AGENTE ENCUBIERTO

Problemas de vecinos

Estamos en una era en la que "todo se sabe", diría Nacho Álvarez. Por eso, cuando no es un celular que registra el hecho viral, las paredes hablan. Mejor dicho: se escucha claramente qué sucede al otro lado de las paredes.

Pueden dar fe los vecinos de un edificio en el barrio Malvín, que viven pegados al apartamento de un artista en ascenso en el género cumbia que se pelea a diario con su novia no menos conocida. Parece que la relación es muy intensa en las buenas y en las malas, para desgracia de los vecinos. ¡Haya paz! O al menos, como dice el refrán, vayan con la música (y los gritos) a otra parte.

El agente no es el vecino, pero parece consternado. Le sorprende cruzarse con colegas que en televisión exigen "hacer lo que les gusta".

Últimamente abundan las renuncias de distintos comunicadores a ciclos en los que sólo quieren abordar "temáticas sociales", convencidos que a la audiencia le resulta de profundo interés como a ellos. Tan es así que, según ellos, el espectador dejaría a un lado el siempre tentador zapping porque su propuesta sería indispensable para el diario vivir. Pasó hace poco algo así en un noticiero de TV.

En los hechos, sin embargo, han rebotado como balín en partido de frontón. En forma diplomática, les han explicado que es bueno abordar esas temáticas, pero no siempre porque el rating muchas veces no acompaña. Igual, muchos son persistentes y hay un proyecto que tentó a los popes de un canal de dos cifras. El mismo puede ver la luz antes de fin de año y marcaría el regreso de una reconocida conductora a la TV. Al parecer, aborda las "temáticas sociales" de una forma muy original. Habrá que esperar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados