El final de Ávila

¿Sobrevivirá?

El Señor Ávila huye de la muerte, Iván se ha transformado en Señor con Ana como mano derecha, Molina quiere terminar con Los Apóstoles... son apenas las pocas cosas que se conocen de la cuarta y última temporada de esta serie mexicana original para HBO, que empezarán a verse mañana, a las 21 horas.

Sr. Ávila
Tony Dalton es quien encarna al protagonista de esta historia.

"¿Tu encuentro con la muerte no te habrá vuelto débil?", es la primera frase que se escucha en el tráiler con el que se presenta la cuarta y última temporada de Sr. Ávila. La serie mexicana original de HBO Latin America comenzará mañana a emitir sus diez capítulos finales (22 horas) y poco es lo que se sabe sobre el esperado desenlace.

Está claro que la mencionada frase hace referencia al protagonista de esta historia, un asesino a sueldo que ha ido ganando poder con el correr de las temporadas. Su título de "Señor" es el que tienen todos los integrantes de una organización clandestina que vende sus servicios. En la primera temporada había un Señor de Señores al que todos respondían, con el paso del tiempo ese cargo quedó vacante y Ávila terminó por quedarse con el codiciado sillón.

Claro está que el ascenso no le ha salido gratis. Por el camino quedaron una esposa y un hijo. El golpe marcó su vida, pero también lo volvió más duro e implacable. Al no tener ya nadie por quién vivir, poco le importaba a él mismo morir. Y sabido es que alguien que no le teme a la muerte es capaz de todo para lograr el objetivo que se ha puesto en mente.

En los avances de la cuarta temporada, se ve a Ávila tendido sobre una mesa y a Los Apóstoles, que son los integrantes de la organización, rodeándolo como si estuvieran velando su cuerpo. ¿Es que Ávila ha muerto?

"La muerte está muy cerca, demasiado cerca como para seguir ignorándola", dicen los hermanos Walter y Marcelo Slavitch, los guionistas argentinos responsables de esta historia, también conocidos por haber escrito Epitafios. "Los sacrificios que Ávila hizo fueron todos una manipulación", continúan los autores, que se inspiraron en el tema musical Sicarios, de Ruben Blades, para escribir esta serie enteramente rodada en México D.F.

Ávila (Tony Dalton) es un hombre de 49 años, de clase media, que alguna vez fue policía. Para ocultar su actividad de asesino a sueldo, se dedicaba a vender seguros de vida. Más adelante, la fachada pasó a ser otra: la funeraria del primer Señor (Moreira) importante al que le tocó sustituir. Allí "heredó" a Iván (Carlos Aragón), un perro guardián siempre pendiente de que se cumplan todas las reglas de "el negocio", al punto que siempre se dijo que él era el verdadero Señor de Señores.

"El Señor Ávila me nombró Señor", se ve decir a Iván en el tráiler. ¿Será que finalmente Iván ha asumido todo el poder? Carlos Aragón, el actor que lo interpreta, dijo en el lanzamiento de la serie en México que se estaba "cumpliendo un deseo… el de tener un nuevo accesorio en la mano", refiriéndose al anillo que identifica a los Señores y que el actor lucía ese día ante la prensa. El anillo que ahora veremos llevar a Iván en la pantalla.

"Creo que se debe renovar el negocio con sangre nueva", es otra de las frases que se le escucha pronunciar a Iván, quien también tendrá su mano derecha, la siempre fiel Ana (Camila Selser). Encargada de maquillar los cadáveres para los velorios que se realizan en la funeraria, Ana siempre estuvo al tanto del verdadero negocio que se realizaba allí. Pero nunca dijo nada, siempre actuó como confidente de Iván. Recién en la tercera temporada se pudo saber algo más de su historia y su vínculo con su madre.

"Ana se vuelve la mano derecha de Iván, entonces ahora ella es el relojero que ayuda al Señor", adelanta Camila Selser sobre lo que ocurrirá con su personaje en la cuarta temporada. "Cada quien tiene su agenda secreta", sigue la actriz, sin dar más pistas. En el tráiler se la ve diciéndole a Iván: "el puesto no debe de cambiar a la persona, sino la persona al puesto".

"Vamos a descubrir, durante esta temporada, si Iván está preparado para manejar ese poder", apunta Paul Drago, uno de los productores de la ficción.

Señor en peligro.

"Que Iván se sienta importante, es algo que siempre quiso", señala Tony Dalton, el actor que personifica a Ávila, sobre el ascenso de su ladero. Entre ambos la relación siempre fue muy ácida, una especie de amor-odio que les ha permitido sobrevivir. Precisamente sus diálogos son lo más jugoso de esta serie, cargados siempre de mucha ironía y humor negro.

"Ávila tiene algo que ganar, por lo tanto tiene algo que perder si no lo logra", es de lo poco que ha manifestado Dalton sobre lo que sucederá con su personaje en esta temporada. Está claro que está en grave peligro, más grave aún que los peligros que ya conoció que han sido muchos.

Tanto a Ávila como a Molina otro asesino a sueldo- les interesa terminar con Los Apóstoles. "De Molina, que fue la persona con la que estaba Cardozo cuando le dispararon a Ávila, no sabes muy bien de qué lado está", explica Dalton haciendo referencia a un enemigo de mucho poder, Cardozo. "Ha sido el que ha estado manejándolo todo, todo el tiempo y, cuando dispones literalmente de la vida de los demás, pues ahí tienes todo el poder", apunta Martjin Kuiper, el actor que interpreta a Cardozo

"Ávila y Molina tienen un fin claro que es acabar con Los Apóstoles y cada uno tiene un motivo muy importante para hacerlo", cuenta Michel Brown, el argentino que se mete en la piel de Molina y al que muchos recordarán por haber sido uno de los chicos Jugate conmigo, el programa de Cris Morena. "La cuarta y última temporada creo que es una de las grandes temporadas de Ávila", destaca el actor.

Final incierto.

Si hay algo de lo que se ha preocupado Sr. Ávila en esta despedida es de asegurar el misterio. Es muy poco lo que se ha dicho sobre lo que ocurrirá en los diez capítulos finales, lo cual aumenta mucho las expectativas.

"La temporada tendrá las conclusiones de las historias de los personajes... de los que aún quedan vivos", bromea Juan Carlos Remolina, el actor que encarna al Detective Sánchez, quizás de los pocos personajes "buenos" de la historia. Y hasta por ahí nomás.

"Para algunos personajes es demasiado tarde, como Ávila", anuncia Fernando Rovzar, director general de la serie que, en esta cuarta temporada, se une como guionista a los hermanos Slavich.

"¿Cuál va a ser el destino de estos personajes? Creo que ninguno tiene redención", comenta Aragón.

"Hay mucha desconfianza, hay mucha traición, hay mucha venganza", agrega por su parte Dalton.

Lo que se intuye de los adelantos es que hay una vuelta de tuerca que será fundamental para el desenlace: "A Ávila antes no le importaba morirse", señala Alexis Fridman, otro de los productores de la serie. ¿Eso quiere decir que ahora sí le importa?

Hay una escena clave en el tráiler que podría estar denunciando este cambio. "¿Qué quieres hacer?", le pregunta a Ávila el fantasma de Ybarra (Hernán Mendoza), el fallecido sicario mentor del protagonista. "Salvarme", responde Ávila.

Debieron pasar cuatro temporadas para que este Señor pudiera volver a encontrarle el gusto a la vida. Las explicaciones del cambio deberían estar en lo que se viene a partir de mañana, cuando esta exitosa ficción mexicana comience a cerrar sus historias con algo más que lo que le ha sido moneda corriente... la muerte de sus personajes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)