Top Show

Ostia tiene un retorno fugaz

La realidad y la ficción se confunden en el escenario cuando Roxana y Sergio Blanco proceden a recitar e interpretar Ostia, un texto que fue escrito solo para ser leído por estos dos hermanos.

Él dramaturgo y ella actriz utilizan la ciudad Ostia como nexo para hilvanar esta catarata de recuerdos que refieren a su infancia, adolescencia, su vida adulta, sus profesiones, la relación fraterna, los vínculos familiares e incluso se permiten hablar sobre la dictadura.

Sergio quiso describir su infancia la presencia de su hermana resultó constante e inevitable, "aparecías tanto en mis recuerdos que no podía escribir sobre mí sin que estuvieras vos", le comentaba meses atrás, cuando Ostia se estrenó.

La obra retornó a la cartelera por tres únicas funciones en la Zavala Muniz y las últimas dos oportunidades para verla son este lunes 20 en doble función: a las 19:00 y a las 21:00 horas.

Ostia es una auto ficción: "no es mi vida y la de Roxana pero tampoco es mentira. Todo lo que está sobre el escenario es personaje. En ese momento uno no es uno, es y no es, soy yo pero no soy. Hay cosas que cuento que son ciertas, otras que me atribuyo y no son verdad, lo mismo con Roxana. Hay episodios que contamos y nunca sucedieron. Somos y no somos", describía el dramaturgo y director previo al estreno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error