Se estrena en netflix serie con la actriz española

Paz fugitiva

Una exmodelo española casada con un polémico millonario mexicano es secuestrada junto a sus tres hijos. Tal el punto de partida de Fugitiva, la serie de TVE que tiene a Paz Vega como protagonista y que desde el próximo viernes estará disponible en Netflix. Son diez capítulos de 70 minutos.

Fugitiva
Paz Vega es una madre que huye de México con sus hijos. 

Algunos recordarán a Paz Vega (42 años) de la simpática comedia Espanglish, en la que interpretaba a la niñera de los hijos de la pareja americana que componían Adam Sandler y Tea Leoni. Fue en esa época que la actriz nacida en Sevilla se instaló en los Estados Unidos, lo cual no impidió que siguiera participando de producciones españolas.

Pero hace un par de años decidió volver a instalarse en su país. Su primer trabajo tras el retorno fue la exitosa serie de Telecinco, Perdóname
Señor
, donde interpretaba a una monja atípica, luego del cual llegaría Fugitiva,  la serie de TVE que a partir del próximo viernes estará disponible en Netflix. Allí la actriz se pone en la piel de Magda, una exmodelo española
que renunció a su carrera para casarse con un millonario empresario hotelero mexicano, lo que motivó su mudanza a México. Madre de tres hijos y atrapada en un matrimonio de veinte años en el que padece violencia de género, su vida cambiará drásticamente tras un secuestro. Magda terminará recalando con sus hijos en Benidorm, un lugar ideal para cualquiera que quiera pasar desapercibido y perderse entre turistas, extranjeros y jóvenes que llegan en busca de las discotecas.

Fugitiva se compone de diez capítulos de 70 minutos cada uno que cuentan
lo que sucede en 90 horas, horas en las que la protagonista intentará conseguir la libertad que nunca tuvo. “Magda es una mujer que creyó en ese cuento del ‘príncipe azul’ que nos han vendido siempre a las chicas, y resulta que ese príncipe le sale rana. Ella verá peligrar su vida y la de sus hijos. La serie abarca 90 horas de forma cronológica, pero hay muchos flashbacks en los que se descubre el porqué de todo de cómo una familia ideal vive un infierno de puertas para dentro”, explicaba Paz Vega a la agencia EFE.

“La idea era hacer una serie sobre una mujer fuerte, sobre cómo se construye una mujer así a costa de tomar decisiones difíciles. Es una tía que, ante todo, tiene que seguir hacia delante. En la ficción española hay papeles femeninos muy buenos pero me parecía que no existía un personaje así. Creo que estamos haciendo un cambio con nuestra mirada hacia las mujeres”, contaba durante el rodaje a ABC, Joaquín Oristrell, creador de esta ficción producida por Ganga (la misma de Cuéntame).

Unas ciento cincuenta personas trabajaron en esta producción rodada en
locaciones naturales de Madrid y Benidorm. El elenco, mezcla de actores
españoles y mexicanos, incluye a Julio Bracho como Alejandro Guzmán, el
marido de Magda; la reconocida Charo López encarna a la suegra de la protagonista; Roberto Álamo es José K, el “hombre para todo” de los Guzmán que deberá averiguar el paradero de la familia; Arantza Ruiz, Iván Pellicer y Luisa Rubino interpretan a los hijos; Mercedes Sampietro es Nora, la madre de Magda; Lander Otaola es Edu, el hermano menor; José Manuel Poga es el mercenario Tobías; Melina Matthews es la última amante del empresario mexicano; Pedro Mari Sánchez es el investigador privado Simón, y Raúl Mérida es Rayco, encargado de un lugar de venta de tragos.

Un punto que destaca de la serie es la música, compuesta por Juan Pablo
Compaired e interpretada por Ana Guerra, finalista de Operación Triunfo
2017
. “A diferencia de mucha de la música de estas corrientes, con letras
violentas hacia las mujeres, nuestro punto de vista es radicalmente diferente, femenino y feminista”, remarca Compaired sobre la mezcla de trap, reguetón y rap que acompañan muchas de las escenas de acción que identifican a esta historia.

Vale destacar que Vega trató de hacer todas las escenas, sin recurrir a dobles. “A mí me encanta la acción, siempre estoy preparada físicamente. Cuidar tu cuerpo es cuidar tu instrumento, igual que haces con tu voz. Luego me lanzo y hago cosas que no debería”, confesó quien ha llegado a romperse los meniscos en algún rodaje.

La serie también pretendió diferenciarse estéticamente y, contrario a lo
que usualmente ocurre con los thrillers, presentarse con una imagen llena de luz y sol. “Queríamos hacer un thriller luminoso. Desde Seven, son muy oscuros, muy verdes y muy grises. Y nosotros queríamos sol. España es un país con una potencia turística muy importante, y meter un thriller mientras la gente va a la playa y a la discoteca, nos parecía un contraste interesante”, explicó Oristrell.

Feminista.

El hecho de que Fugitiva esté protagonizado por una mujer de armas tomar, que se rebela contra un matrimonio tóxico, hace que se ubique dentro de la nueva corriente de historias que pretenden empoderar a la mujer o darle otro tipo de abordaje a los personajes femeninos.

“Cuando Oristrell nos presentó Fugitiva, nos pareció que rompía con esa concepción de historia clásica y las tramas habituales para el público de la
cadena. Se trata de abrir el perfil y rejuvenecerlo con música e historias actuales, un guión complicadísimo, un 80 % de exteriores, prácticamente todos grabados en Benidorm”, explicó Fernando López Puig, director de ficción de TVE, que reconoció también que la serie no es “nada blanca” y no se priva de mostrar escenas de sexo o violencia.

“Me atrajo mucho el poder interpretar a una mujer luchadora, valiente,
llena de miedos, que espero que consiga inspirar a otras mujeres que estén atravesando una situación similar. El quid de la cuestión son los
maltratos físicos dentro de su matrimonio, una situación que solo conoce
ella. Eso es más común de lo que pensamos y seguramente muchas
espectadoras se verán retratadas”, destacó Vega, quien también habló de
los casos de acoso en el mundo del espectáculo. “Toda la vida ha habido
señores que han acosado, y yo me siento afortunada y orgullosa de ver
cómo algunas mujeres han tenido el valor de dar ese paso. Yo no me he
visto en la habitación de ningún director jamás, pero sí he vivido
momentos de machismo. No es lo mismo una escena de sexo vista por
un hombre que vista por una mujer. A veces me he enfrentado a directores
y he dicho ‘No hago eso’. El arte se ve desde el punto de vista del
hombre, y eso es lo que me da rabia”, apuntó.

¿Se vería ella dirigiendo una serie? “Me encantaría, pero a nivel físico y
mental es duro, es admirable. Si la gente supiera el trabajo que hay
detrás… Nosotros llevamos seis meses grabando esto a un ritmo frenético.
Creo que empezaría con una película que tratara alguna historia relacionada con mis vivencias, con mi infancia… Ya tengo algo pensado”, confesó quien volvió a España para quedarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)