MÓVILES EN VIVO

Por la noticia: cinco periodistas de televisión cuentan cómo cambió su trabajo el COVID-19

Noelia Etcheverry, Miguel Chagas, Iliana Da Silva, Magdalena Prado y Diego Piriz cuentan las medidas de precaución que toman para salir al aire

Noelia Etcheverry.
Noelia Etcheverry, la primera periodista en televisión uruguaya que salió al aire usando barbijo. Foto: Captura

Fue Noelia Etcheverry (Subrayado) la primera periodista de exteriores que apareció con un tapabocas en la televisión uruguaya. Desde entonces, todos los comunicadores y medios, tomando en cuenta las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública, aparecen con barbijo, guantes y sus micrófonos tienen nylon. Además, los canales les dieron a los periodistas alcohol en gel y desinfectante como medidas preventivas ante la amenaza del coronavirus.

“No me olvido más de ese día” dice Etcheverry que el viernes 13 de marzo hizo un móvil desde el aeropuerto de Carrasco luciendo un barbijo. “Si bien la Organización Mundial de la Salud no recomienda a las personas que no presentan síntomas, usar el tapabocas, como me tocó ir tantos días al aeropuerto, el canal decidió que empezáramos a usarlo porque la enfermedad puede ser asintomática, entonces puedo tener coronavirus”, agrega Etcheverry quien afirma que pensar en tener el virus y haber podido contagiar gente le pone la piel de gallina, “porque es muy grave y tenemos que ser muy responsables”, dice.

Foto: Fernando Ponzetto
Noelia Etcheverry. Foto: Fernando Ponzetto

Desde entonces, los comunicadores de televisión han salido al aire usando guantes, barbijo y nylon para los micrófonos, los cuales son desechados después de cada salida al aire.

Ese primer día, Etcheverry recuerda haber usado tres barbijos distintos, “porque cada vez que salíamos al aire nos poníamos un nuevo tapabocas, lo mismo que los guantes que después son descartados en una bolsa”.

Y esta pandemia, dice Etcheverry, ha hecho que los colegas se ayuden entre sí. “El otro día estaba en el aeropuerto, no encontraba el neccesaire donde tenía los tapabocas, e Iliana da Silva me prestó tapabocas para mí y para el camarógrafo. Nos cuidamos entre nosotros, eso se ha convertido en algo tan nuevo que en realidad ha sacado lo mejor de todos nosotros. Si bien siempre ha habido buena onda entre todos, ahora nos cuidamos más, y tenemos que ser responsables”, dice Etcheverry que agrega sentirse “orgullosa de haberme puesto el tapabocas ese día”, después los guantes y el nylon para el micrófono que también se descarta luego de un uso.

“Por supuesto que tenemos miedo, todos tenemos miedo, pero tratamos de tener las medidas de protección y cuidarnos más que nunca”, dice Etcheverry quien recuerda que ese primer día de usar tapabocas tuvo que entrevistar a una persona llegada de Roma. “En ese momento no le habían hecho controles, no estaba la declaración jurada y sí, uno estaba temeroso. Es difícil pararte a un metro de distancia, todavía cuesta incorporar todo eso, porque nosotros tenemos una cercanía con la gente que lo hacés sin querer”.

Luego de aquel móvil, le empezaron a llegar mensajes distintas autoridades del Canal para preguntarle si se sentía bien. “Me sentí expuesta pero estaba protegida, él estaba protegido y enseguida me fui a lavar las manos, pero no deja de ser una persona que llegaba de un país de riesgo y la persona, además, se fue por la puerta del aeropuerto tranquilamente porque no se habían anunciado medidas. Fue una situación de las que más miedo me dio, pero en seguida descarté todo, me lavé las manos y seguí trabajando”, cuenta Etcheverry.

Además, la joven conductora dice que se está alimentando mejor que antes. “Desde que pasó esto controlo más mi alimentación porque son muchas horas fuera de casa y uno come poco. Ahora siempre estoy con comida para hacer las colaciones porque tengo que tener las defensas mejor que nunca. Ese es otro de los cuidados que tomo. Tampoco estresarse mucho porque el estrés baja las defensas. Hacemos lo mejor que podemos para cuidarnos y uno no lo cuestiona porque es el trabajo que hacemos. Que los que se puedan quedar en casa, que se queden”, dice.

Diego Piriz, también periodista de exteriores en Subrayado dice que “existe el temor al contagio, siempre está latente. Si cae uno a la vuelta, ya sea periodista o camarógrafo, es probable que muchos nos veamos en esa misma situación. La labor de los comunicadores es imprescindible y tenemos que estar en los lugares donde la gente necesita informarse. No quita que tengamos el temor a que nos pueda pasar algo, pero lo afrontamos como algo que la gente necesita que estemos ahí”, dice.

Diego Píriz
Diego Píriz. Foto: Archivo

Miguel Chagas, periodista de Telemundo cuenta que para todos los periodistas de exteriores es algo nuevo el usar tapabocas, colocarse los guantes y ponerle una protección de nylon al micrófono cada vez que tienen que salir al aire. “Si bien veíamos en el mundo que las noticias hablaban del Covid-19, imaginar que la pandemia llegara a Uruguay, no sé si era impensado, pero al menos lejano. Y cuando nos enteramos que el virus estaba en el país inmediatamente surgieron las dudas sobre cómo podíamos realizar nuestra tarea en la calle.”, dice.

Los canales de televisión tomaron la misma medida: proteger a sus periodistas y camarógrafos, los que salen a la calle con alcohol en gel, tapabocas, guantes, nylon y desinfectantes. “Lo fundamental es la distancia, esa que a veces no existe para nosotros los periodistas porque uno se acerca a buscar un testimonio, o alguna declaración off the record, y ahora como que hay que tener una distancia”, dice Chagas que considera como algo importante también, evitar el estigma social.

Miguel Chagas en el móvil desde La Cruz de Carrasco
Miguel Chagas en el móvil desde La Cruz de Carrasco. Foto: Captura

“Me da la sensación por algunas personas que tienen el virus, que tienen culpa y muchos intentan esconderse porque se sienten discriminados y hay que evitar el estigma. Hay que mostrar que estamos todos en la misma bolsa, todos somos responsables para prevenir que se expanda el virus y todos lo podemos corregir; y si tuviste la mala suerte de haber contraído el virus, que no te estigmaticen. Tenés que buscar atención médica y adoptar medidas saludables”, agrega Chagas.

Chagas, quien se desempeña hace varios años cubriendo la crónica roja, hace tiempo que adoptó el descalzarse al llegar a su casa, y no tuvo que adaptarse a ese cambio que sucede puertas adentro de su casa. “Pero cuando llego al canal o a cualquier lado me lavo las manos. Y se suspendió la rueda de mate, antes entre los periodistas era común, estando tantas horas en la calle, compartir el mate. Me da la sensación que eso de no compartir más el mate se va a instalar. Esto nos hizo reflexionar que a través del mate se pueden contraer, además del Covid-19, otras enfermedades. A veces tiene que pasar algo así para que nos pongamos a reflexionar”, agrega.

Iliana da Silva, quien también hace exteriores para Telemundo cuenta que desde que se iniciaron las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública, “se extremaron las medidas de seguridad. Hay controles de temperatura, y a la hora de salir en los móviles extremamos los cuidados”. Igualmente no puede dejar de notar que es algo nuevo para todos, “un hábito que tenemos que adoptar a la rutina y sabemos que estamos en la trinchera, que tenemos riesgo, pero es la hora de estar y el objetivo de todo el equipo de Telemundo es informar. Es la hora de asumir nuestro rol con responsabilidad. En este momento es necesaria la información de calidad y es lo que estamos haciendo”, agrega.

Iliana Da Silva. Foto: Archivo El País
Iliana da Silva. Foto: Archivo

En cuanto al componente emocional de este tipo de circunstancias, Da Silva dice que las coberturas representan un desafío, una responsabilidad. “Las coberturas en el aeropuerto con la gente que había quedado varada por mucho tiempo con la incertidumbre de no saber cuándo regresar a casa, estar en ese momento y registrar el reencuentro con los familiares y tener un pie en tierra uruguaya obviamente que emociona y a mí como periodista que tengo muchos años trabajando en la calle es toda una responsabilidad, transmitir esa emoción y a veces las imágenes valen mucho más de lo que puedo aportar”, agrega.

Mientras, en su casa también toma precauciones, “los recaudos que tomamos todos y sugieren las autoridades” como lavarse las manos con frecuencia. “Y en mi caso que estoy de delivery de mi madre y sus vecinas, tomo recaudos que han ido avanzando a medida que avanzaba la pandemia. Sí, cambié la rutina y algunos hábitos”, señala.

Si bien su trabajo es informar, Da Silva prefiere elogiar a quienes considera los verdaderos héroes y heroínas de estos momentos. Para Da Silva, son los trabajadores de la salud, los médicos y científicos quienes merecen el reconocimiento, no los comunicadores. “Tomas Eloy Martínez dice que el periodismo no es un circo para exhibirse, sino que es una herramienta para hacer pensar, reflexionar y ese es el lugar que tenemos que ocupar hoy. El rol nuestro es visibilizar realidades, contar historias, llamar a la reflexión, ir a una olla popular y mostrar lo que allí sucede, porque esta pandemia ha dejado al descubierto una cantidad de fragilidades. Y los protagonistas son otros, no me coloco en ese lugar cuando se prende la luz y tengo un micrófono en la mano”, agrega.

Para Magdalena Prado, periodista de Telenoche, la llegada del coronavirus a nuestro país alteró por completo su vida. Además de mucho más trabajo y la adrenalina “de saber que estamos relatando un momento histórico y saber que la gente está ávida de conocimiento” por la enfermedad; en lo personal su vida cambió mucho.

Magdalena Prado
Magdalena Prado, periodista. Foto: Darwin Borrelli

“Me tuve que ir de casa porque mi madre tiene una enfermedad autoinmune, entonces como sabía que tenía que entrar y salir de casa y no podía dejar de trabajar, decidí mudarme a lo de mi novio, y eso me trastocó la rutina diaria”, señala Prado.

“Miedo no tengo”, dice Prado, quien también ha tenido que ir al aeropuerto en estos días por su trabajo. “Otro desafío son las conferencias de todos los días. Me tocó estar el sábado cubriendo la conferencia; estábamos volviendo ya cerca del canal cuando nos llamaron de prensa de presidencia para decirnos que volviéramos porque se había complicado un paciente. Y es ese desafío que está todo el mundo necesitando la información, queriendo saber desde las cifras a las medidas que se van a adoptar; si habrá cuarentena obligatoria o no. El desafío del día a día es llevar esa información a la gente en su casa”, agrega.

Como si el tapabocas, guantes y alcohol en gel no fueran suficientes cambios, Prado cuenta que tenía la costumbre, como todos los uruguayos de saludar a la gente con un beso o dando la mano, cosas que ya no puede hacer desde hace unos cuantos días. Además desde hace un par de semanas usa ropa manga larga e intenta estar lejos a la hora de entrevistar, para sumar precauciones de contagio. “Tenemos muchas más precauciones de las que teníamos antes. Nos damos cuenta de la libertad que teníamos antes desde que llegó el coronavirus”, dice Prado.

Diálogo fluido

Los periodistas también valoran la actitud que ha adoptado el gobierno frente a la pandemia. Coinciden en el contacto fluido, el dialogo permanente y la transparencia a la hora de anunciar las cifras de infectados y las medidas a tomar.

“Me he llevado una sorpresa grande porque por lo general las autoridades dicen que va a haber un contacto fluido, no van a ocultar nada y que van a ser transparentes, y nunca lo hacen; y estas autoridades lo han hecho. Han brindado toda la información, no han tenido reparos en atender el teléfono y han sido muy transparentes”, dice Chagas.

Luis Lacalle Pou, este jueves en conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Darwin Borrelli
Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Darwin Borrelli

Prado coincide con Chagas. Dice que “el gobierno está trabajando bien. La comunicación es constante, no es alarmista es informativa, están tomando medidas paulatinas y desde la oposición le dan la derecha a lo que se está haciendo; también me parece muy bien la reunión entre el gobierno y el Frente Amplio para conocer la postura de la oposición también”, señala la informativista de Telenoche.

Etcheverry dice: “Admiro el lugar en el que tiene que estar porque asumieron un gobierno con coronavirus. Todos los días se toman medidas y si nosotros tenemos que aprender todos los días, ellos tienen que tomar medidas, ver cómo seguir resolviendo la situación. Hay mucha gente desempleada, gente que perdió el trabajo y es un momento que nunca se vivió antes en el país. Comunicacionalmente es bueno que haya una cara del gobierno que todos los días le hable a la población, marque los cuidados y los canales oficiales para informarse. Me parece bárbaro el trabajo que está haciendo, más allá de entrar en detalles de lo que dice uno u otro, con algunas contradicciones. Me pareció maravillosa la entereza con la que entró Álvaro Delgado para anunciar al primer fallecido. Dijo no quiero que se enteren por otro lado, volvió de una conferencia para anunciar el fallecido que además los tocaba muy de cerca, porque había que hacerlo. Eso es un acierto y es lo que hay que hacer, todos los días dar la cara, comunicar a la población, porque la gente quiere saber y necesita saber más que nunca cómo tiene que manejarse”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados