lo eras también en Uruguay?

—Siempre fui fan del fútbol. Me encantaba ver los partidos de Peñarol con mi viejo, soy muy fan.

—Hoy que está muy en auge la lucha feminista en contra de las "mujeres - objeto" ¿no han recibido críticas como porrista? ¿Te has cuestionado seguir o no en esa función?

—El hecho de cuestionarme si seguir haciendo o no algo que me encanta, por cómo puedo ser percibida como mujer es lo opuesto a lo que busca el feminismo. Me considero feminista y eso significa que soy libre de hacer lo que quiero. Y quiero seguir siendo porrista.

—¿Te dedicas a otras tareas además de lo artístico?

—Lo que más hago acá es cantar, pero también estoy incursionando en la micropigmentacion (es cómo maquillaje permanente). Siempre me gustó todo eso y acá está muy de moda, hay mucho trabajo.

—¿Cómo es tu rutina diaria en México?

—Por lo general me levanto medio tarde. Voy a entrenar: soy aficionada del box así que entreno bastante y además para mi trabajo tengo que estar en forma. Dependiendo del día puede ser que tenga partido, o algún llamado para algo. A veces tengo ensayos y casi todos los días, por lo general cinco noches a la semana, canto en un antro llamado Barezzito. Más allá de eso, hago las cosas de siempre: los amigos, los asados (¡aunque la carne nada que ver con la uruguaya!), libros, netflix.. etc.

—¿Qué extrañás de Uruguay?

—Primero que nada a mi familia. Estar lejos de ellos ha sido lo más difícil de todo esto. A mis amigos, que entran en la misma bolsa y más allá de eso todo es trivial. Obvio extraño la playa y las tortas fritas, pero no es algo que me ponga triste.

—¿Qué contacto mantenés con Uruguay? ¿Has venido desde que emigraste?

—Estuve de visita dos veces. Y todo el tiempo estoy en contacto con mis familiares y amigos más cercanos.

—¿En qué crees que sos más uruguaya?

—No me di cuenta hasta que no estuve acá, pero en el fútbol. Hoy convivo con muchos extranjeros de todo Latinoamérica, y cada vez que sale el tema fútbol lo vivo de una forma especial.

—¿Cuáles son tus próximos planes?

—Tengo varios proyectos en puerta. Pienso seguir cantando y estoy armando algo mío por ese lado. También se vienen cosas en la Televisión. He sido muy afortunada desde que llegué a México.

—¿Volverías a Uruguay? ¿En qué circunstancias?

—No lo sé, no está en mis planes por ahora. Tendría que tener una buena oferta laboral que me diera las comodidades que tengo acá y obviamente en la música o televisión porque acá tengo la fortuna de poder trabajar en lo que amo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º