NOTA DE TAPA

Paula Silva y Facundo Santo Remedio: "La gente nos quiere en el Bailando"

Los actores uruguayos que se consagraron en el reality argentino Despedida de solteros (Telefé y Monte Carlo TV) encaran un año cargado de proyectos a dos orillas. Anunciaron que algunos fanáticos los piden para el concurso de Marcelo Tinelli. 

Paula Silva y Facundo Santo Remedio
Paula Silva y Facundo Santo Remedio. Fotos: Estudio Ruma by Ruben Chanchet

Luego de algunas demoras en la entrega de los premios, Silva y Santo Remedio tendrán su casa en Buenos Aires, de donde aspiran ir y volver para continuar en su camino artístico. La parada más inmediata: una comedia musical y dos películas por estrenar.

—Luego de un 2017 intenso, tras coronarse ganadores del reality Despedida de solteros (Telefé) ¿Qué se viene para ustedes en 2018?

—(Santo Remedio) Se abren muchas oportunidades a partir de ahora. Termina a fin de enero el contrato que nos une con Endemol y que nos tuvo sin trabajar prácticamente durante todo el año pasado. En los meses venideros, además, se estrenan la película Neptunia, donde tengo un papel que grabé en 2016 y también En el pozo, cuyo elenco lo integra Paula. En teatro tenemos muchos proyectos, tanto en Uruguay como en Argentina. Y hay muchas ganas de hacer televisión, sobre todo en Uruguay. Algún piloto grabamos y esperemos que salga.

—Tras su victoria, se dio una especie de tire y afloje por los premios, ¿cómo lo vivieron?

—(Silva) Con mucha incertidumbre. Ahora ya está. Un poco demorada pero ya la casa está encaminada y creemos que en marzo la entregan

—(Santo Remedio) Por el momento no la tenemos y tampoco está en construcción. Está escriturado el terreno y la perspectiva es que en tres o cuatro meses esté pronta. La casa va a estar en un lugar hermoso en un barrio privado de Pilar (Buenos Aires).

—O sea que se van a radicar allá...

—(Santo Remedio) Sí y no. No sabemos. Por el momento estaremos en Uruguay, donde han surgido varios proyectos y con nuestras familias. Ha sido un año intenso y difícil. La entrega se ha demorado un año y no saber donde vivir genera cierta intranquilidad. Estuvimos un tiempo alquilando en Buenos Aires.

—(Silva) Tenemos trabajo aquí y allá, así que estaremos yendo y viniendo. Ahora, por ejemplo, yo voy a empezar los ensayos para la obra infantil Alicia en el país de las maravillas en Buenos Aires. Y aquí también tenemos un proyecto de comedia musical basada en Medionoche en París. Estamos muy entusiasmados con esa idea. Hay mucha producción a nivel de vestuario y apuesta. Tenemos muchas ganas de volver a los escenarios.

—¿La casa sería el último de los premios?

—(Santo Remedio) Sí, tuvimos la fiesta de casamiento que fue increíble. A la semana de haber ganado se hizo. No hubo tiempo ni de organizarla. Imaginate: estar 100 días ahí dentro. salís, tenés que asumir que sos famoso y encima, casarte. Estuvo intenso. Muy rico todo, pero me hubiera gustado haber tenido más tiempo para organizarlo. De todos modos, ese no fue el casamiento oficial porque nosotros no tenemos residencia ni somos argentinos. Fue algo como para darle un cierre al programa. Al mes nos casamos de verdad en Uruguay.

—¿La luna de miel también se demoró?

—(Silva) Sí. La hicimos el mes pasado: un crucero por Brasil. Estuvo genial, muy divertido, aunque hasta último momento estábamos en la incertidumbre.

—(Santo Remedio) Nos enteramos además que no estaban los bebidas. Pero bueno, un detalle, una perla más en el rosario de complicaciones que tuvimos.

—¿Por qué creen que ganaron?

—(Santo Remedio) Al salir, cuando vimos momentos del programa, nos empezamos a dar cuenta de que a otros participantes era más difícil creerles. No queda bien que lo digamos, pero si se quiere nosotros éramos genuinos.

—(Silva) Tuvimos un apoyo abrumador. En Uruguay hubo muchísimas movidas y también en Argentina. Hoy nos comunicamos por las redes y tratamos de devolver el cariño por esa vía. A muchos les gustó nuestra historia y creyeron en nosotros.

—¿Cómo fueron los momentos inmediatos a la salida de la casa?

—(Santo Remedio) Estuvimos aislado un tiempo, con apoyo de psicólogos. Se siente un golpe, un impacto al salir de 100 días de aislamiento. Que te reconozca la gente te llama la atención. Estando dentro del reality simplemente éramos nosotros. Te resulta difícil asimilar tanto cariño por el simple hecho de ser como sos. Ni siquiera por lo que hacés. Ahí no se mostró ninguna otra virtud, no estábamos actuando. Éramos nosotros. Que te quieran por ser vos, está bueno.

—(Silva) Nos pasa en todos lados, en Argentina y en Uruguay, que nos paran familias y personas de todas las edades para pedirnos fotos. Uno a veces se olvida pero de repente aparece alguien y te pide una foto y te abraza. Es hermoso sentir ese cariño.

—¿Qué tan difícil fue tomar la decisión de entrar?

—(Silva) Yo no tenía muchas ganas de entrar. Siempre estábamos buscando casting en Buenos Aires porque somos actores. Vimos que había uno en Telefé y al enterarnos que era para un reality, dudamos. Nos decidió el premio. Para nuestra vida juntos, una casa nos parecía fundamental. Además, el reality nos iba a dar un grado de exposición que nos servía pero al mismos tiempo nos daba miedo.

—(Santo Remedio) Es la exposición máxima. Exponés el 100% de tu vida. En la previa teníamos ese miedo. Tuvimos muchas charlas. Yo dejé la comedia nacional para ir a Despedida de solteros. La vida te pone a veces ese tipo de encrucijadas y nosotros elegimos. Valió la pena. Ganamos y conseguimos lo que queríamos.

—¿Qué perspectiva tenían una vez dentro? ¿Se tenían fe?

—(Silva) No la veíamos. Como uruguayos, no creíamos que fuéramos ganar en Argentina. Luego empezó a pasar el tiempo y como quedábamos y quedábamos, de a poco la ilusión la vimos un poco más posible.

—(Santo Remedio) Hubo un momento clave que nos focalizó en el objetivo. Horas antes de entrar al programa, nos mostraron cuáles podían ser las casas y al verla, nos convencimos.

—(Silva) "Tenemos que ganar", me acuerdo que le dije en ese momento. Así entramos. Con ese objetivo.

—Al parecer, el programa no tuvo los resultados de rating esperados...

—(Santo Remedio) No sé si les fue como esperaban. Les fue mejor en Uruguay que en Argentina.

—(Silva) Yo creo que ellos esperaban una infidelidad. Pero no sucedió. Hubo algún escándalo, pero no pasó de eso.

—¿Cómo vivieron la separación durante los 100 días de programa?

—(Silva) Se extraña mucho. Todos los sentimientos que tenés ahí están potenciados: la sorpresa, la alegría, la angustia, extrañar... todo lo que sentís se maximice. Porque al estar aislado y con la presión de un programa de TV, todo se potencia. Se vive con mucha intensidad.

—¿Volverían a un reality?

—(Silva) La gente nos quiere en el Bailando. Hemos tenido algún acercamiento. Queremos hacerlo, sería lindo.

—(Santo Remedio) No le tenemos más miedo al reality. Es un entrenamiento de cámara formidable. Una vez que entendés cómo es, la pasás bien. No hay que tomar nada como personal y se deben tener en cuenta las reglas del show. La pasamos bien ahí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)