DOCUMENTAL HECHO POR UN URUGUAYO

Perú como nunca se vio

En noviembre se sumó al catálogo de Netflix, Perú, tesoro escondido, un documental que si bien es un recorrido por la geografía y las historias de personajes del país incaico, tiene la particularidad de estar dirigido por un uruguayo, Luis Ara.

Foto: Trailers films
Foto: Trailer films

Se trata de la quinta producción del realizador, pero la primera que lo obligó a aprender formas de filmar que desconocía. Captar tomas áereas o bajo el océano fueron desafíos que sorteó con éxito. La tragedia d e Chapecoense y la historia de Alexis Viera es lo que sigue en su agenda de estrenos.

"El año pasado había hecho el Camino del Inca con unos amigos y me pasó que, estando ahí, dije ‘¡qué increíble que vine a hacer esto sin que nadie me lo haya mostrado!’. Nunca vi una foto ni un video que me reflejara lo que estaba viendo, entonces me pareció que sería interesante mostrarle al mundo eso", cuenta Luis Ara sobre el origen de Perú, tesoro escondido, el documental que estrenó a principios de noviembre en Lima y que pocas semanas después ya estaba disponible en Netflix para todo el mundo, en más de doce idiomas.

El titular de Trailer Films presentó el proyecto al Ministerio de Turismo de Perú. "Quedaron fascinados con la propuesta y enseguida nos apoyaron", recuerda. "Empezamos a filmar a fines de febrero de este año, con rodajes que iban de diez a quince días, viajando por todo Perú y con todo un equipo local integrado por Alejandro Berger, Alejandro Rocchi, Santiago Carámbula, Florencia Beltrán y algunos otros que fueron surgiendo, además de gente local que nos ayudaba".

Si bien la idea original era hacer un documental clásico, mezcla de entrevistas con imágenes e historias, finalmente Ara optó por un camino "más solemne". "Intenté crear una pieza de arte. Me di cuenta de que había unas imágenes y unas historias detrás de esas imágenes que podían hablar por sí solas, entonces trabajé mucho en la música y mucho en la edición, la corrección del color y en la selección de los planos. Cada plano tiene un porqué, está detalladamente cuidado, pensado, analizado".

Un campeón mundial de surf; el chef Mitsuharu Tsumura, cuyo restaurante Maido fue considerado recientemente como el mejor de América; un chamán que vive en la selva, y una comunidad indígena que reside en el medio del lago Titicaca son los hilos conductores o las excusas para recorrer costa, desierto, montañas, selva y sitios arqueológicos como Machu Pichu, una de las siete maravillas del mundo moderno.

Realmente las imágenes son verdaderas obras de arte que tientan a cualquier viajero o curioso a visitar ese país, acompañadas de una música que realza la belleza de lo que está en pantalla. Un trabajo que a Ara le demandó incursionar en terrenos de trabajo hasta entonces inexplorados. "Pensé que ver eso en la pantalla gigante debía ser alucinante, entonces empecé a estudiar mucho sobre ese tipo de filmación, que no tiene relación con lo que venía haciendo. Filmar tomas aéreas en una isla en medio de la nada no tiene nada que ver con contar la historia de un corredor de autos", detalla haciendo referencia a Gonchi: La película, documental sobre el corredor de autos Gonchi Rodríguez que dirigió junto a Federico Lemos.

"En Perú, tesoro escondido, por ejemplo, tuve que filmar tomas aéreas en el medio del desierto de Ica, que parece el del Sahara, o tomas subacuáticas de tortugas marinas en el medio del Océano Pacífico", detalla. "Si bien ya había tenido una experiencia de filmar viajando, porque en Gonchi y Teros, sueño Mundial (película que dirigió sobre la selección uruguaya de rugby) se viajó mucho, esto era algo distinto. Había que mostrar naturaleza y especies, filmar debajo del agua, en el océano… Ese desafío me cautivó, entonces empecé por buscar apoyos". Así consiguió el respaldo de PromPerú, la comisión dependiente del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú que maneja la marca país. "Apoyaron el proyecto y fueron uno de los sponsors. Además, usaron todas sus plataformas de comunicación, principalmente en redes sociales, para informar del estreno. Solo el tráiler, en sus dos versiones, tuvo dos millones de reproducciones en Facebook".

Voces de aliento.

El documental estaba pensado para estrenar en salas comerciales solo en Perú, tal como ocurrió el pasado 9 de noviembre. "Hubo avant premiére el 8, un evento súper lindo, con mucha gente, con alfombra roja, con gran despliegue", cuenta el director.

"Las críticas fueron muy muy buenas. Había un sentimiento común de los peruanos de que había lugares que ni siquiera ellos conocían, y muchos de los que los conocían nunca los habían visto de esa manera. La recepción fue muy buena y anduvo muy bien, así que estamos muy contentos", agrega al tiempo que señala que le gustaría que algo similar ocurriera con nuestro país. "En Uruguay, no sé si hay un antecedente de un documental de este tipo, a esta escala, sobre naturaleza, y ni que hablar sobre nuestro país", dice.

Casi de inmediato al estreno en Netflix, Ara empezó a recibir muchos mensajes de felicitación y de alegría. "Me ha pasado de recibir mensajes de Suecia, China, India, Australia, Estados Unidos… y de Latinoamérica ni que hablar. Y si uno busca Perú, tesoro escondido en una red social, se va a encontrar con que enseguida le saltan decenas de mensajes de personas recomendándola en Netflix en distintos países", cuenta orgulloso.

Había también un reto personal. "Le decía a un amigo que para mí el estreno de esta película tenía un desafío muy particular y era que me iba a tirar a hacer algo que hasta ahora no había hecho. Era algo nuevo, algo muy ambicioso", destaca. "La verdad que me dio mucha adrenalina y mucha excitación poder hacer este proyecto… Estoy súper satisfecho con el resultado".

Lo que viene.

Ara tiene pendiente el estreno de la película sobre la tragedia del club de fútbol brasileño Chapecoense, que ya está pronta pero debió posponer su exhibición por problemas entre la institución deportiva y algunas familias de las víctimas.

"Lamentablemente es un tema que nos excede. Por recomendación de los abogados nos hemos mantenido muy en silencio. La película está pronta, terminada, quedó preciosa. La vieron muchos familiares de las víctimas, y nos han mandado cartas de apoyo y agradecimiento, súper felices de cómo quedó, y apoyándonos y deseando que la película se estrene pronto. Yo espero que eso pase en los primeros meses del año que viene", señala el realizador.

El otro proyecto a estrenar en 2018 es la película sobre el golero uruguayo Alexis Viera, que salvó su vida y su posibilidad de caminar tras ser baleado por un ladrón en Cali, Colombia. "Está filmada, pero todavía no está editada. Nos faltan filmar unas escenas, sobre todo algunas que vamos a ficcionar", explica. "La película tiene unas vueltas de tuerca muy interesantes. Está filmada casi en su totalidad en Cali y también acá en Uruguay".

Y para más adelante anuncia que hay cuatro documentales en carpeta, de los que todavía no puede adelantar mucho. "Particularmente, el género documental me parece alucinante, me fascina contar historias reales con sus protagonistas; creo que no hay nada más real que eso. Y tratar de comprimirlo en una hora y media es muy fuerte. Como director me parece muy interesante el desafío de descubrirme a mí mismo y desafiarme a nuevas cosas, tratar de cruzar líneas. Creo que el cine es una herramienta que te permite contar historias o mostrar realidades de todo tipo", dice quien nació como parte del mundo del cine, integrante de una familia dueña de una distribuidora de películas en Uruguay (Dispel).

También le queda incursionar en la ficción, cosa que tiene pensado hacer. Cuenta con un guión pensado para Argentina que escribió junto a Manuel Facal sobre una figura muy conocida de ese país que falleció hace varios años y de la que no ha querido dar más detalles. Y tiene a medio escribir el guión para un policial de época uruguayo que filmaría en 2018.

Hasta el momento, tiene estrenados otros cuatro documentales: 12 horas 2 minutos (historias de pacientes trasplantados), Jugadores con Patente (Alvaro Recoba, Antonio Pacheco y su vínculo con la murga Asaltantes con Patente), Gonchi (la historia del corredor de autos Gonzalo Rodríguez, disponible en Netflix) y Teros, sueño mundial (sobre la selección uruguaya de rugby). Las tres primeras las co-dirigió con Federico Lemos (Medio&Medio), la última la hizo en solitario.

"Lo bueno es que en este momento hemos podido estrenar a nivel internacional proyectos en plataformas mundialmente conocidas, y desarrollar proyectos para otros mercados desde Uruguay, con mano de obra uruguaya. Ése es el camino. Innovar e intentar generar productos que sean atractivos para diversos públicos para de esa manera ampliar la audiencia, y ampliar, por lo tanto, las posibilidades de estrenar películas y cine uruguayo, ya sea en el género documental o en la ficción", concluye un director que sabe muy bien de lo que habla.

Detrás de.

Dirigida y escrita por Luis Ara, Perú, tesoro escondido cuenta con la producción ejecutiva de Ara y Florencia Beltrán, dirección de fotografía de Alejandro Rocchi y Alejandro Berger, sonido de Santiago Carámbula, montaje de Alexia Obeide, música original de Ricardo Núñez, y producción de Trailer Films y Ska Films.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)