stranger things

La serie de la que todos hablan

Es la serie de Netflix de la que más se habla en el momento. Todos la recomiendan y quienes la vieron están deseosos de que llegue una segunda temporada.Stranger Things reúne todos los condimentos que la hacen atractiva a un público muy variado: nostalgia ochentosa, misterio y aventura, un elenco infantil que sorprende, y una música que ya ganó su propio protagonismo. Sin revelar más de lo que se puede, los invitamos a conocer algunos de los detalles del fenómeno del momento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Stranger Things

Desbancar a Game of Thrones en el ranking de popularidad no es para cualquiera y, desde hace semanas, una serie de Netflix que llegó casi que en silencio lo logró en la lista que elabora el sitio Internet Movie Data Base (IMDB). Si aún no escuchó hablar de Stranger Things (Cosas extrañas) es porque usted no es de esos fanáticos del mundo de las series, ya que desde hace días no se habla prácticamente de otra cosa en el universo de la TV (y más allá, también). La gente mira y recomienda con fervor Stranger Things.

Y no es para menos, esta nueva serie ochentosa con abundantes referencias a Steven Spielberg y Stephen King, entre otros, tiene varios condimentos como para que el plato guste a varias personas al mismo tiempo: un misterio, toques de fantasía y elementos sobrenaturales, muy buena música, un elenco infantil sorprendente, y acción y aventuras de las buenas.

En apenas 8 capítulos de una hora, que se consumen de un tirón si se tiene el tiempo necesario y generan síndrome de abstinencia si hay que dejar para después los capítulos que siguen, se presenta y desarrolla una historia que termina, pero que también deja abierta la puerta para continuar. En tal sentido, aún no está confirmado oficialmente que haya una segunda temporada, pero están dadas todas las condicionantes para que eso ocurra. La audiencia lo demanda, sus creadores los hermanos Matt y Ross Duffer- están dispuestos y ya manejan ideas, y el elenco está deseoso de seguir contando esta historia.

¿Qué historia? La de un grupo de amigos de unos doce años de edad que no son precisamente los populares de la escuela, sino todo lo contrario. Son los estereotipos clásicos destinados a convertirse en víctimas de bullying: cuatro amigos que se la pasan encerrados jugando al juego de mesa Calabozos y Dragones. Una de esas jornadas maratónicas termina con la extraña desaparición de Will (Noah Schnapp), disparando así una búsqueda en la que se verán involucrados su familia (su madre y su hermano mayor, considerados los raros del pueblo de Hawkins, Indiana), sus amigos, y el comisario del pueblo. Y en la que aparecerán de forma sorpresiva quienes trabajan en un laboratorio cercano controlado por el gobierno, y una niña rapada (Millie Bobby Brown) que escapa de allí y que apenas habla. Ella se cruzará con Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo) y Lucas (Caleb McLaughlin), que la esconderán y ayudarán en su huida, al tiempo que descubrirán que tiene poderes especiales muy útiles para encontrar a su desaparecido amigo. Como tiene tatuado el número 11 en su brazo, la llamarán Eleven (once en inglés) o "El". Poco más se puede decir de esta historia sin quemar su trama.

¿Por qué engancha?


Está clarísimo que sobre gustos no hay nada escrito y que, por ende, no existe la fórmula para armar un éxito. Con la serie ya circulando de boca en boca y generando cada vez más seguidores, lo que se puede es intentar explicar por qué gusta tanto.

Winona Ryder es la madre del chico desaparecido.
Winona Ryder es la madre del chico desaparecido.

La nostalgia es un elemento clave. En este caso está dada por su ambientación en una década en la que muchos seguidores habrán vivido su infancia, muy parecida en algunos casos a la de sus protagonistas. Una época en la que lo más parecido a un celular son los walkie talkie con que se comunican Mike y sus amigos, con el necesario "cambio" o "cambio y fuera". En la que moverse en libertad en bicicleta, sin temer por la seguridad tanto como ahora, es algo que se añora del pasado. Un pasado en el que apenas bastaba con un tablero e imaginación necesaria para mover a personajes como dragones o magos.

La nostalgia también pasa por una banda sonora que seguramente traerá muchos recuerdos a varios, muy al estilo de las películas de los 80 de John Carpenter. Está tan bien elegida y es tan adictiva, que ya provocó que sea editada para su venta. El pasado 28 de julio, Netflix dio la noticia en Twitter: la banda sonora de Stranger Things, compuesta por los músicos Kyle Dixon y Michael Stein, integrantes de la banda Survive, estará disponible en breve. La misma incluye temas como Should I stay or should I go, de The Clash; Sunglasses at night, de Corey Hart, y Africa, de Toto. También hay canciones anteriores a los 80, como She has funny cars, de los psicodélicos Jefferson Airplane.

Y más nostalgia hay si tenemos en cuenta las muchas referencias que la serie hace a películas, directores y escritores muy populares en los 80, como Spielberg y Stephen King. Del primero, Stranger Things toma cosas de E.T. El Extraterrestre (las bicicletas, el encuentro de dos mundos, la peluca rubia de Eleven), de Encuentros cercanos del tercer tipo (los fenómenos extraños), de Tiburón (el uniforme que usa el comisario Hopper, un poster), de Super 8 (que Spielberg produjo en 2011). De Stephen King, adopta el género y la forma en que se cuenta la historia; los títulos de los capítulos (alusivos a los de sus novelas); las referencias al film Cuenta conmigo, que se basa en su novela El cuerpo (fundamentalmente la relación de amistad de sus protagonistas); que los poderes de Eleven se parezcan a los de Carrie… y la enumeración pueden seguir. El propio King se ha identificado tanto con la serie, que la ha recomendado por Twitter, asegurando que verla es como contemplar sus grandes éxitos "en el buen sentido", que se trata de "pura diversión" y que solo le preocupa que se vuelva tan popular como para "colapsar los servidores de Netflix".

Responsables


Pero toda esa nostalgia no provocaría el efecto que está provocando si no tuviera los directores, guiones y elenco que ofrece Stranger Things. Dirección y libros son responsabilidad de los mellizos Matt y Ross Duffer, nacidos en Durham, Carolina del Norte, en 1984. Conocidos por el thriller Escondido (2015) y por haber escrito para la serie de Fox, Wayward Pines, están conscientes del éxito alcanzado con Stranger Things y sus cabezas ya han empezado a imaginar una posible segunda temporada.

"Nos hemos dado cuenta de que nos estamos enamorando de estos personajes y de que la audiencia se va a enamorar de ellos, así que el plan sería tratarlo como una secuela, con una tensión diferente, pero al mismo tiempo permaneciendo por más tiempo con estos personajes", señalaron en una conferencia de prensa de la Asociación de Críticos de TV de los Estados Unidos. Agregaron que su idea es mantener el tono de la serie, dejando en claro que todas sus secuelas se sienten un poco distintas. "No solo es sobre derrotar a otro monstruo, uno más grande y malo. Queremos que se sienta un poco distinta, un poco más oscura", apuntó Ross y Matt acotó que una segunda temporada sería "estructuralmente muy distinta, lo cual es divertido". Sería nuevamente de ocho episodios, un número "manejable" y que se sentiría algo "orgánico y natural para contar la historia".

Stranger Things
Stranger Things


Claro está que aún falta lo fundamental, el anuncio oficial de Netflix. En tal sentido, Ted Sarandos, directivo de la empresa, dijo en la reciente gira veraniega de la Television Critics Association: "Siempre queremos tomarnos algún tiempo para ser considerados con el proceso. Cuando hacemos público algo, ya tenemos una idea de hacia dónde se va a dirigir, pero consideramos sensato dejar que la serie respire".

Conocidos y nuevos

Winona Ryder, como la desesperada madre del desaparecido Will; David Harbour, como el comisario Jim Hopper, afectado por la muerte de su pequeña hija, y Matthew Modine, como el Dr. Martin Brenner, el científico que manipula a Eleven, son las caras conocidas de un elenco en el que sobresalen los más pequeños. La que más llama la atención es, sin duda, Millie Bobby Brown, la niña que encarna a "El". Se trata de una actriz de 12 años nacida en Marbella, España, pero de nacionalidad británica como sus padres. Antes de Stranger Things, se la pudo ver en Intruders, una serie de la BBC, y en las series americanas Once upon a time in Wonderland (Sony), NCIS (AXN), Modern Family (Fox) y Greys Anatomy (Sony).

"La serie tiene muchos géneros y eso la hace atractiva. Hay ciencia ficción, romance, humor y un thriller de fondo. Es normal que la gente esté enganchada", destacó Brown en entrevista con el diario español El Mundo al tiempo que confesó que no sabe nada de una segunda temporada. "Solo sé que nos llegan muchos mensajes pidiéndonos seguir y que todo es posible. Pero la verdad es que no tenemos ni idea". Añadió que, de seguir la serie, espera mantenerse con vida en las siguientes temporadas, "y si lo consigo, espero ser más malota y más loca que nunca. Creo que voy a ser un caso mental y no me preocupa que me quite tiempo de poder hacer otras producciones. Estoy centrada totalmente en esto".

La generación intermedia de la historia también tiene su importancia.
La generación intermedia de la historia también tiene su importancia.

La joven cuenta como anécdota que sus padres se oponían a que se rapara completamente para el papel, porque temían que eso le quitara la posibilidad de encarar otros trabajos. Pero ella los convenció y no se equivocó, superando incluso el llanto de su padre al verla por primera vez con su nuevo look. Antes la tuvieron que convencer los hermanos Duffer y para ello le mostraron la foto de Charlize Theron rapada a cero para su personaje en Mad Max: Furia en el camino.

BrBestá muy bien acompañada por Finn Wolfhard y Gaten Matarazzo, los chicos que interpretan a Mike y Dustin, sin mucha experiencia en la actuación y grandes revelaciones también. Ambos comparten su pasión por películas como E.T., Los Goonies y Cuenta conmigo. "Mike puede ser algo precoz a veces, muy divertido, pero serio cuando hace falta. En especial cuando se trata de encontrar a su mejor amigo Will. Por eso me gusta tanto, pues la gente que vivió en los 80 puede identificarse con él o tuvo un amigo como él", dijo Wolfhard a Ismorbo.com. "Fue increíble. Tuvimos una muy buena relación con los directores y aprendimos sobre cosas que podés hacer con las cámaras, como dirigir. Matt y Ross nos enseñaron mucho, aprendimos muchos de ellos en los últimos seis meses", apuntó Matarazzo, del que se puede contar como curiosidad que en medio de la temporada le empezó a cambiar la voz producto de la pubertad, por lo que el departamento de audio tuvo que hacer de las suyas para solucionar el inconveniente.

También hay un elenco intermedio, conformado por los jóvenes de la historia -Natalia Dyer (hermana de Mike), Charlie Heaton (hermano de Will) y Joe Keery-, con situaciones que apelan mucho a las películas de colegios secundarios con toques de terror.

David Harbour encarna al comisario del pueblo en el que desapareción Will.
David Harbour encarna al comisario del pueblo en el que desapareción Will.

Lo que sigue


Todavía no hace un mes que Stranger Things fue lanzada por Netflix y ya circulan camisetas alusivas, unas de ellas con la palabra "Run" (corre) y lucecitas navideñas colgando a su alrededor (los seguidores lo entenderán). Las notas referidas a la serie se multiplican, las especulaciones sobre una nueva temporada están a la orden del día y el run run sobre posibles nominaciones a importantes premios ya empieza a aparecer. Todo gracias a quienes, en definitiva, importan y han convertido a Stranger Things en la serie sensación: los millones de espectadores que ya piden a gritos el regreso de Eleven, Mike y sus mundos paralelos.

Matt y Ross Duffer


Los creadores de la serie son hermanos mellizos, nacidos hace 32 años en Durham, Carolina del Norte. Su trayectoria apenas registra el corto
We all fall down (2005), el thriller Escondido (2015, con Alexander Skarsgård) y guiones para la serie Wayward Pines. Para la actriz Winona Ryder, Stranger Things es una especie de resurgir, si bien ya se la había visto con un papel medianamente importante en la serie de HBO, Show me a hero. Ya se habla de posibles premios.

Los mellizos Matt y Ross Duffer son los creadores de <i>Stranger Things.</i>
Los mellizos Matt y Ross Duffer son los creadores de Stranger Things.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)