se estrena la nueva temporada de "orange is the new black"

Otras rejas

Tras el masivo motín con el que concluyó la quinta temporada, la prisión de Litchfield no quedó en condiciones para seguir albergando a sus reclusas. Es así que se armarán dos grupos que serán destinados a otras dos cárceles. Así comienza la sexta temporada, disponible desde el viernes en Netflix.

Orange is the new black
Las presas tendrán un nuevo hogar.

En el final de la temporada anterior, todo era un caos. La prisión de Litchfield estaba destrozada y las presas se habían dividido en distintos grupos, los que venían siendo controlados poco a poco. De algo no quedaban dudas: por más que se restableciera el orden, las presas no podían permanecer allí. ¿Solución? El traslado.

Así arranca entonces la nueva temporada de Orange is the New Black, la serie de comedia que cumple su sexto año en Netflix siendo, junto a House of Cards, una de las primeras de este servicio de streaming. Serán diez nuevos episodios que estarán disponibles a partir del viernes próximo, con la seguridad de que habrá, por lo menos, dos temporadas más, una en 2019 y la otra sin fecha definida.

De la sexta es poco lo que se sabe y la mayoría de la información se infiere de los trailers que la serie ha ido lanzando a modo de adelanto. Lo concreto es que las reclusas se mudan a "Max", una cárcel de máxima seguridad. Ese sería el destino de Piper (Taylor Schilling), Alex (Laura Prepon), Red (Kate Mulgrew), Suzanne (Uzo Aduba), Frieda (Dale Solules), Gloria (Selenis Leyva), Taystee (Danielle Brooks), Nicky (Natasha Lyonne), Cindy (Adrienne C. Moore) y Blanca (Laura Gomez). Estas son las diez presas que se refugiaron en una especie de búnker dentro de la propia cárcel y que resisitieron todo lo que pudieron mientras afuera se desarrollaba el caótico motín.

De ellas aparecen distintas imágenes en los avances de la sexta temporada. Por ejemplo, se las ve vistiendo uniformes de distintos colores (azul, marrón claro y rosado) que indicarían distintos bandos o categorías a las que deben responder en su nueva realidad, donde ya no serán las que mandan.

Deberán pagar el famoso "derecho de piso".

A la que no se ve en las imágenes es a Alex, que en la última temporada se casó con Piper, quien en el trailer justamente pregunta "¿dónde está Alex?". Su amor de entrerrejas había sido secuestrada junto a otras internas por el guardia Desi Piscatella, quien las sometió a varios maltratos y dejó a Alex con el brazo roto. En lo que se ha dado a conocer de la nueva temporada, no aparece. ¿Volverá? ¿Irá a parar a la misma prisión que Piper?

Otras preguntas.

La presencia de Alex es una de las tantas dudas que genera el comienzo de la sexta temporada. Otra es si finalmente se hará justicia con el responsable de la muerte de Poussey (Samira Wiley), la presa que tuvo una actitud rebelde y que el guardia que intentó controlarla Bayley- terminó matando. Accidental o no, su muerte permanece impune.

El castigo al culpable era uno de los pedidos de las presas para desactivar el motín, pero la lista incluía además otros reclamos, como mejoras en la infraestructura, en servicios básicos y en la alimentación. Son puntos que, ante el traslado, evidentemente quedarán en suspenso.

Como es característico de Orange is the New Black, además de la situación general que involucra a todas las reclusas, la serie también se ocupa de las historias personales de varios de los personajes. Eso habilita el uso del flashback y también el diálogo con "el afuera", permitiendo tocar temas más cotidianos: romances, amistades, conflictos familiares… Situaciones que también se han dado dentro de Litchfield, por ejemplo, habrá que ver cómo avanza el embarazo de Lorna (Yael Stone).

Y, como esto es una comedia, también hay lugar para los enredos. Uno que deberá resolverse de alguna manera es el que involucra a Linda Ferguson (Beth Dover), la directora de compras de la prisión que ha sido confundida con las reclusas, cosa que aún no ha sido advertida.

¿Juntas?

Difícil saber si las presas volverán a estar juntas como antes, ya sea en una Litchfield reconstruida o en un nuevo destino. Lo concreto es que la nueva realidad formará nuevas relaciones, el orden establecido ya será historia.

Aunque difícilmente los personajes que se han ido ganando un lugar en el correr de estos más de cinco años dejen de tener protagonismo. En tal sentido vale destacar que aunque Piper (Taylor Shilling, nominada al Globo de Oro y al Emmy) siempre apareció como la cara más representativa de Orange is the New Black, algunas de sus compañeras supieron robarle protagonismo. El caso más claro es el de "Ojos locos" Suzanne, personaje que le ha dado a la actriz Uzo Aduba el Emmy en dos oportunidades, primero como Actriz Invitada y luego como Actriz Secundaria, además de permitirle ser candidata al Globo de Oro. Juntas o separadas, Piper y Suzanne seguirán haciendo historia dentro de esta exitosa comedia.

"Al final de la quinta temporada, hubo algunas personas que acordaron permanecer juntas y otras que solo se preocuparon de sí mismas. En la próxima temporada veremos las repercusiones de esas decisiones", decía Adrienne C. Moore, la actriz que interpreta a Cindy, en entrevista con The Hollywood Reporter. Un comentario similar al de su compañera hacía Danielle Brooks, que encarna a Taytee, quien anunció: "van a ver a todas las chicas tratando de descubrir cómo salir de ese agujero que han creado. ¿Quién es leal a quién? ¿Quién está por su cuenta? ¿Quién tiene como motivación solamente su deseo individual de salir de prisión? ¿Quién miente y quién dice la verdad? Todas esas cosas saldrán a la luz esta temporada".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)