Lourdes Casales

El rostro del Ejército

La fuerza armada innova con un informativo semanal que actualiza cada semana en su canal de You Tube. Los capítulos de 4 a 5 minutos son presentados por la periodista Lourdes Casales, de 28 años y con grado militar pero en el escalafón administrativo.

Lourdes Casales. Foto: Ariel Colmegna
Lourdes Casales. Foto: Ariel Colmegna

La cara de las noticias militares en Uruguay cuenta su historia y también el trabajo de un departamento que busca difundir las actividades de la institución presente no solo en Uruguay sino en 30 países con diferentes misiones.

El Ejército Nacional Uruguayo dio comienzo este año a una nueva etapa en su comunicación oficial. Todos los jueves emite en su canal de You Tube un noticiero con las principales novedades de la fuerza y sus componentes a lo largo de la semana. Al frente está el departamento de comunicación social de la institución militar y en la conducción, una de sus integrantes, la joven periodista Lourdes Casales.

Si bien el Ejército permite el ingreso a sus filas a integrantes del género femenino desde la década del 1980, es un institución históricamente masculina y en la actualidad el 85% de sus 15.000 integrantes son hombres. Que Casales, 28 años y montevideana, sea el rostro de las noticias militares es un signo más de la apertura hacia la mujer.

El coronel Wilfredo Paiva, responsable del área de comunicación del Ejército, asegura que el objetivo principal del departamento es la difusión de sus novedades.

"Nuestro objetivo es difundir lo más posible nuestras actividades, que no se limitan a Uruguay", asegura. En efecto, el Ejército ha tenido (y tiene en el presente) misiones en 30 países. Congo, Camboya o Haití han sido los casos más resonantes, pero contingentes orientales también están en India, Colombia o El Líbano.

Semanas atrás, el mismo departamente de comunicación lanzó un video de apoyo a la selección uruguaya en el Mundial en el que con el hilo conductor de una pelota viajando por el mundo se mostraban diferentes reparticiones del Ejército. Aparecían componentes dedicados al patrullaje de fronteras, el grupo de paracaidismo, la Escuela Militar y las misiones en el extranjero.

Lourdes Casales es técnica en periodismo y está cursando la licenciatura en Comunicación. Tiene un hermano en el Ejército, que en la actualidad presta servicio en la misión de paz en el Congo.

"Más allá de esa historia familiar, mi interés se despertó cuando hice el curso de periodismo en zonas hostiles que presta el Ejército. Lo hice en un batallón de San José. A partir de allí comencé a interesarme y me postulé para al área de comunicación. Al año me llamaron", cuenta la periodista.

Casales confiesa que al ser seleccionada para conducir el noticiero sintió orgullo por la responsabilidad, pero también nervios. El primer capítulo se emitió en el mes de abril. "Fueron días intensos. Recuerdo que con una de mis compañeras a cargo de la edición estuvimos muy pendientes de cada detalle y después, ansiosas por la repercusión que por suerte fue muy positiva", asegura.

Paiva asegura que a diferencia del resto de la institución, el departamento de comunicación está conformado mayormente de mujeres. No son civiles. Todas integran la fuerza tanto en el escalafón combatiente como administrativo. Casales, de hecho, tiene el grado de cabo de segunda.

Ejército 3.0.

Desde 2012 el Ejército cuenta con canal de You Tube, pero también tiene amplia presencia en las demás redes sociales.

En Facebook cuenta con más de 17.000 seguidores. La institución también está presente en Twitter e Instagram.

"Para cada plataforma se redacta diferente", asegura Paiva. Casales complementa que el público de Facebook está compuesto mayormente por los integrantes de la fuerza y sus familiares. Así que allí habrá información orientada a ellos. Los civiles, en tanto, están más en Twitter y con Instagram apuntan a un público más joven, con contenido artístico o de impacto en las imágenes.

El departamento también edita una revista y tienen proyectos de hacer documentales de las misiones. "Vamos a hacer pequeñas historias de las misiones de paz en las que estamos y en las que hemos estado", asegura Paiva.

Y añade: "Estamos en una era en la que si no comunicamos las cosas, parece que no sucedieron".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)