ENTREVISTA

Rogelio Charlone, el mago de la voz habla de la Policlínica de la voz del Hospital Maciel

El otorrinonaringólogo cuenta cómo se creó la clínica que ha ayudado a varios músicos uruguayos y distintos carnavaleros a recuperar su voz.

Rogelio Charlone, director de la Policlínica de la Voz en el Hospital Maciel. Foto: Francisco Flores
Rogelio Charlone, director de la Policlínica de la Voz en el Hospital Maciel. Foto: Francisco Flores

Hace cuatro años Rogelio Charlone llegó al Hospital Maciel para trabajar como otorrinonaringólogo. Buscando la forma de levantar el servicio y como la voz es algo que está en pañales en nuestro país, decidió junto a los directivos del Hospital, abrir la clínica de la voz. Este espacio se enmarca en un proceso de mejoras que está teniendo el hospital de Ciudad Vieja que recibirá pronto un resonador, un Pet como el que hay en el Cudim, el Maciel instalará el segundo en nuestro país, y también instalarán un angeógrafo, un aparato para aquellos que tienen los accidentes cerebrovasculares encefálicos para darse cuenta qué arteria está obstruida. “Son cosas que suman”, dice Charlone mientras muestra a Sábado Show las mejoras del hospital que inaugurará pronto un nuevo CTI más grande y más consultorios especializados.

Aunque parezca increíble, el Chino Recoba tiene algo que ver con el surgimiento de la Clínica de la Voz del Hospital Maciel. Todo se remonta a cuatro años atrás, cuando Rogelio Charlone entró como jefe de servicios. Un día conoció al suegro de Recoba, el Rafa Perrone, quien fue paciente suyo. Como iba seguido a su casa, el doctor, que se declara hincha de Peñarol, le preguntaba anécdotas futbolísticas, así como comentarios sobre el surgimiento de Recoba.

Los comienzos el jugador, cuando el padre del Chino lo fue a ver para decirle que no iba a jugar más al fútbol porque iba a empezar a trabajar en un comercio y Perrone se lo llevó a su casa; cuando saliendo de un partido Recoba vio un Porsche y su actual suegro le dijo que si seguía jugando bien iba a tener ocho, fueron algunos de los recuerdos que fue conociendo Charlone a través de esas charlas de paciente y médico que se fue transformando en una relación de amistad.

En ese entonces el Chino, junto a su amigo y socio Antonio Pacheco, sacaron la murga Asaltantes con Patente, y Charlone, quien nunca antes había pisado un tablado quedó fascinado con el espectáculo. También entendió que los murguistas que en su mayoría toman alcohol, fuman y cantan al frío y calor, y una vez terminada la rueda se van a comer hamburguesas o choripán con picantina; tenían todos los factores de riesgo para tener problemas de garganta. Ahí nació todo, dice Charlone quien es el jefe de la Clínica de la Voz del Hospital Maciel y quien comenzó a reunirse desde ese entonces con instituciones públicas y privadas para ayudar en un problema del que no se habla mucho, pero que es de suma importancia.

Gracias a la relación que formó con Recoba, y a través de su amiga Rosario Vignoli, Charlone se reunió con Enrique Espert para poner la clínica a disposición de los carnavaleros.

Rogelio Charlone, director de la Policlínica de la Voz en el Hospital Maciel. Foto: Francisco Flores
Rogelio Charlone, director de la Policlínica de la Voz en el Hospital Maciel. Foto: Francisco Flores

“Ahí fue naciendo esto”, dice. “Y empezaron a venir murguistas y entre ellos se pasaban la voz. Me entregaron un agradecimiento cuando les dieron el premio a ellos, y de a poco fueron acercándose otros murguistas, porque esto es para que los carnavaleros vengan gratis gracias a un convenio con Daecpu”, dice.

La clínica también tiene una coach vocal y equipo de última generación como para poder ayudar a quien lo requiera, que en su mayoría son músicos, cantantes y personas del carnaval.

Cada vez está tomando más participación, hicieron unos videos para difundir lo que están haciendo. Y maestros de tiempo completo acuden a la clínica para que puedan cuidar su voz, porque “llega noviembre y los maestros ya no pueden más de la voz”, dice el doctor.

Lo que queda claro es que los uruguayos no nos cuidamos la voz. “Hay mucho reflujo y hay una mala alimentación. La gente no desayuna, almuerza poco y la principal comida es la cena, eso lleva a que uno se junte con la familia, comen y se acuestan en seguida. La idea es que la cena no sea la gran comida y que no se acuesten en seguida, que dejen un espacio para acostarse. Y después una buena alimentación, un buen desayuno es ideal, y también juega mucho el estrés que vivimos a diario”, dice el doctor entre las recomendaciones.

“Las maestras que están en contexto crítico o trabajando todo el día se pasan el día gritando o impostando mal la voz y nos pasa a nosotros ver a los murguistas con voces espectaculares, que terminan mal de la voz porque no se cuidan”, señala.

Y Charlone ya piensa en los más chicos, por eso también se contactó con Daecpu para que las nuevas generaciones de murguistas, empiecen ya impostando bien la voz, cuidando su voz para que en el futuro sean buenos cantantes. “Porque hay gente con muy buenas condiciones para cantar, hay que cuidarse”.

La dirección del Hospital apuesta por esta clínica y la semana pasada entró en comisión el pedido para traer un láser que ayudará a mejorar el servicio y a trabajar mejor, señala Charlone. En Uruguay no está el Laser C02 en otorrinos, un aparato que permite hacer operaciones de laringe mínimamente invasivas. Con ese láser esperan mejorar la atención de sus pacientes. “Se resecan las lesiones y al ser mínimamente invasivas, los pacientes oncológicos no requieren traqueotomía, la estancia hospitalaria es menor, apenas 48 horas, y su inserción laboral también es más rápida. Al no necesitar una traqueotomía no se requieren los siete días de internación”, dice. Y la intención de los directivos del Maciel es que puedan usar estos aparatos todos los médicos que lo necesiten. “Si sos el otorrino de una mutualista y querés porque tenemos todo armado tratar a un paciente, lo traés previo convenio con el block quirúrgico, y al ser cirugías pequeñas, se puede volver a su mutualista al rato”, agrega. “La idea es unificar que todos los cirujanos de cabeza y cuello puedan usar el láser, y como somos tan pocos, con un láser y estando unidos, funciona”, agrega. “Somos pocos y la idea es tener un centro con todas las herramientas para dar un buen servicio para la Policlínica de la Voz como para problemas más grandes, y combatirlo. A eso estamos apostando”, dice Charlone.

“Hay mucha gente de mutualistas que paga una consulta y se lo ve, se le hace el diagnóstico y se lo trata”, dice el doctor.

La policlínica funciona los lunes y miércoles, los lunes son las consultas y los miércoles son las operaciones y por policlínica se atienden unas 10 personas a la semana, aunque con el boca a boca están llegando más personas a la consulta. También se habló con la gente del Sodre para hacer un convenio con la institución y también con músicos en general para que puedan usar los servicios y mejorar su calidad de vida y su voz.

“La gente no sabe de nosotros, por eso hicimos el video donde aparecen Rafa Cotelo, Ruben Rada, Jorge Naser, todos ellos vinieron y se prestaron para promocionar la clínica”, así se va enterando el resto de la gente, que es lo fundamental.

Charlone me muestra la evolución de un paciente que comenzó a tratarse el año pasado por un nódulo en las cuerdas vocales. “Esto es como llevar el auto a un taller mecánico, le mostramos lo que hicimos y así tener nosotros el registro legal, pero también para que el paciente se sienta cómodo, y también conozca parte de lo que hacemos”, dice.

Charlone se formó en España, hizo un fellowship de cabeza y cuello en Asturias, allí fue donde conoció y aprendió, “y es donde uno aprende a traer cosas. Porque el paciente llega dolido, asustado y de esta manera uno le dice qué se va a hacer y le muestra el postopoeratorio para que vea cómo quedó”, agrega Charlone.

La idea es dar a conocer este proyecto, “ayudar al necesitado con una afección de la voz, ahora queremos ampliarlo a todos y contar con las mejores herramientas para trabajar, que el paciente se sienta cómodo y que todo salga bien”, agrega.

“Daecpu se portó muy bien con nosotros” y durante el Carnaval se pasarán videos en el Teatro de Verano. “Porque estamos para ayudar al que lo necesite”, señala.

—¿Cómo se puede hacer para cuidar la voz?

—El estrés es importante, a diario vivimos en una sociedad con mucho estrés y eso perjudica la salud. Además una buena alimentación, que está relacionado en la voz con el reflujo. Por eso es necesario un buen desayuno, una cena que no sea la principal comida del día; y sobre todo no acostarse enseguida de cenar. Además una buena hidratación, mucho líquido, más de dos litros de agua para hidratar bien las mucosas. También cuidarse con las alergias, porque en Uruguay somos un país con muchos alérgicos. Y en un mismo día podemos pasar por los cuatro climas, y la alergia no favorece a tener una buena respiración. Y el hecho de tener una buena respiración ayuda a una buena impostación. Sobre todo para las maestras que trabajan doble horario, tenemos muchos profesores de educación física que gritan mientras trabajan. Por suerte muchos están trabajando con micrófonos, pero hay que cuidarse con la voz, no gritar mucho. Los cantantes que cantan al frío, al calor, en cualquier condición climática, tienen que cuidarse”, agregó el doctor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados