Krysten Ritter

La nueva sensación de Hollywood

Krysten Ritter, la actriz de moda en el cine y la televisión estadounidense, creció pensando que su apariencia era una burla. Frente al espejo se veía demasiado torpe, desgarbada, alta y mucho más flaca que el resto de las adolescentes de Shickshinny, una ciudad rural cercana a Bloonsburg, Pennsylvania.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Krysten Ritter

Pasó su infancia en una granja sin caballos pero con muchas gallinas y ganado vacuno, que gestionaba su madre, hermana y padrastro, y de la que nunca se marcharon mientras ella salió a guardarse el mundo en la palma de su mano.

Krysten convirtió a una de las vacas en su mascota. La llamó Jake, y dormía siestas acurrucada en su cuero. Por las tardes, algunos transeúntes sacaban fotos de esta jovencita de piel pálida y ojos verdes trepada al lomo del animal, sujetándose de su cuello mientras recorrían largas distancias con calma.
Cuando el destino la convirtió en una modelo internacional, Krysten extrañó a su peculiar compañera de tiempos ociosos.
La granja quedó anclada en una vida pasada.
Ella se instaló en Nueva York.

El golpe de suerte ocurrió en un shopping de su pequeña ciudad natal. Mientras hacía compras, se topó con un cazatalentos que le propuso convertirse en una top. Krysten tenía 15 años y seguramente habrá esbozado una sonrisa torcida imaginándose el rostro atónito de los chicos y chicas que la llamaban "cierre" en el liceo.
En esos momentos, Krysten Ritter hubiera querido tener algunos de los poderes de la heroína de Marvel Jessica Jones. Pero tendría que esperar casi dos décadas para interpretarla.


Durante cinco años combinó su vida en la granja con el estudio en un colegio donde sus compañeros la despreciaban, y viajes para presentarse a audiciones, desfiles y sesiones fotográficas. Krysten, que siempre prefirió llegar a sus citas a pie, se imaginaba caminando por las calles de Nueva York con estilo, haciendo que los otros giraran sus cabezas para preguntarse quién es esa chica.
Hace un mes, durante la presentación de la serie de Netflix que protagoniza, le dijo a los periodistas que el personaje de la esta investigadora privada con fuerza sobrenatural, alcohólica y arruinada por la culpa, dueña de un sentido del humor ennegrecido y encantador, le permitió acercarse a esa imagen de sí misma que proyectaba desde niña, cuando paseaba cabalgando una vaca, imaginando otros vientos en la cara.

La amiga de.

Convertida en modelo estelar de la agencia Elite Model Management, fue contratada para posar en Milán, París y Tokio, pero sería otra agencia, Wilhelmina Models (la misma que descubrió a Gia Marie Carangi, modelo de vida trágica interpretada en un telefilm por Angelina Jolie), quien olfateó el potencial actoral que guardaba Ritter.
Le sugirió formarse junto a la prestigiosa preparadora de actores Marjorie Ballentine, y desde ese momento se convirtió en un rostro conocido en comedias livianas (Alguien como tú, La sonrisa de Mona Lisa, 27 bodas, Locura de amor en Las Vegas, Loca por las compras), y en actriz invitada de decenas de series televisivas como La ley y el orden, Veronica Mars, The Bedford diaries, Gilmore girls, Gossip girl, The Blacklist, The Cleveland Show, Dont trust the b...in apartement 23, Gravity y Breaking bad.

Krysten Ritter en una de las escenas de Breaking Bad. Participó en 9 episodios.
Krysten Ritter en una de las escenas de Breaking Bad. Participó en 9 episodios.

Su personaje de Jane Margolis, la novia dark y adicta de Jesse Pinkman, le aseguraba nueve episodios en una serie de la que era fiel espectadora desde su primer episodio. La muerte de Jane repercutió en el desenlace de la trama hasta sus últimos capítulos, transformando a ese personaje secundario en uno inolvidable. Desde entonces, esta morocha de 1 metro 75 de altura dejó de ser "la amiga de" en el cine y en la televisión.
Se convirtió en protagonista.

En 2011 coprotagonizó Vamps junto a Alicia Silverstone, su ídola de la adolescencia luego de ver el film Ni idea (Clueless) "tantas veces como un ser humano puede ser capaz de ver una película". Y tres años después Tim Burton le ofreció el personaje de Dee-Ann en Big eyes, un film que no entusiasmó al público pero sí a Ritter, que confesó que soñaba con las películas de Burton incluso antes de siquiera pensar en actuar.

También en 2014 obtuvo roles destacados en dos títulos de cine independiente como Asthma (Jake Hoffman) y Listen up Philip (Alex Ross Perry).

Brillar a los 34.

Pero desde el estreno de Jessica Jones el 20 de noviembre, Krysten Ritter es la chica del momento. En distintas conferencias, y siempre con una gran sonrisa en el rostro, dijo que se presentó a la audición para probarse como la heroína solo porque le gustan los castings, puesto que nunca creyó dar con el perfil de un superhéroe. "Me decidí cuando me dijeron que este personaje no usaba disfraz sexy, ni tacos, ni ropa ajustada", aseguró.

De hecho, Jessica Jones es el personaje femenino más incorrecto, roto y descuidado que ha dado la televisión luego de Carrie Mathison: "la primera referencia que hicieron los creadores fue con Homeland, antes que con cualquier serie del género de cómics, lo cual fue emocionante para mí", dijo Ritter.

Jessica Jones es el segundo proyecto que realizan en conjunto Netflix y Marvel luego de Daredevil. La trama plantea a una joven que trabaja como detective privado aunque tiene dones que adquirió luego de un accidente de tránsito en el que murió su familia. De pésimo carácter y asidua a las malas palabras, Jessica arrastra una enorme culpa a causa de algunas acciones que cometió bajo el control mental de Kilgrave, un hombre sádico que puede ordenarle a cualquiera que le obedezca y cumpla con sus más crueles voluntades.

Protagonista de la serie de superhéroes Jessica Jones.
Protagonista de la serie de superhéroes Jessica Jones.

Siempre vestida con jeans gastados, musculosas insulsas, una bufanda descosida y el rostro pálido y ojeroso por falta de descanso, Ritter corre, salta y camina rápido por Nueva York persiguiendo a su enemigo y salvando a desconocidos, siempre con un comentario sarcástico en la punta de la lengua. Sus compañeros de elenco dicen que no saben cómo Ritter aún está saludable, porque los rodajes fueron intensísimos para esta actriz que atraviesa el mejor momento de su carrera a los 34 años. "Ahora, cada vez que salgo a la calle y veo algo extraño, me digo, ¡golpéalos a todos!", comentó sonriente, encantada con su nueva piel de heroína.

Otra carrera, musical.

Es guitarrista y tiene una banda de rock que se llama Ex Vivien, que editó su primer disco en 2012 y cuenta con varios seguidores. Además, es pareja de uno de lo rockeros más admirados del momento: Adam Granduciel, cantante de la banda The War on Drugs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados