ENTREVISTA

Santiago Comba, el chico crossfit: "Me han ofrecido dinero a cambio de sexo"

El abanderado del crossfit en Uruguay se llama Santiago Comba. El deportista de 25 años representa al país en las competencias mundiales y se convirtió en la cara de esta actividad que es furor. En diálogo con Sábado Show, revela su estricta dieta y los fuertes mensajes que recibe en las redes.

Santiago Comba.
Santiago Comba acaba de representar a Uruguay en los Crossfit Games de Wisconsin por la agencia Mundo turismo. “Es la competencia más importante del mundo”, indica.

-¿Cómo nace tu vínculo con el crossfit?

-Arranqué hace casi seis años. Yo jugaba al tenis, estuve en un impasse deportivo y un amigo me dijo que probara el crossfit porque me iba a gustar. Me comentó que no había máquinas, sino que era todo con el cuerpo. Probé y fue amor a primera vista.

-Coincidió con el momento en el que el crossfit se puso de moda...

-Exactamente, fue un boom. Tres meses después que empecé en el crossfit abrió el gimnasio Instinto, que es en el que estoy ahora. Ahí empecé mi carrera de atleta. Fui aprendiendo sobre la marcha y hoy en día el crossfit evolucionó un montón. Fui viendo todo el proceso que tuvo el deporte en Uruguay.

-¿Por qué tuvo tantos adeptos en tan poco tiempo?

-Porque el bienestar y la salud son una premisa mundial. Hay una movida saludable, y lo básico del crossfit tiene que ver con eso.

-¿En qué momento el crossfit se convirtió en tu trabajo?

-Siempre me gustó competir. No me gusta hacer algo y no involucrarme. Entonces, al poco tiempo de arrancar ya participé en una competencia organizada por el gimnasio. A fin de año fui a competir a Argentina por primera vez y fue toda una experiencia.

-¿Qué dejaste para dedicarte en el crossfit?, ¿estudiabas o tenías otro trabajo antes?

-Cambié de trabajo en julio del año pasado. Antes estaba en una auditoría, y ahora mi vida pasa básicamente por el crossfit. Vivo 100% de esto y estoy todo el día adentro del gimnasio dando clases o entrenando. También estudié para ser contador, y me quedan tres exámenes para recibirme.

-¿Es difícil vivir de un deporte menor en Uruguay?

-Es difícil, pero por suerte yo tengo un equipo de trabajo que me ayuda un montón con las redes, las marcas y lo comercial, para que yo me pueda dedicar solo a entrenar.

-¿Cómo es la rutina de tu entrenamiento?

-Hago dos o tres turnos por día, y cada turno es entre una y dos horas, dependiendo de si me estoy preparando para una competencia o no. Hay días muy intensos y otros más livianos.

-¿Cómo es tu alimentación?

-Tengo una nutricionista que me marca lo que tengo que comer y una balanza para pesar absolutamente toda la comida, incluso voy con ella cuando como en un restaurante. Mi desayuno es una manzana, y una tortilla con cuatro claras, 100grs de avena y 15grs de crema de maní arriba. A media mañana como una banana con 40grs de avena y 80grs de queso magro. Mi almuerzo son 180grs de algún tipo de carne y 300grs de carbohidratos, que puede ser arroz integral, papa, boniato. A las tres de la tarde como media banana con 20grs de avena. Después 250ml de yogurt deslactosado, 20 grs de avena y 20grs de frutos secos, 30grs de queso magro y dos galletas de arroz. Y la cena es igual al almuerzo. También tomo suplementos de carbohidratos USN y de vez en cuando tengo mi permitido que es una tableta de chocolate Haas light.

-¿Tenés algún tipo de cuidado más vinculado a la estética?

-Hago cosas por salud que sirven a la estética: voy al kinesiólogo para recuperarme físicamente, hago acupuntura y tomo colágeno en polvo, que ayuda para las articulaciones.

-¿Cuánto tiempo le dedicás a tu presencia en redes sociales?

-Hago una producción de fotos cada un tiempo, elegimos las que más nos gustan y las voy publicando. Intento que me demande el menor tiempo posible, pero por otro lado por suerte la gente cada vez me escribe más. Yo intento responder todos mensajes porque para un atleta el mayor orgullo es que la gente lo vea como un referente, y a mí me hacen comentarios como que me admiran.

-¿Y te llegan mensajes hot o fuera de lugar?

-Sí, también. Me han llegado a mandar mensajes directamente con fotos íntimas, o que dicen “mirá como me dejás”, o “¿te interesa?”. Algunos no los puedo creer y otros me dan gracia.

-¿Hubo alguna chica que te haya escrito en las redes y con la que se haya concretado una cita?

-Un caballero no tiene memoria (risas). Con desconocidas no, pero sí con alguna que me había cruzado antes.

-¿Te ofrecieron dinero por sexo?

-Sí, un pibe de Argentina. Me escribió para “hacer negocios” y me mandó la foto de fajos de plata que sumaban como dos mil dólares. ¡Increíble! Ni entré a la conversación.

-¿Disfrutás de la parte más mediática de tu trabajo, que implica ser conocido?

-La disfruto, me divierte. Antes me ponía nervioso ir a programas de televisión, pero ahora me siento muy cómodo. Aparte empecé con un segmento en Fox Sports.

-¿Cómo es tu relación con Sol Pérez, a quien se te vinculó el año pasado?

-Nos conocimos en el programa Pampita Online, fuimos a cenar y nos llevamos muy bien. Ella vino a Uruguay y la acompañé a dar algunas vueltas de trabajo.

-¿Seguís hablando con ella?

-Ya no. Yo me enfoqué más en mi carrera.

-¿Hay alguna experiencia en particular que te haya dado el crossfit y te haya marcado?

-El viaje a Islandia me marcó un montón. Aprendí muchas técnicas en lo deportivo, y también aprendí en lo cultural. La gente es diferente a la de Uruguay, es muy hospitalaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)