DECANO EN TV

Sergio Gorzy: "Mi permanencia no es lo común"

En un medio cambiante e inestable, el periodista deportivo celebra la continuidad de más de dos décadas sin interrupción en La hora de los deportes, ¿Usted qué opina? y Tenfield. Buscadores y Cámara celeste superan las 10 temporadas.

Sergio Gorzy. Foto: Fernando Ponzetto
Sergio Gorzy. Foto: Fernando Ponzetto

“Se ve que no soy tan conflictivo como piensa la gente”, asegura Sergio Gorzy. En entrevista, recorre su carrera guiada y habla de los medios y critica a quienes “demonizan” a Tenfield. Opina que del escándalo en la AUF por los audios salen “mal parados” todos los protagonistas. Sobre su relación con Paco Casal, asegura: “No lo veo hace años. No tenemos relación. No sé su teléfono, ni dónde vive”.

La hora de los deportes y Buscadores tienen una continuidad desde hace más de 20 años, igual que tu permanencia en Tenfield ¿a qué crees que se debe?

—No es algo común en un medio tan inestable. Se ve que no soy tan conflictivo como la gente cree. Yo veo que los periodistas cambian a cada rato de lugar: van, vienen y se victimizan. Cualquier persona que, por la razón que sea, lo sacan de un programa enseguida circula la versión de que hay una censura o alguien está operando en su contra. Nunca la razón es: llega tarde, no tiene rating, es desprolijo o se pelea con los compañeros... El que se va, se va llorando y acusando. De algunos lugares yo me fui, como de Canal 12, pero nunca dije nada. El vínculo terminó porque Canal 12 decidió enfrentarse con Paco Casal y yo tenía que elegir.

—Ahora a la distancia, ¿crees que elegiste bien?

—Con las cartas vistas, creo que sí. Me parece que en Canal 12 hubiera durado todo este tiempo, pero no me arrepiento para nada. Elegí la más complicada: una empresa que no tenía canal y estaba bochada por todos. Empecé perdiendo y luego con el tiempo se acomodó.

Cámara celeste debutó en 2007, ¿cómo surgió la idea?

—Ahora hacen todos programas similares. Creo que marcamos un camino. Yo notaba que a la gente le interesaba mostrar el backstage de los partidos. Los goles y las jugadas ya las tienen, pero era difícil ingresar en las tribunas o en los vestuarios. En 1992, a poco de empezar en La hora de los deportes, había conseguido una cámara más o menos manuable e hice una experiencia que fue muy exitosa. En 2007 la retomé, ya con el nombre Cámara celeste y con la tecnología que permitía manejar una cámara en cualquier sitio.

—¿Qué dirías sobre la evolución de esos formatos en los que participás?

La hora de los deportes es un clásico de debate y análisis que no depende los derechos del fútbol. A pesar de trabajar en la empresa que los tiene, siempre quise hacer cosas que no dependan de los derechos. En lugar de llorar porque no me dan las imágenes, busco hacer algo que esté bueno y sea complementario. En Buscadores nuestro fuerte es el debate de los temas de actualidad. No dependemos de una estructura de móviles, sino de la capacidad de argumentación del panel. Tenemos un equipo hoy, a mi gusto, con los mejores. Miguel Nogueira, Gabriel Romano, Fernando Vilar, Jorge Gatti, Alberto Silva, Graciela Rodríguez, Antonio Maeso... son comunicadores importantes y de peso. En términos políticos, hay gente que tiene una mirada de izquierda y otros de derecha. Yo trato de ponerme en el medio y Miguel también. Salen debates muy interesantes.

—Tu rol es de moderador, pero a menudo das opinión...

—Sí. Pero en realidad es cambiante. Con los viajes y licencias, a veces nos falta una pata de la discusión, entonces yo me pongo en el "otro". Si nos falta alguien de la visión más de "derecha", soy de "derecha" o si pasa lo contrario, soy de "izquierda". En el fondo creo que todos los temas tienen, por lo menos, dos miradas. En fútbol, por ejemplo, yo te puedo demostrar que Peñarol es el campeón del siglo, pero también puedo demostrar que Nacional lo es. Y en política no creo que de un lado estén todos los buenos o y del otro todos los malos.

—Pero hay temas donde se puede fijar posición, por ejemplo, inseguridad. ¿Cuál es tu visión?

—Yo vengo de estar un mes en Rusia y otros 20 días en Israel y España. Salía a comer afuera y podía dejar el teléfono en la mesa o mi mujer la cartera. No vi una sola casa ni apartamento con rejas. La inseguridad es un tema gravísimo que nos está haciendo mucho daño y es el mayor problema que tiene Uruguay. No hay otro tema tan importante y tan urgente como este. Se lo puede emparentar con la educación, pero en este momento lo principal no es si los niños son malos en matemáticas o en lenguaje, el tema es que te matan en la esquina. En algunos casos estamos en segunda o tercera generación de familias que se dedican al delito. ¿De quién es la culpa? ¿Cómo se soluciona? No lo sé. Yo digo que es un problema grave. Los números de delitos lo indican. Hay quienes dicen que somos los mejores de Sudamérica, pero eso es igual a ser campeón de la C. ¿De qué sirve ser el mejor de los peores?

—La salida de Wilmar Valdez de la AUF estuvo marcada por la polémica por los audios, ¿cuál es tu posición?

—Para muchos periodistas deportivos, que creían que todos los malos estaban de un lado, debe haber sido un gran dolor descubrir que del lado de los "buenos" parece que hay cosas que no están tan buenas. Quedó muy mal parado Wilmar Valdéz. Tuve acceso a algunos de los audios y tampoco sale muy bien parado Arturo del Campo. Él ha dicho que sus consejeros legal y de comunicación fueron Jorge Barrera y Julio Ríos. Ellos sabrán si los consejos fueron buenos o no. Si fue delito o chantaje lo que hicieron, lo determinará la Justicia. Yo digo lo que vi por televisión. Vi una nota a Valdéz con Julio Ríos, quien menciona los audios como un rumor y luego, otra nota a Del Campo diciendo que estaba sorprendido por lo que estaba pasando. Al otro día, Ríos y Del Campo admitieron que fueron ellos lo que llevaron los audios. Esos fueron los hechos

—Una primera versión que circuló mencionaba a Tenfield como autor de la maniobra...

—La hicieron circular los que dijeron que era una cáscara de banana. No creo que en Tenfield haya gente tan brillante capaz de hacer esto. Conseguir una persona (Walter Alcántara) que grabe a Valdez y darle los audios a un periodista enemigo de Tenfield (Ríos) y a un candidato (Del Campo) también presuntamente enemigo para que ellos actúen de la manera que actuaron, logrando que caiga Valdez y también que quede mal parado Del Campo.... Es una jugada maestra. Si alguien de Tenfield pudo hacer eso, es para guionar una película. No sé cómo no les dio vergüenza a las personas que sugirieron eso.

—¿Qué hubieras hecho si los audios te llegaban a vos?

—Se los hubiera dado a un periodista de investigación. A Gerardo Sotelo a o Gabriel Pereyra. "Miren lo que pasa acá, investiguen". Es un tipo de información que trasciende lo deportivo. En los diarios no sale en los suplementos deportivos, sino en la información judicial. Pero yo publicarnos y meterme en el baile no. Y mucho menos dárselo a un candidato.

—¿Qué crees que va a pasar en la AUF?

—El 21 son las elecciones y difícilmente salga un presidente. Los candidatos estaban planteados no reúnen los votos. Eduardo Abulafia tiene el estigma de ser, supuestamente, el "candidato de Paco Casal". Me consta que durante 25 años estuvieron sin hablarse. De hecho, si hubiesen sido tan amigos, Abulafia no hubiera tenido los problemas económicos que tuvo, con embargos incluidos. Dado el papelón que hicimos y la situación económica del fútbol, lo mejor sería hacer un ejecutivo de concertación, con Abulafia, alguien de Peñarol y de Nacional, de la Mutual y de los jugadores de la selección. Una especie de colegiado.

—Uno de los argumentos contra Tenfield radica en que tendría ingresos millonarios por 600.000 abonados al fútbol uruguayo y no los repartiría con justicia...

—Yo no tengo tan claro eso. Pero de ser así, podría aparecer otra empresa "más justa". Hay quienes dicen que el fútbol vale 50 o 60 millones de dólares. Quienes piensan eso lo que tienen que hacer es pagar la rescisión que son 60 millones de dólares y en dos años recuperan la inversión. Es un negocio redondo. Pero parece que no es tan fácil. El único que apareció fue un tal Molina, quien dijo que el fútbol valía 100 millones de dólares y luego desapareció. Yo pienso que habría que conseguir a alguien que le pague la rescisión a Tenfield. Pero si no aparece, por algo será... En el fondo, lo que me parece más grave es esa demonización hacia Tenfield que mucha gente reproduce sin mayores argumentos. Todos hacen negocios, pero si los hace Tenfield está mal. Si Tenfield hubiera hecho jugar un partido en el Tróccoli en invierno a las 21:45, era un escándalo. El otro día Fox le fijó el partido a Cerro a esa hora y nadie dijo nada.

—¿La animosidad te afecta en tu rol de comunicador?

—A mí no. Pero de repente un camarófrafo con la T en la espalda tiene que soportar insultos de todo tipo en una cancha de fútbol.

—¿Se afectó tu relación con los jugadores luego del conflicto con Tenfield por los derechos de imagen?

—No. Con los jugadores tengo buena relación. A Diego Lugano le hice una nota en el Mundial de Rusia para Subrayado. Cuando lo grabé, él no me preguntó para qué medio era y yo soy respetuoso. Sé que no habla para los programas de Tenfield, así que no la publiqué en Cámara celeste. Fui el único periodista que estuvo en la China Cup y le hice nota a todos los jugadores. Si yo no soy empresario. Soy nada más que empleado de Tenfield. Es más, yo quiero que vengan Fox, ESPN, TyC y todos los que quieran, así le pido aumento a Paco. Si hay competencia, él puede temer que me vaya.

—¿Hace cuánto que no te da aumento?

—Mucho.

—¿Cómo definirías la relación tenés con Casal?

—No lo veo nunca. No sé dónde vive, ni tengo el teléfono. En el Mundial dijeron que estuvo, pero yo no lo vi. Hace mucho tiempo que no va a ver a Uruguay. No tiene ningún trato con nosotros los periodistas. Cuando falleció mi padre, él fue al velatorio. Y yo fui al de su padre, hace 10 años. Dos veces me llamó por teléfono para hacerme algún comentario. La última vez que hablamos fue antes del Mundial para pedirme si podía ayudar a unos amigos suyos de una cadena internacional con unas entrevistas. Al final quedó en la nada. Aquí, la empresa se maneja con (Nelson) Gutiérrez y con otra gente.

Una carrera en medios

Desde 1991, integra y dirige La Hora de los deportes (TNU). En 1994 ingresó a Tyc sports Uruguay y luego (1999) a Tenfield. Desde 1997 conduce ¿Usted que opina? (Sport 890). En 2003 creó Buscadores y en 2007 Cámara Celeste. Cubrió 11 mundiales , desde 1978.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º