Entrevista

Nancy Pazos: "Uruguay no puede dar cátedra sobre seguridad"

De vacaciones en La Barra de Punta del Este, la periodista argentina sufrió del robo en su casa y se enfrentó por las redes al intendente fernandino Enrique Antía. 

Nancy Pazos
Fotos: Nahuel Marichal. 

La periodista Nancy Pazos llegó de viajar por Cancún y Nueva York y alquiló una casa en la zona de La Barra para pasar unos días soñados junto a sus hijos y su novio Ignacio Iparraguirre. Jamás imaginó que en esas dos semanas iba a sufrir un episodio de inseguridad en su propia casa, dejar olvidadas sus tarjetas y documentos en un comercio (que luego le devolvieron) y pasar largas horas en el sanatorio Cantegrill por complicaciones de salud de dos de sus hijos.

Nancy comienza el relato sobre sus peripecias en Punta del Este tomando mate dulce en el fondo de la casa que le robaron días atrás. "¿Ves? Ahí está la ventana por la que entraron, que está abierta siempre", señala como cosa de todos los días. Un ladrón ingresó por la ventana de la planta alta en plena luz del día y se llevó toda la plata que tenía para las vacaciones. "Fue una locura. No suelo andar con tanto dinero pero había hecho un acuerdo para pagar en efectivo la casa y yo venía de un viaje en el que había reventado las tarjetas", explica.

La periodista calcula que el momento del robo fue cuando ella se encontraba participando de un evento social, mientras en su hogar se disputaba un campeonato de playstation entre sus hijos y amigos. Detalla que a la planta alta se puede ingresar por la ventana del fondo sin que nadie de la planta baja lo note porque están muy divididas y es lo que cree que ocurrió. La alerta tuvo lugar al día siguiente. Un amigo de sus hijos que se alojaba en la casa advirtió que le faltaba el dinero en la billetera. Luego revisó un compartimiento aparte, donde guardaba dólares para un caso de emergencia, y este efectivo tampoco estaba. Nancy improvisó un careo entre todos los amigos presentes para saber si se trataba de una broma, cuando de repente se le encendió la lamparita. Corrió hacia el cajón de la mesa de luz donde guardaba su dinero y estaba completamente vacío. "Tuve cero cuidado, metí la plata en un cajón así nomás. Era el lugar más obvio", lamenta.

Nancy hizo la denuncia y recibió a la policía científica que se quedó en la casa hasta las tres de la mañana. Le comentaron que se trataba de un robo de características extrañas: el ladrón no dejó nada revuelto y no había evidencia que denotara que hubiera escapado a las corridas. No se llevó el nuevo Iphone que estaba al lado de la mesada, ni la computadora, que hubiese permitido rastrearlo a través de GPS. Tampoco se llevó las billeteras, sino que sacó la plata y dejó los documentos en su lugar. Todo ordenado. "Fue un ladrón respetuoso Dentro de todo agradezco que se hayan llevado solamente el dinero", dice Nancy medio en broma y medio en serio.

Polémica.

El trago amargo en materia de inseguridad hizo que Pazos saliera del intendente de Maldonado, Enrique Antía, que había asegurado en el portal Infobae que "los argentinos eligen Punta del Este porque se sienten seguros". Nancy no la dejó pasar. "Ni estaría siendo el caso intendente. Acaban de desvalijarme en Punta del Este en pleno centro de La Barra y a plena luz del día", arremetió en la red social.

Sin quedar conforme con ese dardo, la periodista vuelve a atender al dirigente nacionalista fiel a su ácido estilo. "No soy quién para opinar porque no soy uruguaya, pero los uruguayos también opinan de Argentina así que yo también me meto", anticipa al ser consultada sobre el tema. "Le tengo que explicar algunas cosas a ese señor que no conozco", comienza en referencia a Antía. Y enseguida se dirige directamente a él: "Señor intendente: un poco más de respeto. Es cierto que Argentina tiene problemas de inseguridad pero no hay diferencia entre las dos orillas. No puede hacerse la corte de que los argentinos vienen a Punta del Este por seguridad. Se viene por una cuestión de status, para mostrarse, o porque es divino y no tienen nada que envidiarle a las mejores playas del mundo. Pero en el tema de seguridad, por lo que dicen los propios uruguayos, en los últimos años no pueden dar cátedra. Más vale callarse la boca, dejarlo pasar y decir qué lástima".

Nancy Pazos
Nancy Pazos y su novio Ignacio Iparraguirre. Foto: Nahuel Marichal. 

El robo no fue lo peor que sufrió Nancy Pazos en Punta del Este. La periodista especializada en batallas discursivas tuvo que lidiar con inconvenientes de salud de dos de sus hijos. Tonio, su hijo menor que padece hipoacusia unilateral, sufrió otitis justo en el oído que escucha bien, por lo que la mamá tuvo que recurrir preocupada al sanatorio Cantegrill en dos oportunidades. Por si fuera poco, su hijo Nicanor padeció anginas, y Nancy tuvo que volver al sanatorio en busca de antibióticos. "Así que el Cantegrill lo conocí bastante", bromea, con el alivio de que ambos quebrantos de salud fueron superados.

Mirada farandulera.

Nancy no solamente es fanática de Punta del Este, sino que asegura que "ama" Uruguay y que se siente "cercana" a la idiosincrasia de este país. "Tienen otros principios, otros valores que yo admiro. Tienen otra manera de percibir al otro. Hay temas como el uso de la marihuana y el aborto donde ya no se discute. En Argentina estamos totalmente atrasados", compara. Y agrega una diferencia que dice ve reflejada en la pantalla de televisión: "En Uruguay hay una cuestión de respeto muy importante. Hay límites que no se pasan. Yo sé que el uruguayo consume televisión argentina, y quizás no consume la mejor. Pero acá no se hace. Se pueden ver programas de chimentos o pasatistas de la televisión argentina pero si ponés a un conductor uruguayo a que traspase ciertos límites, la comunidad no lo acepta. Eso no es porque sean más pacatos sino porque cuidan límites que no hay que romper".

En 2016, Nancy debutó en Los Ángeles de la Mañana, un programa de actualidad que en poco tiempo se convirtió en uno de "chimentos", pero ella hace una salvedad: "Yo creo que Ángel De Brito vino a cambiar el estilo de periodismo de espectáculos que en su momento marcó Jorge Rial, que pasaba todos los límites. Yo he visto a De Brito saber cosas personales y no jugar con eso. Hay un poco más de respeto".

Sin embargo, puntualiza que "el programa viró en una dinámica interna en un nivel de violencia explícita que lo terminó marcando". Y continúa: "Se cruzaron límites que en un espacio que yo hubiera conducido, no hubiera dejado". Pero es cosa del pasado. Nancy fue separada del programa en diciembre y no continuará estelarizando los encendidos debates en la mañana de El Trece, que en Uruguay retransmitía Teledoce.

Nancy Pazos
Nancy Pazos

—¿Vos nunca sentiste que pasaste un límite o te arrepentiste de haber dicho algo?

—No, para nada. Me fui de Los Ángeles de la Mañana habiendo demostrado que podía mantener mis códigos sin sacarme. Hubo situaciones en las que eran todos en mi contra. Yo molestaba mucho a mis compañeras; no fui una carmelita descalza, pero siempre discutí desde un nivel.

—¿Qué es lo que más te distancia de Yanina Latorre, con quien discutías más?

—Su postura ante la vida. Es la antítesis del modelo de mujer que yo pretendo para la sociedad. Ella atrasa. Yo nunca tuve el apellido de otro, siempre tuve el mío. Yo ni sé cuál es el apellido de ella. Decidió ser botinera, que es dejar tu lugar en el mundo para ir atrás de un tipo que por unos años va a facturar muy bien. Y sobre la infidelidad, tener que aguantar hasta el escarnio público para poder seguir yendo a Miami y no tener que dividir los departamentos, no me parece bien. Obviamente que una infidelidad se puede perdonar en un matrimonio de tantos años pero Yanina lo atravesó desde lo mediático diciendo "acá no pasó nada".

—¿Te dolió que resolvieran separarte del programa?

—Me cayó mal. Yo percibí que hubo una falta de respeto en cómo se me comunicó y en cómo se me trató después. Si vos corrés a alguien de un programa, algún tipo de explicación le tenés que dar. Me hubieran dicho que precisaban reducir costos y yo era una de las que más ganaba o querían homogeneizar el panel o hacerlo más light o lo que sea. Yo le escribí a Ángel cuando me enteré y él me respondió que después íbamos a hablar pero no hablamos nunca más. No quedó todo mal con él, pero mi condición humana me hubiese hecho actuar de una manera diferente. Lo tomo como una etapa superada.

Mirada política.

Pese a que en 2017 su figura haya estado asociada a los ponzoñosos debates televisivos y a su participación en Showmatch, Nancy Pazos ha hecho carrera en el periodismo político y advierte que tiempo atrás tuvo mayor exposición en ese rubro que el que tiene hoy como parte de la farándula. "Para mi generación, yo era la estrellita del momento en el periodismo", afirma.

—¿Dirías que Argentina está mejor o peor que cuando Cristina Fernández terminó su mandato?

—Me cuesta decirlo. En lo fáctico no estamos mejor. Muchos de mis amigos perdieron el trabajo. Mi vieja no llega a fin de mes. Para los de abajo la situación no está mejor. Muchos están convencidos que todo lo que se está haciendo es para en algún momento estar mejor pero los instrumentos que están utilizando no son los mejores y ni siquiera se discuten. No se discuten porque no hay presión. Macri está convencido que haciendo las cosas como las está haciendo va a volver a ganar en 2019. Eso al margen de todo lo que fue el kirchnerismo que fue patético para el país porque significó la destrucción de una alternativa progresista en serio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)