ENTREVISTA

Sergio Gorzy: "Siempre soy oficialista"

El conductor celebra un récord con Buscadores, el programa que dirige en la pantalla de VTV y que está cumpliendo más de 4.300 programas ininterrumpidos

Sergio Gorzy.
“Creo que hay una especie de grieta. La gente opina según a quien le pasa cada cosa”, asegura.

-Buscadores (VTV) lleva más de 4.300 programas, ¿es récord?

-Pienso que no debe haber otro en la TV uruguaya con esos números. Empezamos en febrero de 2003. De esa época a ahora, no sé si hay otro ciclo con frecuencia diaria que mantengan la continuidad, con gran parte del mismo equipo. Con la excepción de los informativos.

-Tuvo varias etapas el programa..
.

-Sí. Empezamos en Canal 5. Luego hicimos un acuerdo con VTV para salir en duplex por varios años hasta que asumió Sonia Breccia en TNU y no nos autorizó a esa doble pantalla. Se ve que nos quería mucho.

-Desde el año pasado, el programa pasó a VTV. En aquel momento, argumentaba que era mejor pantalla que TNU. Con la experiencia de estos meses, ¿está conforme con el cambio?

-Sí. Estamos contentos. Salimos en HD y tenemos la posibilidad de salir en varios horarios, con las repeticiones, inclusive por VTV +. Pienso que tiene más repercusión. Por lo menos, no perdimos. Tenemos un cuadrazo: Fernando Vilar, Gabriel Romano, Miguel Noguiera, Antonio Maesso, Alberto Silva, Mauricio Rodríguez, Ivan Solarich, Bambino Etchegoyen... un gran plantel.

Sergio Gorzy.
Gorzy trabajó en todos los canales: 5, 12 y 10 y actualmente forma parte de Canal 4 y de VTV.

-¿Cómo definiría el formato de Buscadores?

-Es como un informativo comentado. En su momento generamos algo diferente en TV que llevó a que todos los programas quieran hacer algo parecido. Cuando empezamos, había menos programación en vivo y la que había estaba enfocada hacia otro lado. Yo veo que hoy los magazines de la mañana, por ejemplo, están dejando de lado el formato entretenimiento exclusivamente para tratar los temas, recibir invitados, etc. Yo creo que en algún punto mostramos que servía y se podía. Es un poco lo que pasa en Argentina, donde se pasaron de los chismes a tratar de los temas de cada día.

-¿Cree que se aplicó la fórmula del periodismo deportivo que tiende a la polémica a la información de actualidad?


-De algún modo sí. Porque nosotros hemos trabajado con mucha libertad. En Canal 5 empecé con La hora de los deportes en el gobierno de Lacalle padre, luego pasaron Sanguinetti, Batlle, Vázquez, Mujica... Nunca se bajó línea. Y en VTV mucho menos. Los que nos están mirando tienen diferentes opiniones y lo que tratamos de reflejar es que en las mesas estén representadas la mayor cantidad de opciones. Es muy diferente lo que piensa sobre los temas Gabriel Romano o Alberto Silva de la mirada que tienen Jorge Gatti o Antonio Maesso.

-¿Hay una grieta en Uruguay como dicen algunos?


-Al principio no me daba cuenta de eso. En nuestro programa, teníamos un panel con diferentes miradas y punto. Pero con el tiempo me ha dado cuenta de que la división se ha hecho más fuerte. Los debates que hemos tenido son intensos, incluso cruces con invitados. De todos modos, el uruguayo es más tranquilo. Lo que me doy cuenta es que cada cosa que pasa, depende de quién la haga, cómo se juzga. Ejemplo, lo que pasó con la pareja de (Pablo) Da Silveira o el no-título de Sendic. Depende de qué lugar de esa grieta estás, tenés la biblioteca a favor o en contra sobre lo que pasó si es grave o no. Da la sensación de que la gente pregunta: ¿Esto a quién le pasó? ¿A uno de los nuestros o a uno de ellos? Si a ellos, lo destrozamos. Si es de los nuestros, le buscamos la vuelta para minimizarlo. No hablo de los integrantes de Buscadores, sino de la gente en general.

-En redes sucede mucho eso...

-Tengo incidencia en redes porque con muchos seguidores, unos 215.000 en Twitter. Pero yo no soy de los que creo que, por esa cantidad de seguidores, voy a salir senador en una elección o que todos esos me quieran. Simplemente es gente con interés de ver qué pongo. Tampoco me amargo por tener 10 o 15 comentarios negativos o me la creo por los mensajes positivos. Además, no es confiable porque hoy cualquiera puede tener 10 o 20 perfiles falsos y generar una bola de nieve de algo. Uso las redes para promocionar cosas de mi trabajo compartir comentarios o informaciones.

-Mañana asume un nuevo gobierno con Luis Lacalle Pou al frente, ¿qué perspectiva tiene?

-Yo soy optimista. Yo soy siempre oficialista. Siempre. No porque le diga que sí a todo lo que hacen los gobiernos, sino porque confío y creo que las personas que se dedican a eso, sobre todo las cabezas, lo hacen porque quieren el bien de todos. No tengo una ideología que me lleve a una crítica de antemano. Yo creo que Sanguinetti, Jorge Batlle, Lacalle Herrera, Vázquez, Mujica y también Lacalle Pou ahora quieren quedar en la historia como el mejor presidente y sus intenciones son buenas.

-¿Es ideológicamente neutro?

-Soy hincha de Uruguay de verdad. De la misma forma en que para mí es lo que mismo que el gol lo haga El Loco Abreu, Forlán o Suárez, no distingo gobiernos mientras nos vaya bien. Ahora, en cuanto al pensamiento político tengo sí un perfil. Yo me siento batllista. Creo que José Batlle Ordóñez ha sido de las personalidades más importantes de nuestro país. Me parece que si no hubiera existido, tendríamos que inventarlo. Dio vuelta el país, lo democratizó y lo modernizó. También reconozco a otras figuras como Wilson Ferreira o Líber Seregni. Del gobierno que se va, yo creo que de no haber estado Danilo Astori, podríamos haber tenido muchos problemas. Le dio una seguridad y una garantía al país que le sirvió a todos.

-¿Ser batllista es ser colorado?

-No necesariamente. Hay batllistas en otros partidos. Además, las ideas se han aggiornado. Nadie puede pedir en 2020 que se aplique un batllismo ortodoxo de 1910. El mundo era otro.

-Si lo llaman las futuras autoridades de Canal 5, ¿volvería?


-No tengo problema en conversar. De hecho, yo sigo en TNU con La hora de los deportes. Estoy con muchas actividades: volvimos con El diario del lunes (Canal 4), además de estar en Telenoche. Vamos a hacer programas especiales los viernes. Es un año muy intenso, con la Copa América y el comienzo de las Eliminatorias. La selección va a jugar de 14 a 17 partidos en el año. Sigo con Cámara celeste...

-Con Pasión (VTV), ¿qué sucedió que no ha vuelto?


-Por un tema de pantalla, va a volver después de que termine el Carnaval. Con las transmisiones del Teatro de Verano, no tiene horario.

-Un histórico de La hora de los deportes, como el Dr. Alfredo Etchandy probablemente termina su gestión pública en la Secretaria de Deportes, ¿es posible que vuelva?

-Alfredo renunció para entrar a trabajar con el gobierno. Pero él sabe que tiene su silla en el programa, así que no descarto que vuelva. Es su lugar natural. Si él está con ganas y fuerza, va a volver.

-Hace unas semanas Liverpool se negó a salir a la cancha con una pancarta recordatoria del holocausto. ¿Cuál es su visión?

-Que el presidente José Luis Palma está muy equivocado. En el mundo entero se usó el mensaje “We remember” (recordamos). Palma se negó aduciendo que iba contra los estatutos que impiden al club vincularse con causas religiosas o políticas. Estoy convencido de que Palma no tiene ningún prejuicio antisemita. Tiene algo que está incorporado en la gente y es creer que un genocidio es un tema religioso o político, que es un tema discutible. Lo hizo más de burro que otra cosa.

-Hace un año adelgazó y se mantiene en peso, ¿es difícil?

-No. Cambié la forma de alimentarme. No tengo limitaciones pero ahora elijo qué, cómo y cuándo comer. Soy libre. Fui a un lugar manejado por un psicólogo y eso me ha hecho bien. Apunta al por qué comés, a la raíz del problema. Hago mucho ejercicio. Sigo corriendo. Diría que ahora, con 61 años, estoy corriendo más rápido que con 40.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados