ENTREVISTA

Paula Barquet y Lucía Brocal: Pioneras Del Sol

Las periodistas están al frente de Doble click, el informativo radial que abre la programación de Del Sol (99.5 FM) de 7:00 a 8:00 AM.

Paula Barquet y Lucía Brocal. Foto: Estefanía Leal
Paula Barquet y Lucía Brocal. Foto: Estefanía Leal

El 1 de febrero comenzó una nueva temporada de Doble click (Del Sol FM, 7:00 a 8:00) con la incorporación de la periodista Paula Barquet para hacer dupla con Lucía Brocal en el programa que abre la programación de la 99.5 FM.

El cambio se propició una vez que Paula Scorza dejó la emisora para sumarse a Desayunos informales. Para Barquet, ex Todo pasa (Océano FM) y actualmente editora de Información Nacional en El País, Doble click representa su regreso a la radio.

“Extrañaba la magia de la radio y no me costó mucho decir que sí”, asegura la periodista a Sábado Show. Las evaluación de la propuesta tuvo más que ver con la logística familiar para adaptarse a los madrugones que por el ofrecimiento en sí.

Lucía Brocal valora la experiencia de esta nueva dupla que a pesar de que lleva menos de un mes al aire, se muestra bien aceitada.

“Para mí fue un desafío buscar una nueva compañera. Surgieron algunos nombres y si bien nunca había trabajado con Paula, tenía muy buenas referencias. Además la súper respeto como periodista”, comenta.

Paula Barquet. Foto: Estefanía Leal.
Paula Barquet. Foto: Estefanía Leal.

En agenda.

Doble click es el primer informativo de Del Sol. El horario de primera mañana impone un contenido volcado a las noticias, aunque Barquet y Brocal le imprimen una impronta original. Dos voces femeninas que abordan las temáticas de agenda a fondo pero con un estilo de fresco y descontracturado.

“El gran diferencial de Doble click es la forma y el tono. Estamos en un horario de informativo radial que tradicionalmente conducen dos hombres, con voces muy de locutor y un tono muy formal. En nuestro caso, nos proponemos que los oyentes se informen con un estilo moderno, distendido, con buena onda y con buena música”, asegura Lucía Brocal.

Pero de lo aparentemente liviano se pasa en el mismo tono a la información dura. A grandes rasgos, la estructura del programa se divide en dos mitades: una primera media hora con títulos y desarrollo más o menos extenso de las noticias del día y el tramo final se enfoca en una entrevista a alguno de los protagonistas de la jornada noticiosa.

No es infrecuente que Doble click marque agenda desde temprano con su entrevista central.

Por ejemplo, el programa de Del Sol fue el escenario de un cruce de opiniones entre la exministra de Turismo, Liliam Kechichian y el actual jerarca de esa cartera, Germán Cardoso, sobre la concreción o no de un hotel cinco estrellas en Rocha. Ambos fueron entrevistados en días consecutivos.

Barquet y Brocal suelen dar seguimiento a los temas que ponen sobre la mesa tempranera. Ocurrió con la polémica sobre el etiquetado de alimentos o la controversia respecto a revisar o no la tolerancia cero de alcohol en el tránsito.

“Como no tenemos mucho tiempo, no tenemos la posibilidad de ir con las dos campanas en el mismo programa pero al otro día sí vamos a buscar la otra posición”, comenta Barquet.

Lucía Brocal lo reafirma: “Todos los actores que estén involucrados en un tema, en Doble click van a tener la posibilidad siempre de dar su visión. Después dependerá de cada entrevistado si quiere o no ser parte o de qué manera”.

La cocina de una jornada normal de Doble click comienza el día anterior con el trabajo de la productora Tania de Tomas, que en comunicación con las conductoras, va definiendo el contenido. Las tres llegan a la radio sobre las 6:00 AM para pulir el desarrollo de las noticias y la preparación de la nota principal.

Los días en que las repercusiones de la entrevista empiezan a replicarse en otros medios son los mejores.

“Es muy gratificante ver que una nota nuestra añade un nuevo punto de vista sobre un tema y que se empieza a replicar. Eso te motiva a seguir y a madrugar”, comenta Lucía Brocal.

La duración del programa también marca el estilo de la entrevista. Las periodistas suelen ir al hueso sin demasiados preámbulos.

La experiencia radial anterior de Paula Barquet era diferente en ese sentido. “Venía de un programa de tres horas, como Todo pasa (Océano FM). Ahora en una hora hay tener otra intensidad”, opina.

“Acá hay que ir al mentón de una”, complementa Brocal. “Necesitamos ser directas porque no tenemos mucho tiempo. A veces capaz que alguien se lo toma un poco a mal”, agrega.

La hora también condiciona a los entrevistados. Brocal recuerda que el año pasado, en campaña electoral, hubo un candidato que pese a la insistencia, no accedió a una entrevista en Doble click. La razón: “A esa hora no estoy despierto”.

Lucía Brocal.Foto: Estefanía Leal
Lucía Brocal.Foto: Estefanía Leal

Magia radial.

Con su experiencia en El País y en El Observador, Paula Barquet proviene del periodismo escrito. Es la forma de comunicar que más la identifica.
Ha tenido invitaciones a participar de proyectos televisivos que o bien no aceptó por incompatibilidad con su trabajo en prensa o finalmente, el proyecto no cristalizó en pantalla. “No es que esté cerrada a la televisión como medio. No se ha dado”, asegura.

El recorrido de Lucía Brocal se inició con una remota primera experiencia en AM Libre y todo lo demás fue televisivo. Por iniciativa propia y sin conocer a nadie, envió su currículum a los diferentes informativos de TV. Tuvo la suerte de que alguien en Telenoche se interesara por ella y la convocó. Así, en 2008, empezó su camino.

La decisión más jugada la tomó en 2014 cuando renunció a la conducción de Telenoche central. Se fue sin un destino laboral claro, solamente porque sentía que había dado todo de sí y no había mucho más para crecer. Al poco tiempo fue convocada para El Observador TV y más tarde por Teledoce, donde continúa hasta la actualidad en Desayunos informales y en Telemundo.

“A pesar de los momentos complejos, haría todo igual. Con el diario del lunes, me doy cuenta de que las decisiones que tomé fueron las acertadas. Hay que ser fiel a lo que uno siente”, considera.

Aunque de recorridos diferentes en el periodismo, a Brocal y Barquet las atrae “la magia de la radio”.

“A mí nunca me dio nervios la radio”, asegura Barquet. “Siempre fue un placer conversar sobre las noticias de manera descontracturada y sabiendo, mágicamente, que hay gente escuchando”, continúa. El martes de semana de Carnaval hicieron el ejercicio espontáneo de preguntar al aire: “Quisiéramos saber quiénes están del otro lado”. La catarata de mensajes empezó a llegar de inmediato.

Redes.

En tiempos estridentes, en especial en Twitter, Paula Barquet tiene su postura sobre el rol que podrían ocupar los periodistas.

“Está bueno que los periodistas estemos en redes sociales como un canal para mostrar nuestro trabajo, recibir insumos y entrar en contacto con los lectores. Pero a mi juicio, no es nuestro rol opinar, generar polémica y entrar en discusiones eternas como las que propicia Twitter”, estima.

En algunos casos, lo considera contraproducente a la función de informar. “Es difícil opinar o marcar posición sobre un tema sobre el que luego tenemos que llamar a los actores para que den sus versiones”, agrega.

En términos generales, Barquet valora que los periodistas no tengan una postura rígida sobre cada asunto. “Me parece lo más saludable acercarse a los temas despojado de las posiciones que lo componen”, opina.

A juicio de Lucía Brocal, en redes predomina una especie de obsesión por buscar intencionalidad política en cada cosa que se dice. Es campo minado, del que alguna vez ha sido víctima: para algunos ha sido “facha” y para otros “foca”.

“Me parece la división no nos está haciendo bien como sociedad. De todos modos, tiendo a pensar que eso no es la vida, ni representa nada. A lo sumo es el 5% de la sociedad que está en Twitter”, asegura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error