MEGA CIRCO

Ovo, un viaje al mundo de los insectos

Ovo se presenta en el Antel Arena hasta el 14 de julio. El show combina humor, acrobacia y música.

Ovo.
Ovo.

El Cirque Du Soleil desembarca nuevamente en Uruguay para la presentación de OVO, un show que combina acrobacia, música en vivo, danza aérea y otros tipos de performances.

La historia propone al espectador sumergirse en el mundo de los insectos. Bajo la dirección de la brasileña Deborah Colker, mega espectáculo se presenta durante las vacaciones de julio en el Antel Arena.

OVO es un ecosistema rebosante de vida. Los insectos trabajan, juegan, pelean y buscan el amor en un derroche continuo de energía y movimiento. Pero su rutina se altera con la aparición de un huevo misterioso que representa el enigma y los ciclos de sus vidas.

Jan Dutler interpreta a una mosca azul, uno de los personajes centrales de OVO. El artista suizo su unió a la compañía circense en 2013 y hace tres años que forma parte de OVO.

“Nos divertimos mucho. Es un personaje con mucho de payaso. Es un poco torpe”, asegura en diálogo con Sábado Show.

Con un mensaje acerca de la tolerancia y el respeto, OVO se estrenó en 2009 y desde entonces ha estado de gira por todo el mundo, con diferentes adaptaciones.

“La relación con el público es muy divertida”, cuenta Jan. En cierto momento, se convoca a un integrante de la platea para un ejercicio de improvisación con los personajes.

Durante la gira en Rusia, la chica convocada “se fue a mitad de la escena”. “Quedamos en una situación muy chistosa”.

Jan Dutler habla español. Desde niño quería ser payaso de circo pero no había en su familia tradición artística.

“Mi padre era mecánico y toda mi familia se dedicaba al rubro de la construcción”, recuerda.

Luego de terminar sus estudios y una breve temporada en el trabajo, decidió viajar para conocer otras culturas. Vivía de tocar música en la vía pública.

Dutler estuvo meses en Centroamérica, donde aprendió el idioma español.

En Canadá conoció la existencia de una escuela de payasos, a la que se inscribió. Allí dio con un colega que formaba parte de OVO y lo recomendó para un papel vacante.

Así ingresó y se transformó en 2013 en uno de los roles principales del show. Antes de Uruguay, OVO se presentó en Buenos Aires.

“Me gusta mucho la cultura Latinoamérica. Como público, son mucho más cálidos y comunicativos que en Europa. Nunca he venido a Uruguay. Estoy muy curioso por descubrir este país”, asegura en la previa a su llegada.

Aún para él, que no tiene un rol acrobático, el espectáculo OVO es exigente desde el punto de vista físico. Se entrena todos los días para estar en la mejor forma.

“Al comienzo era muy duro, con dolor en las piernas y la espalda. El personaje es muy físico, aunque no tan intensamente como un acróbata”, asegura.

La rutina de entrenamiento de Jan implica de cinco a seis horas de gimnasio por semana. También hace pilates y ensayos.

El Cirque Du Soleil es la mayor productora de teatro del mundo. Está basada en Quebec, Canadá y emplea a más de 4.000 personas, incluyendo a 1.300 artistas de unos 50 países distintos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error