De regreso

Sara Perrone y sus primeros días de radio

La conductora Sara Perrone volvió al género que lleva en su ADN mediático: el magazine en vivo. Con el estreno de Faltaba más (de 10:00 a 12:00 en Catorce 10 AM), Sara Perrone regreso al contacto con su público todas las mañanas. Ella se declara muy feliz con esta vuelta, a lo que se suma el estreno de una nueva temporada de Consentidas, el programa de Canal 10 que integra por segundo año consecutivo y que desembarcó renovado en 2015. “Es un clásico de la TV y estoy orgullosa de formar parte de él”. En un año cargado de novedades y cambios en la grilla de la TV local, Perrone también opina de todo y de todos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sara Perrone. Foto: Rodrigo Guillenea

—Con Faltaba más se dio tu debut en radio, ¿cómo lo sentiste?

—Muy bien. Volvimos al magazine y estamos muy felices. Hablo en plural por todo el equipo: Paul Fernández, Majo Pereira, Gabriela Artigas y Matías Amaro. La radio nos dio la libertad de hacer el programa desde cero y eso ha ayudado a crear el programa que queremos. Sentimos que hay mucha cosa para aceitar y mejorar, pero el programa nos gusta. La estructura tiene una primera hora con actualidad, siempre con la óptica de cómo me afectan las noticias como ciudadano y una segunda hora más propia del magazine, con muchos colaboradores. Nos está resultado ese formato y cada una de las piezas se van asentando.

—¿Qué significó el regreso al magazine para ti?

—Una alegría. Un día me dijo Cecilia González, que fue una gran productora de Buen día Uruguay que si estaba en un medio nuevo, con todo nuevo, lo mejor era rodearse de gente querida y que te guste su trabajo. Tomé ese consejo: los colaborares de Faltaba más son gente que aprecio su trabajo. Está Heber Vera, Ignacio Alcuri, Beatriz Marino, la chef, que había dejado los medios y volvió con esta propuesta. Me gustó la idea de tener gente con confianza.

—También en este mes regresó Consentidas para tu segunda temporada. ¿ya extrañabas?

—Sí, La vuelta estuvo muy buena. El programa mantiene el formato con nuevas secciones. Emilia y Diego tienen un sketch de humor con los invitados y María está al frente de un segmento con preguntas hot. El mío es como una especie de interrogatorio policial con preguntas "a sangre fría", digamos. Siempre con humor. Por ahora los invitados tienen entre sí algo en común, lo que genera un clima muy especial. Creo que Consentidas es un clásico de la TV. yo me sumé hace poco pero ha logrado una identificación con el público que lo conoce y lo acompaña. Es una propuesta amigable para todos. Emilia y María son grandes compañeras.

—¿Por qué te eligieron como la policía mala?

—No sé (risas). Fernando Schmidt, que es el guionista, me dijo: "Tú no tenés que actuar, tenés que ser ácida, como te sale a veces naturalmente".

—Volviendo a la radio, ¿qué dirías del armado previo del programa? ¿cómo se eligió el nombre, por ejemplo?

—Como los nombres de casi todo, surgió espontáneamente en una de las reuniones de producción. Buscábamos algo que fuera de fácil recordación y que lo pudiéramos incorporar al lenguaje del programa. No es un periodístico. Yo no soy periodista, ni quiero hacer periodismo. La idea del primer tramo de actualidad es comunicar noticias de corte más social, ver cómo nos afecta como ciudadanos. No hay un cuestionamiento político a la carta de Unasur., por ejemplo Ahora empezamos a hacer las notas con los candidatos a intendente y me siento desde el lugar del ciudadano común que se hace sus preguntas respecto a la ciudad y sus propuestas sobre el tránsito, la basura...

—¿Cómo te has sentido al aire hasta ahora en radio?

—Gesticulo mucho, porque estoy acostumbrada la TV. Hoy bailábamos con Paul (Fernández) y nos dimos cuenta de que en realidad nadie nos veía. Obviamente, la radio implica un lenguaje diferente: el operador me quiere matar porque le hago los comentarios uno pegado del otro sobre las noticias y él me dice: "hace pausas, dejame poner algo de música entre uno y otro". Yo hago todo de corrido como si nada. Tengo algunas de esas cosas pero las estoy ejercitando. Son detalles. Me siento muy cómoda y contenta con el equipo que andamos.

—¿Y el primer día?, ¿nervios?

—Bien. Me sentí bien. Yo hice muchos años TV en vivo, y creo que radio en vivo es más fácil. Hay cosas diferentes. Me parece que remar un vivo es más exigente en TV que en radio. El programa está bien armado y muy completo y eso ayuda muchísimo. No es que tenga que estirar nada. Es súper variado y ágil.

—Después de 10 años en un magazine, como Buen día Uruguay, ¿sentías la necesidad de volver a un género como este?

—En realidad, cuando llegan las 10 de la noche y no hay ni leche en la heladera de mi casa pienso en que no sé si era tan necesario (risas). Fuera de broma, sí, estoy muy contenta. Y cansada también porque ahora las jornadas son muy largas. Pero nos iremos arreglando.

—¿Has estado mirando magazine de TV?

—No, estamos muy concentrados en la radio.

—Hubo cambios. Por ejemplo, María Inés Obaldía está al frente de La mañana en casa en Canal 10...

—Sí, sí. Creo que es una mujer muy sólida como conductora y ocupar ese lugar, después de lo que pasó con Ana Nahúm, no era fácil. Pero Obaldía es una conductora sumamente formada y tiene un muy buen perfil para el público que hay en la mañana. La apuesta está buena.

—Se dijo que en un momento el canal pensaba en ti para ese lugar, ¿es verdad?

—No, eso fue un cuento. Nunca me llamaron. Yo no hubiese podido aceptar porque había arreglado ya con la radio. Además, creo que tampoco habría aceptado porque tomar ese lugar en la mañana de Canal 10 no era para cualquiera. María Inés puede hacerlo porque es una mujer referente en el canal. Ella no corre con el riesgo de la comparación constante con Ana Nahúm. Si bien es la conductora ahora del magazine del 10, tiene su historia propia en el canal. Cualquier otra persona se hubiera cargado una mochila mucho más pesada. Como le pasó a Buen día Uruguay, que si le hubieran cambiado el nombre, nadie los hubiese comparado tanto tiempo. Creo que recién ahora están construyendo una identidad en un programa que antes tenía otras caras. Fue un error que hayan conservado el nombre. Les pusieron una mochila innecesaria.

—¿Qué opinás ahora de Buen día Uruguay?

—Muy bien, creo que desde hace un tiempo están asentados.

—Día perfecto dejará de emitirse en Teledoce. ¿Qué opinás?

—Me da mucha lástima que termine un ciclo. Creo que ellos se lo tomaron bien y que muchos van a tener otros roles en una futura nueva apuesta de la mañana.

—¿Qué le aconsejarías? Tú viviste una situación similar...

—Yo llamé a algunos cuando me enteré. Este medio es muy dinámico y cambiante. Uno nunca puede pensar que se va perpetuar en un lugar determinado en los medios. El día que nos echaron de Buen día Uruguay, mi marido me dijo: "¿Y qué creías? Que ibas a estar todo la vida ahí".

—¿Y lo creías?

—Sí, en algún momento lo creí.

—Uno de los fenómenos de rating del año televisivo 2015 es el éxito de Las mil y una noches, ¿te gusta?

—Sí, me encanta. Jamás me hubiera imaginado de antemano que iba a tener tanto éxito, pero me encanta.

Peinado: Heber Vera - Ropa: Caro Criado - Maquillaje: Erika Soca

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error