MIRADAS

La pelea de Chano contra los excesos

El silencio no es salud. Ya sé que es mucho más fácil callarse la boca. Mirar para otro lado y que el mundo siga girando, pero la verdad es que nos duele lo de un artista como "Chano".

Chano Charpentier
Chano Charpentier

Por Luis Ventura

Otra vez internado, otra vez el comunicado sanatorial de su cuadro clínico, dibujando lo que todos sabemos que no fue así. No es casual que este talentosísimo cantante y líder de la banda "Tan Biónica" termine internado en los últimos fines de años que nos tocó.

Si quieren que me calle, lo lamento. No soy de los que eligen el silencio para eludir problemas o búsquedas de soluciones. Los excesos y las adicciones hay que observarlas, tomar conciencia y planificar la manera de resolverlas en beneficio del paciente. Y si no tomamos conciencia que Santiago Charpentier es un paciente que debe ser acompañado, contenido y abrigado no estaremos en el camino de encontrar una solución.

Aunque sea una solución momentánea, aunque sepamos que el problema no tenga una resolución definitiva, aunque esté claro que lo de "Chano" es una batalla de todos los días. Una pelea que cada vez que se abran los ojos estará ahí, desafiante, amenazante, para iniciar cada jornada. Allí estará golpeando la puerta para ver si del otro lado le dan entrada para volver a apoderarse de toda una persona. De su cuerpo y de su alma. La adicción es así, no deja de morderte los talones y el corazón todos los días de tu vida y está en cada uno el elegir para un lado o para el otro.

Eso le pasa a este "Chano" al que le cantamos sus canciones. Por eso es importante que todos aquellos que lo aman y que lo quieren no lo inviten a las giras trasnochadas en las que la tentación está al alcance de la mano. No es casualidad que en fechas festivas, este "Chano" quede solo o mal acompañado para lo que realmente sufre. Es hora que en estas fechas simbólicas su destino no termine internado con deshidratación o desborde de su presión arterial. Una cosa es divertirse y otra es reventarse el organismo sin ánimo de quedarse en las soluciones.

Yo lo quiero a "Chano". Pero lo quiero de cualquier manera, aunque sería mucho más lindo disfrutar de su talento, de su inspiración desintoxicada y sin comunicados sanatoriales dibujados y sabiendo que no cuentan la realidad de un artista que brillaría mucho más si pudiera disfrutar de todas las cosas buenas y sanas que también le pasan más allá de los excesos. Es hora que aquellas personas que están cerca de él, lo acompañen como "Chano" necesita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)